Productores platenses piden audiencia con Etchevehere

Integrantes de la agricultura familiar de la región le solicitaron al Ejecutivo nacional una reunión “urgente” para avanzar en soluciones a sus problemas

Pago de alquileres exorbitantes, maquinaria impagable, impuestos desmesurados, tarifas por las nubes, precios decaídos de sus mercaderías, entre otros temas, son algunos de los problemas que vienen atravesando los productores de la agricultura familiar del Gran La Plata.

Desde hace tiempo que los pequeños productores vienen pidiendo soluciones al gobierno nacional y al provincial para poder acabar con problemas neurálgicos que las distintas administraciones han obviado por conveniencias políticas circunstanciales sin ir al meollo del asunto.

Conscientes de una realidad que los agobia y los ahorca financieramente, productores de la agricultura familiar de la región le solicitaron una reunión con carácter de “urgencia” al ministro de Agricultura de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, para pedir, entre otras cosas, la reactivación del Monotributo Social Agropecuario; la implementación de medidas que beneficien al sector; la reglamentación de la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar aprobada en el 2014 y la reincorporación de las trabajadoras y los trabajadores despedidos de las dependencias estatales.

Roberto Solano, referente de la Asociación de Medieros y Afines (ASOMA), afirmó que la política oficial “no garantiza las condiciones mínimas para seguir produciendo. Nuestro sector se extingue, se empobrecen los pueblos del interior y se apagan los territorios rurales. La tierra y la producción se extranjerizan y concentran y los consumidores pagan cada día alimentos más caros”.

En ese sentido, el dirigente rural aseveró que la actual administración “continúa con el desmantelamiento gubernamental de los últimos años” y denunció el congelamiento del Monotributo Social Agropecuario: “Nos quitaron la posibilidad de ser reconocidos como sujetos que invierten, producen y comercializan. Nos quitaron el derecho a la obra social y la jubilación”.

“La única respuesta que recibimos por parte del gobierno es el ajuste y el desmantelamiento de las áreas estatales destinadas a nuestro sector. Lo que único que obtuvimos son despidos masivos en el Ministerio de Agroindustria reflejan el desinterés del Gobierno en la agricultura familiar, campesina e indígena y pone en riesgo la seguridad y la soberanía alimentaria del país”, subrayó Solano.

Comentarios

- Advertisement -