Comenzó el juicio a Lucas Grippo por tres hechos de violencia

Fotos: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Esta mañana empezó el proceso judicial contra la ex pareja de Melina Cruz por tres hechos de violencia de género que ella denunció en 2016. “Espero que el juez pueda disponer alguna medida que me de la tranquilidad de poder caminar tranquila por la calle”, señaló la joven

Esta mañana comenzó el juicio a Lucas Grippo, acusado de tres hechos de violencia de género ocurridos en 2016 contra su ex pareja Melina Cruz, quien desde hace siete años viene viviendo lo que ella describe como un “calvario”.

La joven brindó una conferencia de prensa hace poco menos de diez días en la que relató su preocupación por la reciente liberación de su agresor y pidió la intervención del Procurador General Julio Conte Grand en el caso. Ya lleva realizadas 13 denuncias contra Grippo, y hoy recién se inició el primer juicio por algunas de las agresiones que sufrió.

“Primero quiero que se revea el caso. Hay tres hechos en los que Grippo está imputado y por los que estuvo detenido, quiero se haga justicia por mí y por mi hija, ella no puede hablar, por eso estoy yo acá, por ella”, señaló Cruz a Pulso Noticias antes de entrar a los tribunales.

No sólo la acompañaban hoy organizaciones feministas y familiares de víctimas de femicidio como la mamá de Claudia Salgán, si no también la madre de su ex pareja. “Quiero que se haga justicia de una vez por todas porque mi agresor está suelto y corremos peligro, como lo corrimos siempre, a pesar de que ellos quieran dar vuelta la causa, estoy esperando que se haga algo con respecto a esto”, remarcó Cruz.

En la audiencia celebrada hoy, ella fue la primera en declarar y su relato fue extenso. Los hechos que denuncia ocurrieron el 22 de mayo, el 23 de mayo y el 5 de julio de 2016, y se trata de amenazas telefónicas, el intento de arrebatarle a la hija que tienen en común (Pilar) y un intento de atropellarla con el auto.

“No la estamos pasando bien, me estoy refugiando en un lugar que no puedo decir cuál es. La situación esta no da para más. Espero que el juez tome cartas en el asunto y pueda disponer alguna medida que me de la tranquilidad y la paz de saber que voy a poder caminar tranquila por la calle”, había expresado antes de entrar.

Además, remarcó que su búsqueda de justicia va más allá de su propio caso. “Yo soy una sobreviviente de violencia de género y puedo estar hablando. Pero también quiero que se haga justicia por las que ya no están”, afirmó.

Cuando se describe como sobreviviente, Cruz hace referencia al hecho más grave que denunció, el “intento de femicidio” que dio lugar a que Grippo hoy esté llevando una tobillera, por la medida perimetral que pidió la jueza de familia Graciela Barcos.

Por esa situación Grippo estuvo detenido más de 60 días, hasta que el Juez de Garantías Carlos Crispo cambió la carátula a lesiones leves, modificando la caratulación que le había dado la fiscal Cecilia Corfield al hecho, que era “tentativa de femicidio”. Esa causa está aún en etapa de instrucción.

Comentarios