Con los salarios por el piso, cooperativas municipales anunciaron movilización

Sus ingresos están por debajo de los $6.000 mensuales y afirman que “la situación se ha puesto insostenible”. Además reclaman más puestos de trabajo ante el crecimiento de la desocupación en la ciudad. El lunes marcharán al Municipio

Por David Barresi

Con una inflación anual que, según indican todas las consultoras económicas, terminará por encima del 40%, los trabajadores y trabajadoras de las cooperativas municipales obtuvieron en lo que va del año apenas un 19% de incremento salarial. Su sueldo no supera los $6.000, y afirman que “la situación se ha puesto insostenible”.

Se trata de quienes realizan las tareas de barrido, limpieza o zanjeo en las calles de la ciudad, cortan el pasto en las plazas, integran cooperativas de herrería que realizan trabajos para establecimientos públicos, o llevan a cabo el reciclado de residuos. Esta mañana protagonizaron una conferencia de prensa para anunciar que el lunes por la mañana realizarán un paro y movilización a la Municipalidad en reclamo de aumento salarial, un bono de fin de año y el incremento de los puestos laborales.

“El último aumento fue en julio, pero de un 3% en dos cuotas”, explicó a Pulso Noticias Gabriel Nielsen, uno de los cooperativistas que trabaja la herrería Agustín Tosco y forma parte del Frente de Organizaciones en Lucha, quién remarcó: “Estamos muy lejos de la inflación, y además estos aumentos se dieron sobre un sueldo que ya de por sí era muy bajo, de alrededor de 5.000 pesos. Estamos casi bajo la línea de indigencia”.

De hecho, según el Indec, una familia tipo necesitó en septiembre reunir ingresos por $9.059,51 para superar la línea de la indigencia. A su vez, los datos oficiales muestran que en la ciudad la pobreza alcanzó en el segundo trimestre del año el 28,1% mientras que la desocupación en el mismo período trepó al 9,5% y la subocupación se mantuvo en 10,2%. En total, la cantidad de personas con problemas de empleo asciende a 76 mil.

Estos datos no pasan desapercibidos para las organizaciones sociales que nuclean a los cooperativistas y que tienen un profundo trabajo social en los barrios de la región. “A raíz de la crisis se nos suman un montón de compañeros. Las asambleas están creciendo en los barrios, en los comedores, copas de leche, la gente está buscando trabajo y comida básicamente”, afirmó Nielsen.

El otorgamiento de trabajos de obras de refacción en las escuelas de la ciudad fue durante todo el año uno de los temas principales de conflicto entre el Municipio y las organizaciones, que afirman que se vieron restringidos en comparación con el 2017 a pesar de que ahora la demanda laboral es mayor. En el caso de la herrería, Nielsen aseguró que están en la misma situación, la comuna no les otorga trabajos de obra pública que están en condiciones de hacer (como la confección de cestos de basura y otro tipo de obras que en otros momentos realizaron).

Este lunes se espera una presencia masiva de cooperativistas frente a la sede municipal de calle 12, y mientras la Intendencia se encuentra diagramando el presupuesto 2019 esperan que sus reclamos de “salarios dignos” sean tenidos en cuenta en el diseño del mismo. Por lo pronto, y ante la falta de respuestas, “solo nos queda la medida de fuerza, nos empujan a eso”, afirmaron.

Comentarios

- Advertisement -