IOMA vs. médicos: una papa caliente para el futuro gobernador

Imagen de archivo

La obra social bonaerense mandó una carta documento en la que intima a la Agremiación Médica Platense a brindar las prestaciones a sus afiliados de acuerdo lo establecido en el contrato que firmaron en 2017, y ahora se abren 60 días de negociación. Los profesionales de la salud vienen denunciando diversas irregularidades por parte del Instituto, y la continuidad del convenio no está asegurada

El conflicto entre la obra social IOMA y los médicos platenses no para de crecer. Ahora, el Instituto envió una carta documento a la Agremiación Médica Platense (AMP) intimando a que brinden efetivamente los servicios a los afiliados y avisando que hacen uso de una cláusula contractual que sostiene por 60 días las condiciones de atención y prestación de las consultas y prácticas de los beneficiarios hasta tanto se resuelva el problema.

En tanto, desde la AMP -que incluye a más de 4.500 médicos- convocaron a una asamblea para esta misma noche, en la que se intentará abordar la situación que atraviesa la entidad en relación al convenio con IOMA. Los profesionales médicos tienen una alta proporción de su actividad ligada al Instituto, dado la gran cantidad de afiliados que tiene la obra social bonaerense en la región.

Además, el conflicto también abarca a Ensenada y Berisso, ya que el convenio con IOMA también incluye a los profesionales que integran la Concertación de Entidades Médicas de la provincia de Buenos Aires (Cemibo), que nuclea a más de 7.000 médicos y atiende a unos 700.000 afiliados bonaerenses.

El mes pasado, farmacéuticos denunciaron que IOMA debe 400 millones de pesos con las farmacias. Por su parte, los médicos de la APM advirtieron por la demora en los pagos de honorarios y que la obra social sigue sin implementar el nuevo nomenclador, perjudicando tanto a profesionales como a afiliados.

Desde IOMA, le endilgan a los profesionales médicos que autorizaron el aumento de los bonos para los afiliados unilateralmente los primeros días de septiembre. Sin embargo, desde la APM justificaron que el convenio firmado con la obra social tiene cláusulas que permiten un incremento de los valores de los copagos.

De todo este cruce de acusaciones, surgió un conflicto que por el momento no tiene un final cercano. Ya hubo intercambio de cartas documento e intentos infructuosos de diálogo entre las parte,s que han llevado al punto de no tener en claro la continuidad o no del contrato.

La nueva decisión de IOMA es un preaviso, y por el lapso de 60 días hay una instancia de diálogo que no modifica la atención médica de los afiliados para prácticas y consultas. Pero es cierto, que el convenio con los profesionales de la APM y las otras entidades que integran el Cemibo está pendiendo de un hilo.

Teniendo en cuenta este período de dos meses de negociación que se abre, será ya la próxima gestión bonaerense a cargo de Axel Kicillof, quien determine el futuro del actual convenio. O que por el contrario, empiece a analizar alternativas.

Comentarios