La Plata: el mercado de trabajo sigue mostrando signos de crisis

Según los datos del Indec, la tasa de empleo se encuentra 5,6 puntos más abajo que en el mismo período de 2019. Además, la población ocupada en la región se redujo en 46.000 personas comparada con el año pasado

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió ayer los datos del Mercado de Trabajo correspondientes al tercer trimestre de 2020, período que coincide con la segunda etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), que comenzó el 20 de marzo.

Al igual que las estadísticas que arrojó el segundo trimestre, se sigue observando el efecto de la pandemia y las medidas adoptadas en función de ésta sobre el mercado de trabajo. En lo referente al Gran La Plata, si bien se observa una mejoría con respecto a los tres meses anteriores, la comparación en torno al año pasado evidencia todavía una situación compleja.

En la región se puede observar que la tasa de empleo, que se calcula como porcentaje entre la población ocupada y la población total de referencia, se encuentra 5,6 puntos por debajo que en el mismo período del año pasado: pasó de 45,4% en 2019 a 35,4% en 2020. De todas formas, en relación al trimestre anterior hubo una suba de 4,4 puntos porcentuales.

A su vez, la población económicamente activa sigue en un nivel bajo comparado al año pasado: en el tercer trimestre de 2019 alcanzaba las 439.000 personas, mientras que en el mismo período de este año llega a 384.000. Es decir, hay 55.000 personas menos dentro de este indicador.

El otro segmento que muestra la profundidad de la crisis es la continuidad de la caída de la población ocupada: pasó de 403.000 personas en 2019 a 357.000 en 2020. Sin embargo, esta caída no refleja un incremento directo en la desocupación en términos estadísticos: ya que no implica que esas personas que no estuvieron ocupadas en este período hayan estado activamente buscando empleo (por la imposibilidad de hacerlo en el marco del ASPO) y lo que mide el Indec cuando habla de personas desocupadas son a aquellas que estuvieron buscando trabajo.

Del análisis del INDEC se desprende que entre el segundo y el tercer trimestre de 2020, los indicadores de tasa de empleo, de población ocupada y de población económicamente activa muestran mejoras, aunque sin alcanzar los porcentajes del año pasado.

Desocupación de 7%

En este marco, con la complejidad de la pandemia y del parate de la actividad económica que implicó el ASPO, la desocupación medida por el INDEC alcanzó en el Gran La Plata un 7% durante el tercer trimestre de este año (2 puntos y medio menos que el segundo trimestre), mientras que el año pasado se encontraba en 8,4%.

Pero como se señalaba, hay puestos de trabajo que directamente desaparecieron –como el caso de sectores cuentapropistas u otros del mercado de trabajo informal– y no necesariamente entran en la estadística como desempleo.

En total hay en la región 27.000 personas desocupadas, mientras que las subocupadas –aquellas que están en condiciones de trabajar más horas pero por causas involuntarias no pueden hacerlo– son 38.000 personas (9,8% de la población).

Cabe señalar que la caída de la actividad económica en la ciudad no es nueva. Ya lleva dos años según los datos publicados en junio -correspondientes al primer trimestre de este año- por el Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial de la Facultad de Ciencias Económicas (UNLP).

Ese informe del equipo universitario señalaba que “el comercio, la construcción, la administración pública y la industria manufacturera son las ramas de actividad que mayor aporte hacen a la caída: entre todas suman casi la mitad de lo que cae en total la actividad económica de La Plata”. Todo esto, antes del comienzo de la primera etapa de la pandemia, donde la economía se paralizó más aún.

Comentarios

- Advertisement -