fbpx
27.7 C
La Plata
miércoles 28-02-2024

Justicia por Lucía Pérez: una sentencia, una marcha y nuevos pedidos

MÁS NOTICIAS

Se conoció la sentencia del segundo juicio por Lucía Pérez. Perpetua para Matías Farías y ocho años de prisión para Juan Pablo Offidani. La familia salió con el puño en alto, y expresó fuertes críticas a diferentes sectores

“Agradezco a todas las personas que siempre me acompañaron. Lo Logramos porque estamos juntas”, dijo Marta Montero la mamá de Lucía Pérez al salir de los Tribunales de Mar del Plata. Mientras que las primeras palabras de Guillermo, su papá, fueron: “Quedó bien en claro que son culpables”.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Mar del Plata, integrado por Roberto Falcone, Alexis Semaz y Gustavo Fissore dictaron la sentencia del segundo juicio por Lucía Pérez. La adolescente de 16 años que fue violada y asesinada el 8 octubre de 2016 en la ciudad balnearia. Afuera del palacio judicial cientos de personas acompañaron a la familia, y durante los siete minutos que duró la lectura del fallo quedaron en silencio: prisión perpetua para Matías Farías, por considerarlo “autor del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el suministro de estupefacientes en concurso real con femicidio”, y 8 años de cárcel para Juan Pablo Offidani, por “partícipe secundario” del mismo delito. Los gritos de festejo se hicieron oír como también el repudio a la segunda condena.

Hubo festejos afuera de los Tribunales de Mar del Plata. Foto: Pulso Noticias

Minutos después salieron de la sala de los Tribunales su mamá y su papá y se abrazaron con muchas mujeres que estaban allí presentes. Marta enseguida a viva voz dijo: “les puedo asegurar que con esta perpetua que conseguimos para Farías hoy todo cambió. Porque hasta ayer no sabíamos si hoy se iba a hacer o no esta audiencia. No sabíamos si esta sentencia se iba a dar”.

“Pero, ¿por qué cambió para nosotros?”, preguntó Marta. Y aseguró con su voz firme: “Porque ahora ningún narco, ningún dealer, le va a romper el culo a ninguna piba más como se lo hicieron a Lucía”.

La causa marcó un precedente tanto en las calles como en el terreno judicial. Lo primero que se conoció de la muerte de Lucía fue una declaración de la fiscal María Isabel Sánchez, a cargo de la investigación de ese momento que después fue desmentida, y la agente judicial apartada de la causa: Lucía fue “empalada”.

Eso generó la furia de la sociedad, y de todo el movimiento feminista que salió a las calles a repudiar semejante acto perverso. En paralelo, estaba desarrollándose el Encuentro (Pluri) Nacional de Mujeres en Rosario. Días después, el 19 de octubre de 2016 miles y miles de mujeres, lesbianas, gays, trans, travestis, convocaron al “Primer Paro feminista”, en repudio al femicidio de Lucía y todas las mujeres asesinadas. Se trató de una respuesta espontánea del movimiento feminista que viene organizándose y luchando desde hace decenas de décadas atrás.

“La mujer proletaria esclava del hombre, esclava del esclavo mismo, se halla hoy gracias a la civilización salvaje de que tanto alardean las clases cultas relegada a la categoría de un mueble que se arroja al montón de lo inservible, cuando nos cansamos de su uso; pero ella debe luchar a la par del hombre y reclamar imperiosamente sus derechos; ¡sí! la mujer”, dijo Virginia Bolten, una anarquista y periodista, en 1903.

Un jury político

Con respecto al ámbito judicial, la familia también avanza en marcar un precedente: llevó a un jury político a los jueces del primer juicio: Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale (quien logró jubilarse antes de ser condenado). Estos tres funcionarios judiciales emitieron un fallo totalmente conservador y misógino. 

Ahora esperan la fecha de inicio del juicio político por parte del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires. Los cargos por “negligencia, incumplimiento del cargo y parcialidad manifiesta”; ambos fueron suspendidos de sus funciones y se les retuvo el 40% de sus sueldos, pero no destituidos como lo exige la familia de Lucía.

“Lo que quisieron ocultar en el juicio anterior: que esto era un femicidio”, señaló Marta al finalizar el segundo juicio.

Una nueva sentencia, ¿y un beneficio con olor a poder?

Para la querella, Matías Farías y Juan Pablo Offidani tuvieron participación primaria en el femicidio de Lucía. Cada uno hizo su parte, que fueron esenciales para cometer el crimen. A Offidani le dieron ocho años de prisión y le hicieron una composición de penas con la anterior, y le quedó 15 años.

“Cuando hablamos de Farías, hablamos de Offidani”, expresó Marta. Y enfatizó: “La diferencia es que uno tiene el poder, pero los dos son culpables”. Durante los dos juicios mucho se ha hablado de este hombre, hijo de un escribano parte del poder local.

La marcha pasó por la Municipalidad de General Pueyrredon. Foto: Pulso Noticias

En el primer debate tuvo el patrocinio de Cristian Prada, exdirector General del programa “Control y Supervisión de los Servicios de Seguridad Privada”, de la Secretaría de Seguridad y Justicia municipal. Un hombre del exintendente Carlos Arroyo. También estaba el abogado Eduardo Toscano, a quien lo desvinculó rápidamente.

Luego estuvo representado por la Defensora Oficial María Laura Solari. Y durante el segundo juicio, llamativamente, asumió una nueva defensa: Cesar Sivo. Un abogado vinculado a un organismo de DDHH de Mar del Plata, como lo es la APDH, de donde fue apartado al conocerse su nuevo defendido. ¿Habrá aceptado por dinero o era una deuda a pagar? Muchas son las dudas sobre su participación en la causa.

En tanto, la mamá de Lucía insistió en que van a apelar el fallo luego de leer bien los argumentos sobre la pena a Offidani, “no tiene derecho a tener esa condena”, aseguró.

Más pruebas a seguir investigando

Durante el alegato de la querella, una de las abogadas, Verónica Heredia relató que se reconoció un tercer ADN en una de las colillas de cigarrillo levantadas en la escena del crimen, el cual fue descartado por el ADN de Farías y de Offidani.  De esta manera, solicitó al “Ministerio Público Fiscal -igual que el fiscal Leandro Arévalo- cumpla su promesa de investigar si estuvieron mas personas ese 8 de octubre de 2016”.

“También vamos a solicitar en función de lo que sucedió en este debate, que según la señora Sendra -enfermera jubilada acompañó documentación original en la cual se vio que había un certificado de defunción firmado por el doctor De la Colina en blanco, con fecha del 8 de octubre de 2016, solicitamos que se inicie una investigación por el posible delito de falso testimonio y de falsificación de documentos públicos”, señaló la letrada Heredia durante el alegato.

Pablo De lo Colina era, en ese momento, el subsecretario de salud de la municipalidad. Casualmente se hizo presente el 8 de octubre de 2016, en el Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio La Serena argumentando que, al no haber personal para cubrir la guardia, él mismo se iba a hacer cargo. La enferma Sendra declaró en el juicio y aseguró que no era habitual que el funcionario cubriera una guardia en esa sala. Más pruebas que dejan puertas abiertas para seguir conociendo los encubridores y falseadores del crimen de Lucía.

“Un funcionario público la recibió muerta. Si te llega una chica a una sala medica muerta, lo primero que haces es llamar a su familia”, dijo Marta. “Tres horas tardaron en avisarnos a nosotros, o sea, en esas tres horas ocultaron todas las pruebas que quisieron, hicieron que lo quisieron con el cuerpo de Lucía”, enfatizó su mamá al salir de los Tribunales.

Y agregó: “Es vergonzoso. Había un ADN más, nunca se investigó. Y el medico pagado por este mismo municipio, el mismo médico que fue a salvarle las papas a Offidani, él tenía el valor de comprar todas las voluntades que quiso”.

Disparo contra las “fake news”

“¿Vieron las fake news que están tan de moda?”, preguntó hironicamente Marta en la vereda de los Tribunales. “Algunos no sabemos ni qué diablos es eso. Yo ni sabía ni me importaba cuando escuchaba esa palabra. Pero esa palabra es eso: armar un discurso, venderlo, que la gente compre ese discurso, y que la gente crea que a Lucía no le pasó nada”, manifestó en un tono enojada.

Un análisis sobre la cobertura mediática del segundo juicio

En ese marco, criticó fuertemente la posición que discute el consentimiento de su hija con un “transa” que la captó al venderle marihuana, y después proveerle cocaína. “Fue Lucía con su consentimiento y les dijo ‘cójanme hasta matarme’. Eso nos quisieron hacer creer, eso es una perversión. Lucía era una criatura de 16 años, jamás hubiese dado un consentimiento”, continuó Marta.

Las consignas también quedaron escritas en las calles marplatenses. Foto: Pulso Noticias

Para finalizar, luego de una larga marcha por el centro de “La Feliz” (no tan feliz para las familias luchadoras) agradeció a las madres y padres de otras víctimas de femicidas por acompañarlos. Y desde el centro del monumento, a metros de la Municipalidad, les dijo que van a seguir luchando por justicia real para Lucía, y para todas las muertas. 

Más conocida como “Tefa”, nació en Mar del Plata en 1989. Trabajadora de prensa, periodista y Licenciada en Comunicación Social (egresada de la UNLP). Buscadora de la aguja en el pajar: le apasiona el periodismo de investigación. Trabajó en prensa institucional, en diversos medios privados de La Plata, y colaboró en medios alternativos como ANRed. Actualmente escribe notas vinculadas a los derechos humanos, política y cada tanto entrevista a personajes de diversos territorios. También integra el área audiovisual, En Foco, como productora periodística. Siempre redactando con las gafas violetas puestas. Desde 2018 forma parte de la cooperativa Pulso Noticias, donde aprendió a vender publicidad, gestionar pautas y hasta armar un gran escritorio en madera.

spot_img
spot_img