Otra incomprensible resolución judicial contra los ex-choferes de la Este

Un juez de garantías en carácter de subrogante resolvió en tiempo récord denegar los pedidos de habeas corpus, cambio de calificación y la excarcelación extraordinaria para los ex conductores de la línea local. Preocupación de las familias y sus ex compañeros. Mañana habrá una masiva manifestación reclamando la liberación

Por David Barresi

En este momento hay cuatro familias enteras junto a una multitud de amigos y ex compañeros de trabajo sufriendo por una incomprensible detención tras un conflicto gremial terminado de forma definitiva hace dos años. No se trata de familiares de una banda de narcotraficantes ni estafadores profesionales que cayeron en desgracia. Se trata, como señalaron con lágrimas en los ojos y extrema claridad en una conferencia de prensa brindada ayer, de simples choferes que pelearon contra despidos injustificados y por mejores condiciones de trabajo.

Sin embargo, a dos años de aquel conflicto que conmovió la región pero que ya empezaba a quedar en el olvido, y de manera totalmente sorpresiva, el miércoles pasado fueron detenidos Sebastián Mac Dougall, Emanuel Lazzaro, Pablo Varriano y Luciano Fiocchi. Cuatro ex conductores de la Línea Este que habían participado de aquellos reclamos, que no tienen ningún tipo de antecedentes penales, que jamás cometieron delito alguno, pero que resultaron apresados -al menos tres de ellos- como si fueran feroces delincuentes. De la misma manera, les agravaron inexplicablemente las condiciones de detención a dos de ellos mandándolos a varios kilómetros de sus familias: Avellaneda y Lomas de Zamora.

¿Qué motivó a la fiscal Virginia Bravo a seguir una causa sin notificar a la parte acusada, a cambiar la calificación del hecho y a pedir la detención cuatro trabajadores? Esta pregunta todavía no tiene respuesta, pero lo que remarcan los abogados defensores es que no es un dato aislado que el proceso se produjera un día antes de la masiva protesta contra los despidos y las políticas de ajuste convocada por gremios de la CGT, las CTA y movimientos sociales la semana pasada.

Más injusticia

Para agregar irregularidades al proceso, el Juzgado de Garantías Nº2 le denegó en tiempo récord hoy el habeas corpus junto al pedido de cambiar la calificación y ordenar su libertad que había pedido la defensa de los trabajadores. También fue denegado la presentación para obtener una excarcelación extraordinaria.

“Lo presentamos el día cinco, el viernes. El juez tiene para formar su convicción cinco días, que pueden ser contados a partir de que tome las medidas para formar ese convencimiento, entre las cuales están un informe ambiental, un informe de concepto, conocer personalmente a la persona que se le va a, de alguna manera, sentenciar a estar privado de su libertad. Nada de eso ocurrió, y en el término de dos o tres horas se denegó”, explicó a Pulso Noticias, Rolando Sbarna, uno de los abogados defensores.

Las resoluciones ni siquiera fueron firmadas por el juez Jorge Panisello, titular del mencionado juzgado, quien al momento de las presentaciones no se encontraba para abordarlas, si no por Pablo Raele (titular del Juzgado de Garantías Nº3) “quien ha firmado subrogando, con un criterio muy particular”.

“Los argumentos es que no encuentra la excepcionalidad para pedir una excarcelación extraordinaria”, indicó Sbarna, ante lo cual indicó que justamente lo excepcional del caso “es que estamos hablando de personas sin antecedentes, cuestión que no se consideró, con residencia fija, con dos años de proceso judicial sin haber sido notificados, y sin jamás haber cambiado de residencia”.

Además, hay otro factor: uno de los detenidos, Fiocchi, se entregó voluntariamente una vez que se fue notificado que existía una imputación. “No se puede hablar ni de peligro de fuga. Estas circunstancias no se han tratado, con lo cual no nos conforma el fallo, con lo cual vamos a apelar”, remarcó el letrado.

La animosidad de los funcionarios judiciales se plasma también en las condiciones de detención: cual si se tratara de una banda criminal los separaron en distintas dependencias, y a algunos los llevaron lejos dificultando la posibilidad de que sus familiares puedan verlos. De esta forma, a Varriano por estas horas lo estaban trasladando a la Unidad Penitenciaria Nº9, a Lazzaro lo tienen en la Comisaría 4ta de Berisso, a Fiocchi en la DDI de Lomas de Zamora, y McDougall en la DDI Avellaneda. Como si se tratara de una represalia, estos dos últimos fueron trasladados inmediatamente después de la conferencia de prensa brindada ayer.

“Nosotros entendemos que hay persecución. A nuestro entender son presos políticos, no se justifica ni la calificación ni la celeridad en rechazar un pedido de libertad, entendiendo el principio de inocencia y el principio de libertad en el proceso”, expresó Sbarna.

Tal como se había anunciado en la conferencia de prensa, si no prosperaban los recursos judiciales, mañana se realizaría una concentración en la puerta de los tribunales de 8 entre 56 y 57, como la primera medida de acción fuerte de reclamo. Con las novedades de hoy, esta convocatoria quedó confirmada y se espera una presencia masiva de familiares, organizaciones gremiales, de derechos humanos y políticas.


Comentarios

- Advertisement -