El Servicio Penitenciario Bonaerense mató con balas de plomo a un detenido

Se trata del joven Federico Rey de 30 años que se encontraba en la Unidad Nº 23 de Florencio Varela. El Servicio Penitenciario Bonaerense había dicho que la muerte fue producto de una pelea interna, sin embargo, la autopsia indicó que fue asesinado por “proyectiles de arma de fuego”

La semana comenzó con medidas de fuerza en diferentes unidades penitenciarias de la provincia de Buenos Aires debido a las condiciones sanitarias en las que se encuentran y el reclamo hacia la Justicia para agilizar el pedido de morigeraciones ante la expansión del coronavirus.

Tal como había informado este medio, el primer informe de la Policía Científica de Florencio Varela señaló que el joven fallecido dentro de la Unidad Nº 23 de esa misma localidad tenía al menos ocho orificios de balas de goma. Ahora se suma, según confirmó la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), el resultado de la autopsia realizada que indica que Federico Rey fue asesinado por agentes penitenciarios con balas de plomo.

En ese sentido, la CPM aseguró a través de un comunicado de prensa que “la muerte de Federico, producto de disparos con balas de plomo en el marco de la violenta represión penitenciaria, muestra la continuidad de prácticas de la dictadura que persisten en la institución y exigen su reforma estructural, democratización y desmilitarización”.

Y agrega: “La brutalidad penitenciaria y el nulo respeto a la vida y los derechos de las personas detenidas demostrados en la gestión de los conflictos requieren la inmediata desafectación y exoneración de las autoridades de la Unidad, del Complejo Penitenciario y de quienes participaron del hecho”.

Cabe mencionar que el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) ese mismo día había anunciado que la muerte del joven detenido había sido producto de una pelea entre internos, donde había recibido una herida punzante. La autopsia realizada en la morgue judicial de Lomas de Zamora desmiente dicha versión, ya que asegura que no tenía ninguna herida de objeto cortopunzante.

“La muerte de la víctima se produjo por la acción de proyectiles de arma de fuego, que por sus características se corresponderían a una escopeta o similar. Provocando una lesión encéfalica y una hemorragia interna a nivel toraco abdominal que le ocasionan la muerte”, dice la autopsia a la cual tuvo acceso Pulso Noticias. Las balas encontradas en su cuerpo están siendo analizadas por el Laboratorio Balístico de esa morgue judicial.

La investigación la lleva adelante la titular de la UFI N° 9, Roxana Giménez, el ayudante fiscal Cristian Granados, bajo la firma del juez de garantías Marcelo Villagra, y se suman dos nuevos fiscales por orden de la fiscalía general de Quilmes.

La situación dentro de las cárceles del país se agrava. Este viernes se conoció la protesta de los internos del penal de Devoto con las mismas exigencias de morigeraciones y mejores condiciones de vida en tiempos de pandemia mundial y de la crisis humanitaria que se vive en los lugares de encierro.

Ver más:

Comentarios

- Advertisement -