Garro se comprometió ante los productores a apoyar los verdurazos

Fotos: Nicolás Braicovich

El Intendente pasó por la feria que se realizó hoy en Plaza Moreno y se encontró con los reclamos del sector. Acordó impulsar una reunión para la semana que viene con el Secretario de Producción Rogelio Blesa, y permitir la realización de este tipo de actividades semanalmente

Por David Barresi

En apenas 20 minutos los productores frutihortícolas que hoy instalaron una feria en Plaza Moreno, vendieron más de 1500 kilos de verduras en bolsones que costaban apenas $100. Tuvieron que traer más mercadería debido al centenar de personas que había haciendo cola para adquirir los productos. Un verdadero éxito que habla de las necesidades de los ciudadanos ante la difícil situación económica y de las abismales diferencias entre el precio de los alimentos en los comercios y lo que realmente cobran quienes los producen.

La actividad, además de permitirles a los productores generar un espacio en el que puedan comerciar mano a mano con los consumidores, también tenía la función visibilizar una serie de reclamos que tiene el sector y que se vienen expresando desde hace varios meses en las calles.

Por esta razón, ni bien el Intendente Julio Garro pisó la plaza junto al Secretario de Producción Rogelio Blesa, los productores se acercaron a plantearle las demandas. El jefe comunal fue invitado a participar de la radio abierta que realizaban los integrantes de Radio Estación Sur en el marco del evento, y desde allí dialogó con representantes de las organizaciones presentes.

El pedido principal fue la autorización para realizar verdurazos todas las semanas en la plaza central de la ciudad, permitiendo así un canal de venta directa y efectiva para los productores, que además vienen realizando este tipo de ferias en otros puntos de la región. “No tengo ningún inconveniente, jamás me opondría a aque ayudemos a quienes más les hace falta”, respondió Garro enseguida, sellando el compromiso público.

“Creo que sería bueno que nos planteemos algo itinerante, que pueda ir por los barrios, aquellos donde sabemos que hay necesidades importantes. Los convoco a que juntos más allá de la plaza, podamos ir a cada rincón de la ciudad”, afirmó el Intendente.

Los productores reclamaron además avanzar en ordenanzas que puedan beneficiar al sector, que incluyan en su elaboración el aporte del INTA, el SENASA y la Universidad Nacional de La Plata, y demandaron también “ordenar territorialmente la zona periurbana”.

En La Plata se encuentra uno de los cordones frutihortícolas más grandes del país, que reúne a entre 5.000 y 9.000 productores familiares que alimentan a alrededor de 14 millones de personas. Sin embargo, desarrollan su labor en condiciones totalmente precarias. Un informe de la Defensoría del Pueblo de la Provincia afirma que uno de los “factores determinantes” en esa situación es la falta de políticas de Estado que les permitan acceder a la tierra (entre el 80% y 85% de estas familias accede al territorio mediante onerosos contratos de arrendamiento o mediería).

A su vez, los pequeños productores vienen denunciando el desmantelamiento sistemático de los programas de asesoramiento y asistencia (como los que provee la Secretaría de Agricultura Familiar, en la que hubo la semana pasada una serie de despidos), así como también la eliminación del monotributo social agropecuario y la ausencia de políticas públicas que les permitan enfrentar el aumento sostenido de las tarifas de los servicios y de los precios de los insumos.

Ante estas demandas, Garro respondió con un segundo compromiso: generar una reunión la semana que viene entre representantes del sector y Blesa, para avanzar en cada uno de los reclamos. “Los convoco para la semana para ver de qué manera junto con los concejales empezamos a trabajar en las ordenanzas que hacen falta, en una mesa de trabajo. Sin lugar a dudas la zona productiva de nuestra ciudad es el motor de este municipio. Emplean más de 30 mil familias, producimos más del 60% del tomate para toda la provincia, además del alcaucil, flores frutas, y muchas cosas más”, señaló el jefe comunal.

A su vez, remarcó que “la zona de producción frutihorticola tuvo un crecimiento exponencial y muy bueno, pero muchas veces sin la regulación que se necesita”. En esa línea, manifestó la necesidad de “rever de qué manera las tierras se ponen en alquiler, rever qué es lo que se puede techar y qué no (en referencia a los invernaderos), tomando conciencia de que esta es una ciudad que se inundó. Y llevar tanto al gobierno municipal, provincial y nacional a esta zona, instalar una oficina y desde ese lugar puedan ir todos los productores a conseguir las posibilidades, trazabilidad, que sean parte del registro de productores, de un sistema que genere previsibilidades, y que muchos productores tengan la posibilidad de conseguir un crédito que muchas veces no pueden porque no tienen las herramientas para ser parte del sistema y la verdad es que se terminan perjudicando”.