Sin el peronismo, el Concejo Deliberante sesionó en el Pasaje

El bloque del Frente de Todos dejó sus sillas vacías como forma de protesta ante la falta de tratamiento de sus proyectos. Afirman que existe una “parálisis institucional”. Por su parte, el oficialismo avanzó en su agenda: explicitó su intención de que se retomen las clases de forma presencial en la ciudad

Las sesiones del Concejo Deliberante, fundamentalmente las realizadas durante la pandemia, suelen durar entre 5 y 8 horas. Pero hoy, la número 11 de este año, apenas tardó 40 minutos. ¿La razón? La ausencia de debate a causa del faltazo del principal bloque opositor, el Frente de Todos, que dejó sus sillas vacías como forma de protesta ante lo que consideran una “parálisis institucional” del cuerpo.

La reunión celebrada en el Pasaje Dardo Rocha pudo llevarse a cabo de todas formas a pesar de la ausencia del peronismo, debido a que Juntos por el Cambio cuenta con 13 bancas y a pesar que hoy no estaba en el recinto Darío Musto, bastó con la presencia del unibloque de Gastón Crespo para asegurar el quórum necesario de la mitad más uno y poder sesionar.

Los concejales y concejalas del Frente de Todos llegaron sobre el final de la sesión para realizar una conferencia de prensa en la puerta de Pasaje, en la que denunciaron la falta de tratamiento de sus proyectos, que se acumulan en las comisiones sin llegar siquiera al recinto para que en última instancia sean rechazados o aprobados.

“En el Concejo Deliberante por decisión de la Presidencia ante la orden del intendente Julio Garro, el trabajo y el diálogo es nulo. Las comisiones de trabajo no se reúnen periódicamente y los proyectos presentados por nuestro bloque no se han tratado, llegando a tener más de doscientos proyectos sin resolver”, afirmaron a través de un comunicado de prensa.

Como ejemplos claros, pusieron dos: por un lado la Comisión de Hacienda que preside Carla Fernández, que tuvo dos reuniones pero “sin dar tratamiento a nuestros requerimientos en lo referente a la rendición de cuentas”; y por otro lado la Comisión de Legislación, que preside Nelson Marino, por la cual pasan la mayoría de los proyectos antes de llegar al recinto, que apenas se reunió en dos ocasiones y desde el peronismo afirman que “bloquea el funcionamiento del Concejo Deliberante”.

“Queremos decirle al Intendente Garro que acá está el bloque unido, que no toleramos más el atropello permanente. Hay expedientes del año 2018 sin tratar, ni siquiera tienen el coraje y la valentía de decirnos que no”, afirmó el edil Norberto Gómez en la rueda de prensa.

En tanto, la concejala Victoria Tolosa Paz remarcó: “Hay una parálisis institucional grave. Ellos han decidido que el Concejo Deliberante sea una cáscara vacía sin contenido. Nosotros venimos dando la discusión y luego los expedientes que tienen que tratarse en las comisiones no tienen tratamiento. Hoy revisábamos, más de 500 proyectos hay en Legislación”.

 “Hay pedidos de informes que no son contestados nunca, respecto a partidas presupuestarias, a la situación de las salitas, a lo que está pasando en los bares que no se controla nada”, destacó por su parte la concejala Yanina Lamberti.

Además, compararon la cantidad de proyectos presentados hoy por el peronismo (70 expedientes) contra los apenas 6 presentados por el oficialismo para graficar la diferencia en términos de iniciativa.

Los contagios y la virtualidad

“También queremos exponer nuestro repudio a la imposibilidad de sesionar y trabajar en comisiones de manera mixta, es decir remota y presencial, tal como lo hacen otros órganos legislativos de nuestro país”, agrega el comunicado del Frente de Todos, aludiendo al pedido de sesionar de forma virtual –aunque sea parcialmente– para evitar mayor exposición al contagio de Covid-19 y para permitir que incluso ediles que se encuentran aislados puedan participar igual.

De hecho, mencionaron que la concejala Ana Herrán está esperando el resultado de los análisis clínicos al haber presentado síntomas, por lo que tampoco iba a asistir a la sesión. Su caso se suma al de Cristian Vander, quien todavía no tiene el alta clínica por lo que tampoco iba a estar presente, al igual que el mencionado Musto. Cabe recordar que además la presidenta del Concejo Ileana Cid y el vicepresidente Javier Mor Roig también contrajeron el virus, aunque en su caso ya fueron dados de alta.

Juntos por el Cambio siguió con su agenda

La bancada de Juntos por el Cambio emitió también un comunicado en el que expresan su “disconformidad con la medida que resulta inexplicable frente a semejante contexto. Como funcionarios debemos asumir esta tarea con  responsabilidad. Por eso les pedimos, por favor, que la próxima sesión vengan a trabajar ya que es lo que corresponde”.

En ese marco, durante la sesión continuaron con su agenda, buscando instalar el tema educación dentro del recinto. En ese sentido, ingresaron un pedido de informes que de aprobarse será dirigido a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense para conocer la cantidad de alumnos y alumnas platenses de los diferentes niveles educativos que se encuentran sin acceso al sistema educativo a través de plataformas o clases virtuales, detallando en cada caso, las zonas y edades.

Asimismo pidieron saber cuál es la plataforma utilizada para garantizar el acceso al sistema educativo, y los materiales pedagógicos y didácticos. La iniciativa fue girada a las comisiones de Cultura y Legislación, según lo acordado en Labor Legislativa.

Si bien es apenas un pedido de informes, la intención va más allá: la idea es impulsar el debate sobre la vuelta a la presencialidad de las clases en la ciudad. Otro capítulo del tire y afloje entre la Provincia y el Municipio sobre la posibilidad de abrir o no mayores actividades.

Al respecto, el concejal Mor Roig explicitó: “hay una necesidad imperiosa de pensar una alternativa de presencialidad en los centros educativos que es única e insustituible (…) No podemos escondernos, tenemos que aprender a convivir con la pandemia, evaluar alternativas y posibilidades para que los chicos no pierdan clases”.

Por último, también ingresó un proyecto del edil Gastón Crespo, que pide un análisis del agua ante el aumento de quejas de los vecinos de distintas zonas de la ciudad (particularmente en Los Hornos) por los severos trastornos digestivos por el consumo de agua supuestamente potable. La iniciativa se giró a las comisiones de Medio Ambiente y Legislación, según lo acordado en Labor Legislativa.

Comentarios

- Advertisement -