Con algunos acuerdos, el sector verde acerca dos indecisos

El proyecto se mantendrá sin modificaciones, para evitar que tenga que regresar a Diputados. Pero el Poder Ejecutivo aceptó al menos un cambio en la reglamentación para lograr los votos necesarios

A las 16 comenzó el histórico debate en el Senado sobre la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Se trata del proyecto que logró la media sanción en la Cámara de Diputados el 11 de diciembre último, con 131 votos a favor, y que tendrá definición en la madrugada o la mañana del miércoles 30, cuando termine la extensa lista de oradores y oradoras.

El escenario para la votación es sumamente parejo. Según la información a la que logró acceder Pulso Noticias, que se encuentra realizando una cobertura especial desde el Congreso Nacional, hasta el momento habría 36 votos a favor, 32 en contra, 2 indecisos, y dos ausentes (Carlos Menem, quien se encuentra internado, y José Alperovich, en uso de licencia tras ser acusado por abuso sexual).

El panorama mejoró en las últimas horas ya que hubo dos senadoras y un senador que estaban en la lista de indecisos pero se definieron a favor de la iniciativa por la Interrupción Legal del Embarazo. En tanto los otros dos senadores que figuran aun en el bloque de indecisos, Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Edgardo Kueider (Frente de Todos), podrían acercarse al sector verde a partir de un acuerdo promovido por el oficialismo.

Según se informó, el Poder Ejecutivo acordó realizar una modificación en torno a una de las causales para poder realizarse un aborto después de la semana 14: la causal salud, referida a cuando se encuentra en riesgo “la salud integral” de la persona gestante.

Precisamente, Weretilnek había calificado ese concepto como “demasiado amplio”. El compromiso del ejecutivo no será quitar la causal, si no sacar la palabra “integral” a la hora de promulgar la ley. Se trataría de un veto parcial, un punto medio para llegar a un acuerdo con este senador y también con Kueider, aunque su voto podría terminar siendo una abstención.

Según explicó la senadora Norma Durango (Frente de Todos), se trata de “una observación parcial en los art. 4, inciso b y en el art. 16 (respecto del inc 2 del art 86), de la palabra ‘integral’. En el proyecto de ley enviado x el PEN se incorpora una pequeña modificación del texto del artículo 86 vigente que establece en sus incisos 1 y 2 las causales de no punibilidad del aborto, para adecuarlos en su redacción de 1921 a los estándares normativos y jurisprudenciales. Con ese fin se incluyó la palabra ‘integral’ luego de ‘salud'”.

“Pero dadas las inquietudes que ha generado esa actualización propuesta en la redacción del inciso 2 del art. 86 así como la correspondiente redacción del inciso b del art. 4 del proyecto, hemos promovido, en consulta con el Poder Ejecutivo Nacional, que al momento de la promulgación se observe parcialmente el proyecto de ley en caso de ser sancionado, a fin de dar claridad al objetivo de la propuesta: mantener las causales de ILE vigentes desde 1921 para que sigan como hasta hoy y para ello vetar parcialmente la palabra ‘integral’ en el inciso 2 del art. 86 y el inciso b) del art. 4°. Esto es un compromiso que asumimos”, afirmó la legisladora.

Larraburu confirmó su voto a favor

La senadora Silvina García Larraburu (Frente de Todos) confirmó hace instantes su voto a favor del proyecto en el momento en que dio su alocución en el marco del debate en el Senado. Se trata de una de las legisladoras que hasta pocos días figuraba en la lista de indecisas, ya que en 2018 había votado en contra, pero que con el correr de los días ya había dejado trascender su acompañamiento.

Larraburu comenzó su alocución contando la historia de Marina, “quien quedó embarazada y quedó paralizada por el miedo, sin comprensión ni amor, y ante un Estado que solo la condenaba”. Por otro lado mencionó que a las mujeres siempre le han exigido más: “fuimos víctimas de un sistema creado para y por hombres: es el patriarcado”, aseveró.

Mencionó que con el proceso de deconstrucción tambalean las estructuras. “Estamos atravesando un cambio de paradigma y nada puede detener la historia”. Señaló que la propuesta del gobierno es integral, superadora, que dialoga con el proyecto de los 1000 días, que reconoce también el derecho de la mujer de decidir sobre su propia vida y permite abandonar la clandestinidad. Y luego volvió sobre la historia de Marina, “quien se salvó de milagro por tener sus ahorros, pero no es la suerte que corren otras mujeres”, expresó. Recordó su posición del 2018, y afirmó que en estos 2 años se dedicó a escuchar y abrió la cabeza.

Comentarios

- Advertisement -