Retoman las protestas en la Dirección de Políticas de Género municipal

Las trabajadoras del sector realizaron ayer una retención de tareas ante la falta de respuestas a los reclamos que vienen realizando en torno a la ausencia de recursos para la atención y los salarios por debajo de la línea de la pobreza. “Al Intendente Julio Garro no le interesa la situación de violencia de género de las mujeres”, señalaron

Después de haber realizado un paro total el pasado 1ro. de julio tras el cual fueron atendidas por autoridades del organismo, y habiendo esperado casi un mes para que se concretaran respuestas, las trabajadoras de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad (DPGyD) de la Municipalidad continúan sin obtener soluciones concretas a sus reclamos más urgentes. 

En ese marco ayer resolvieron realizar una asamblea y retención de tareas en su lugar de trabajo, acción que repetirán todos los lunes, por lo que la atención en el organismo se verá reducida esos días. A su vez, adelantaron que realizarán una jornada de visibilización y reclamo el próximo 26 de agosto.

“Al Intendente Julio Garro no le interesa la situación de violencia de género de las mujeres de la ciudad de La Plata”, dijeron a través de un comunicado de prensa, y recordaron que el pasado 10 de julio “se mantuvo una reunión con la subsecretaria de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad, Silvia Santillán y la Directora de políticas de género Lucia Ríos. En la misma se presentó nuevamente nuestro reclamo. Se nos dijo que el único que podía darnos una respuesta era el intendente Julio Garro. Hasta el día de la fecha no hemos obtenido respuesta alguna”.

El hecho de que el pasado 3 de mayo se anunciara la incorporación de Carolina Píparo al gabinete municipal, a cargo de la nueva Secretaría de Asistencia a las Víctimas y Políticas de Género, bajo la cual quedó la DPGyD, tampoco generó ningún cambio en las condiciones de trabajo y en los recursos con los que cuenta el área.

En ese sentido, remarcaron que “como trabajadoras que tenemos la tarea de la atención de personas que sufren violencia de género, estamos ante una situación de gravedad en los recursos ofrecidos” y relataron que existe una ausencia concreta “de recursos materiales y económicos. No hay trabajo para las mujeres, subsidios, cargas de sube, leche ni pañales”.

“Por otro lado, el salario que tenemos como trabajadoras se encuentra por debajo de la línea de pobreza. No existe la bonificación por la toxicidad de la tarea. Así mismo, continúa la precarización laboral con contratos que se renuevan cada tres meses y la desigualdad salarial entre trabajadoras que realizamos las mismas tareas”, remarcaron.

“Denunciamos públicamente el sistemático incumplimiento de acuerdos, la mentira constante y la falta de respuestas. Situación que muestra la desvalorización de nuestro trabajo como así también el desinterés por la situación que viven muchas mujeres”, aseguraron.

Comentarios

- Advertisement -