Crece la bronca en las escuelas ante la falta de calefacción

Fotos: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Se multiplican las protestas por los días de clase perdidos a causa de falta de gas y otros problemas edilicios. Denuncian que hay 120 colegios afectados. “Los recursos humanos en el Consejo Escolar no son suficientes: tienen cinco gasistas matriculados y dos calderistas para todo el distrito”, afirmaron desde UDOCBA

El fin de semana largo fue apenas una tregua para las protestas en las escuelas de la ciudad ante la falta de calefacción (y otros graves problemas edilicios), situación que afecta a decenas de establecimientos ocasionando la pérdida de días de clase, además del agravamiento de las condiciones de estudio y la salud de niños, niñas y del personal educativo.

Al igual que la semana pasada, este miércoles hubo “frazadazos” organizados por estudiantes, madres, padres y gremios de la educación en al menos cuatro establecimientos: la Escuela Técnica Nº7, que no cuenta con calefacción, tiene baños clausurados y en la última semana se cayó el cielo raso de un sector; la Escuela 12, que tampoco tiene gas; la Escuela Primaria 10, que continúa sin calefacción; y el Normal Nº3, que estuvo sin clases durante la semana pasada y todavía no tiene gas.

“Compramos estufas con la cooperadora pero el Consejo Escolar no habilita la conexión de gas”, señaló preocupada Fernanda Alessandro, madre y docente en la Escuela Primaria Nº10, a Radio Estación Sur esta mañana. Precisamente, ese organismo es uno de los que está en el ojo de la tormenta, debido a la extensa demora en dar respuestas a esta situación.

“Los recursos humanos en el Consejo Escolar no son suficientes. Son cinco gasistas matriculados para todo el distrito y dos calderistas”, explicó a Pulso Noticias Fabiana Berardi, secretaria general de la seccional platense de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA).

Protesta en la Escuela Técnica Nº7

Este sindicato junto al resto de los gremios educativos de la región realizó hoy una protesta en la Jefatura Regional, para continuar denunciando la situación, al igual que lo hicieron a fines de la semana pasada en las puertas del Consejo Escolar. “No tuvimos ninguna respuesta a todos los reclamos que se hicieron, a los pedidos de audiencia. Tampoco fuimos recibidos por la presidenta del Consejo Escolar, tal como lo había prometido, tampoco nos recibieron en la Jefatura de Distrito ni ahora en la Jefatura regional”, indicó.

El primer relevamiento que había dado a conocer el Bloque Sindical de Educación a mediados de junio había sido realizado sobre 48 escuelas de la región, y arrojaba que el 54% tenía problemas de calefacción. Ese fue el primer alerta, pero se quedaba corto: la semana pasada presentaron un nuevo relevamiento que indica que son 120 los establecimientos educativos afectados.

“El problema estructural es muy grande. Necesita de un plan de trabajo serio, planificado, y eso es lo que no estamos viendo. Eso venimos a denunciar. Estamos presentando una nota con la nómina de todos los establecimientos afectados”, remarcó la dirigente gremial.

Esta tarde también habrá una asamblea en el Instituto de Formación Docentes Nº9, edificio que tampoco tiene calefacción y donde también se realizó un frazadazo la semana pasada. A su vez, otro colegio afectado por la suspensión de clases fue el Normal Nº1, aunque tras las protestas de los últimos días se logró que avanzaran las reparaciones de las estufas durante el fin de semana largo.

De todas formas, Berardi aclaró: “en el Normal Nº1 estuvieron trabajando el fin de semana, pero no pueden garantizarnos que el trabajo quedó bien hecho, hay algunas estufas que todavía no han podido encender”.

“Hoy tenemos 20 escuelas que tienen las clases totalmente suspendidas o con suspensión parcial por el problema del gas”, remarcó la secretaria general de UDOCBA, y señaló que hay otras que además registran otros inconvenientes: “Tenemos también la Escuela Nº75 que no tiene clases por desbordes cloacales, lleva tres días de suspensión y todavía no la reparan”.

En torno a la posibilidad de tomar más medidas de fuerza tras el receso invernal, indicó: “Nos van a obligar a seguir profundizando las respuestas, hablar con nuestras conducciones provinciales a ver qué medidas tomamos en el distrito”.

Acerca del rol de la Intendencia ante la situación, la dirigente gremial explicó: “El Municipio incluso ha dicho que han destinado dinero para la emergencia sobre el gas, la verdad es que no lo vemos. Los números y la realidad arrojan cosas distintas”.

Comentarios