Justicia por Omar Cigarán: “Tengo bronca e impotencia”

Así lo afirmó la mamá del joven asesinado por el policía bonaerense Diego Walter Flores hace siete años en Barrio Hipódromo, luego de conocer la resolución de la Suprema Corte de la Provincia

“Tengo bronca e impotencia porque no solamente pasa con la causa con Omar sino que sigue pasando en todas las causas de todos los pibes y pibas asesinadas por la maldita policía, siempre quedan libres e impunes”, manifestó Sandra Gómez a Pulso Noticias, luego de conocer la notificación de la Suprema Corte bonaerense.

Los jueces Eduardo Pettigiani, Hilda Kogan, Eduardo De Lazzari, Sergio Torres y Daniel Soria rechazaron por improcedente el recurso de queja presentado por el colectivo de Abogadxs Populares La Ciega, quienes patrocinan a la familia de Omar.

Omar Cigarán tenía 17 años cuando el 15 de febrero de 2013, a pocas cuadras de su casa, exactamente en 122 y 43, el policía bonaerense Diego Walter Flores lo ejecutó de un tiro en el pecho. Con el repetido argumento de que “Omar estaba robando” se creyó impune, disparó y lo mató. La causa abandonada por la fiscal Ana Medina, llegó a juicio por la fuerza de la familia y organizaciones sociales que acompañaron la lucha por justicia.

En marzo de 2017 se llevó a cabo el juicio encabezado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 4 de La Plata quien absolvió al policía Flores por considerar el hecho como “en legítima defensa de tercero” con dos votos a favor (Emir Caputo Tártara y Juan Carlos Bruni), y uno condenatorio del presidente del Tribunal Germán Alegre.

A pesar de las múltiples irregularidades de la causa, como por ejemplo, no dar explicación de por qué le encontraron un arma a Omar –cinco horas después del hecho- en la morgue judicial y no así en el lugar donde fue asesinado. O bien, las declaraciones contradictorias de los testigos del hecho. Y muchas otras dan cuenta, según afirman desde el Colectivo contra el Gatillo Fácil La Plata que “la justicia penal demuestra que para los pobres no hay justicia, solo balas e impunidad”.

La familia apeló la resolución de primera instancia, y en febrero de 2018 la Sala V del Tribunal de Casación Penal, con los votos de los jueces Martín Ordoqui y Jorge Celesia, confirmó el fallo absolutorio de Flores dictado por el TOC 4 en 2017.

Desde el Colectivo Contra el Gatillo Fácil junto a la familia de Omar repudiaron este último fallo: “Los jueces rechazaron por improcedente nuestro recurso de queja ya que según los cortesanos nuestra presentación ante Casación se había hecho fuera de término, una cuestión técnica que no tiene en cuenta la gravedad del caso en cuestión, donde se investiga la responsabilidad de un policía al asesinar a un joven en episodio de gatillo fácil”, remarcaron.

Y resaltaron: “Con este nuevo fallo nos queda claro que tanto para los fiscales de instrucción como para los jueces de tribunal oral, los de Casación y los de la Suprema Corte es legítimo para un policía tirar a matar a una persona para evitar el robo de una moto”.

En estos tiempos de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) se expusó la cantidad de casos de gatillo fácil cometidos en los barrios populares, principalmente de la Provincia de Buenos Aires. Según aseguró la Comisión Provincia por la Memoria, cada 18 horas, agentes de las fuerzas de seguridad matan a un joven pobre.

Un caso reciente de gatillo fácil demuestra que los policías con sus armas en el cinturón son capaces de matar dos veces o más si lo consideran necesario. La represión es una política de Estado. El pasado 22 de mayo en Berazategui, el policía Federal Germán Bentos mató por la espalda a Alan Maidana. A las pocas semanas, se conoce que Bentos ya había asesinado a otro joven.

 “Aunque Omar no haya tenido justicia en estos siete años por el poder judicial, la justicia la seguiremos buscando en la calle, en la lucha popular, y esto no termina acá. El 26 de agosto vamos a marchar por Omar y todos los pibes asesinados por la maldita policía”, expresó Sandra Gómez.

Desde el Colectivo Contra el Gatillo Fácil convocan a movilizarse en La Plata -con todos los cuidados sanitarios- contra el gatillo fácil y la represión estatal: “saldremos a la calle con todos los cuidados que impone la crisis sanitaria para denunciar con contundencia la escalada represiva del gobierno de Alberto Fernández a nivel nacional y de Axel Kicillof y su ministro Sergio Berni en provincia que han utilizado la pandemia del COVID 19 para descargar el aparato represivo sobre los trabajadores, los jóvenes pobres y las disidencias”.

Comentarios

- Advertisement -