Inminente desalojo en un predio denunciado por delitos de lesa humanidad

Se trata de la ex fabrica Fasacal, ubicada en Hernández, y donde actualmente funciona el vivero experimental “El Bosquesito”. Integrantes de la asociación civil ambiental denunciaron intimidación por parte de la Policía Bonaerense y la solicitud de desalojo para el lunes 28

Desde hace dos años el predio ubicado en 511 entre 25 y 26, de la ex fabrica de cal FASACAL, fue señalado por un vecino de la zona y sobreviviente de la última dictadura cívica militar como un centro de tortura y exterminio que funcionó entre 1974 y 1979. Así lo denunció ante el Juzgado Federal N° 3 de La Plata, a cargo de Ernesto Kreplak.

Durante décadas, esas hectáreas estuvieron abandonadas y por momentos se convertía en un basural a cielo abierto hasta que en 2011 un grupo de jóvenes decidió recuperar esas tierras para que sea un pulmón verde de la zona. Ya pasaron diez años, y han sido amedrentados en reiteradas ocasiones por parte de la familia Larran, miembros directivos de la ex FASACAL que funcionó entre la década del ´40 y los ´90.

Leé más: ¿Qué pasó en Fasacal?

Jorge Mario Larran (padre) fue gerente general de la calera en la época de la última dictadura cívico militar y además fue funcionario civil de la municipalidad de La Plata en esos mismos años. Su hijo, Germán Larran, es el actual Subsecretario de Gestión Ambiental de la ciudad, y fue quien denunció penalmente por usurpación a las activistas de El Bosquesito.

 

Germán Larran, actual Subsecretario de Gestión Ambiental de la Municipalidad de La Plata. Foto archivo Pulso Noticias

Hubo denuncias durante 2016 y 2017 en las cuales la justicia provincial falló a favor de la recuperación ambiental. Sin obtener resultados positivos en la justicia, en noviembre de 2018 –ya siendo funcionario municipal de la gestión de Garro- Germán Larran se apersonó en el lugar con una topadora acompañado de decenas de efectivos policiales para comenzar con el desalojo por su propia cuenta. Sin embargo, en pocos minutos se plantaron diversas organizaciones ambientales, culturales y los vecinos del lugar para defender el pulmón verde.

Leé más: “El Bosquesito”, guardianas de la tierra en el barrio Hernández

Disputa territorial: ¿tierra para vivir y producir o tierra para ocultar y vender?

El funcionario y su familia empresaria de La Plata insisten con desalojar a los activistas ambientales del lugar. Los integrantes del vivero experimental denunciaron que el miércoles 23 a las 16hs “se presentaron tres efectivos de las fuerzas represivas del estado en el predio del Bosquesito. Ingresando de manera ilegal, rompiendo una de las puertas de la casa cultural, tomando fotografías y filmando su interior. Se acercaron a las vías, hostigando a lxs vecinxs que están asentadxs ahi. Bajo la amenaza de ´entre mañana y pasado vuelan todos´”.

Según pudo conocer este medio, el abogado de la familia Larran, Hernan Pavia, presentó un reitero para que se efectivice el desalojo ordenado por el juez Héctor Iacomini, titular del Juzgado Civil y Comercial N° 21 de La Plata. El pedido lo realizan para que se lleve adelante el próximo lunes 28 a las 10 horas. Mientras que la respuesta del juez fue notificar a las dependencias policiales de la zona por lo cual se prevé un nuevo desalojo llevado adelante por la Policía Bonaerense.

Sin embargo, en paralelo, en los Tribunales Federales de La Plata tramita la denuncia por delitos de lesa humanidad cometidos en esa fábrica.

Tal como informó Pulso Noticias, el Juzgado Federal N° 3 de La Plata a cargo de Ernesto Kreplak solicitó la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para que investigue en el lugar. Sumado a ello, dictó una medida de no innovar en el predio, es decir, que no se modifique, ni altere el territorio sin autorización del juzgado para así preservar el lugar hasta que determinen si pueden llegar a existir restos humanos o no. Esa medida fue notificada al juez Iacomini, hoy encargado del desalojo.

Un mismo territorio, dos causas judiciales y un entramado de poder y ocultamiento para no llegar a la verdad. “Después de tantos años de conflicto en el territorio esto nos demuestra, que lo que parecía sólo ser intenciones de un negocio inmobiliario millonario para privatizar el barrio, pretende en verdad esconder las manos manchadas de sangre de la familia Larran, con la entera complicidad de la actual gestión de Garro”, afirmaron las integrantes de El Bosquesito.

Comentarios

- Advertisement -