La Municipalidad prepara nuevas arremetidas contra feriantes y vendedores ambulantes

La Secretaría de Seguridad realizó operativos en el centro de la ciudad para advertir que comenzará a aplicar multas o arrestos a partir de la semana que viene. Les exigen que vayan al predio ferial de Altos de San Lorenzo, donde les piden un cánon que no pueden pagar. “Los pobres de la ciudad estamos todos en la misma”, expresó una feriante

La gestión del intendente Julio Garro volvió esta semana a mostrar políticas hostiles hacia la venta callejera, llevando a cabo operativos en el centro de la ciudad para notificar a feriantes que a partir de la semana que viene la Municipalidad comenzará a aplicar multas o arrestos a quienes estén trabajando de forma precaria en la vía pública.

Las notificaciones fueron realizadas por la Subsecretaria de Control Ciudadano, que ahora está a cargo de Néstor Pulichino tras la salida de Virginia Pérez Cattáneo, quien el año pasado fue la principal figura de la intendencia en la persecución hacia la comunidad senegalesa, accionar que fue denunciado ante organismos internacionales por ser considerado como “racista y xenófobo”. 

Ahora, esta subsecretaría quedó bajo el ala del Secretario de Seguridad Darío Ganduglia, y las notificaciones realizadas esta semana llevan su sello y el del Secretario de Producción Rogelio Blesa.

En concreto, la Municipalidad volvió a exigirle a las y los feriantes del centro de la ciudad que se inscriban en el Registro de Puesteros y vayan a trabajar al predio ferial ubicado en Altos de San Lorenzo, entre las calles 79 a 80 y 134 a 136, denominado “Paseo de Compras 80”.

La amenaza es concreta: si no lo hacen en los próximos cinco días hábiles se les aplicarán las multas que figuran en el Código de Faltas municipal, que pueden llegar hasta $266.500 o incluso podrían ser penados con un arresto de hasta 30 días.

Cabe recordar que la Municipalidad ya había hecho este ofrecimiento a los feriantes hace dos años, en particular a la comunidad senegalesa, llegando a decirles incluso que durante un tiempo podrían poner puestos de forma gratuita en ese predio. Sin embargo, integrantes de la mencionada comunidad desmintieron a los pocos días esta información, certificando que para poder trabajar ahí debían abonar un canon que era inalcanzable. 

“Cuando fuimos un grupo de manteras a la feria de 80 nos dijeron que teníamos que pagar un dinero a partir de 40 mil pesos para arriba. Pero los manteros de la calle no tenemos dinero suficiente para poder ingresar a esa feria. Ahora nos amenazan diciendo que a partir del miércoles sale el operativo, que van a meter multas o cárcel a quienes se encuentren vendiendo en la vía pública. Queremos ver cuál es la propuesta de la municipalidad este año, a ver si es lo mismo de siempre, porque los pobres de la ciudad estamos todos en la misma”, afirmó  a Pulso Noticias una feriante que prefirió no dar a conocer su nombre por temor a represalias.

Cabe recordar que la ciudad tiene, según la última información del INDEC disponible (correspondiente al tercer trimestre de 2020), un 7% de desocupación y que la población ocupada en la región se redujo en 46.000 personas comparada con el año anterior. Todo esto teniendo en cuenta que la pandemia no permite dimensionar estadísticamente la profundidad del problema del empleo, por la imposibilidad de muchas personas de salir a buscar trabajo.

En este marco, las ferias autogestionadas de ropa usada, o las mantas en las calles del centro y en las principales plazas de la ciudad -que venden desde verduras y frutas hasta artesanías o productos adquiridos a bajo costo en Capital Federal- funcionan como una salida laboral precaria que permite a cientos de familias subsistir en medio de la crisis.

Los operativos realizados esta semana por la Municipalidad adelantan una solución conflictiva y represiva al complejo problema de la falta de trabajo y la precariedad laboral. En reiteradas oportunidades las y los feriantes han remarcado que necesitan otro tipo de políticas más accesibles ya que la posibilidad de poder trabajar en el Paseo de Compras 80 les resulta hasta el momento inalcanzable.

Comentarios

- Advertisement -