Tras los cortes, la Comuna recibirá el lunes a los cooperativistas

Vienen reclamando aumento salarial desde hace dos meses ya que continúan cobrando menos de $6.000. La Intendencia no les había dado respuestas ni tampoco los había recibido. Hoy cortaron cuatro accesos a la ciudad, y finalmente la gestión de Julio Garro accedió a darles una reunión para principios de la semana que viene

Cuatro accesos a la ciudad estuvieron cortados desde la mañana hasta alrededor de las 13 en el marco de una medida lleva a cabo por trabajadores y trabajadoras de las cooperativas municipales de barrido y zanjeo, que ante al falta de respuesta de la Comuna al pedido de aumento salarial, sumada a la negativa de generar aunque sea una negociación al respecto, optaron por impulsar una acción fuerte de visibilización del conflicto.

Finalmente, tras dos meses de ausencia de diálogo, la Municipalidad los convocó a una reunión para el próximo lunes a las 15, e inmediatamente los piquetes fueron levantados. La intención de los cooperativistas es conseguir un aumento salarial ya que actualmente sus sueldos están entre los $5.000 y los $5.800, habiendo tenido durante el año un incremento del 19%, mientras que la inflación supera el 45%.

A su vez, reclaman un bono de fin de año –tal como lo recibirán los estatales nacionales y bonaerenses– que les permita pasar en una mejor situación las fiestas de fin de año, teniendo en cuenta que el valor de la canasta navideña tuvo una suba de 53%. Además, exigen la apertura de más puestos de trabajo, dado que cada vez más personas se acercan a las asambleas barriales pidiendo trabajo a causa de la falta de empleo.

Los cortes de esta mañana se realizaron en 520 y Ruta 36, la bajada de la autopista La Plata-Buenos Aires (32 y 120), el distribuidor Pedro Benoit (Centenario y 520), y la avenida 44 y 220. “La pobreza y desocupación en la ciudad incrementa considerablemente y el gobierno de Cambiemos nos da la espalda a nuestros reclamos. Cobramos 5.700 pesos mensuales y no nos alcanza para sostener a nuestras familias en los barrios más postergados de La Plata”, habían afirmado en un comunicado.

“Se acercan las fiestas de fin de año y la bronca crece en los sectores más empobrecidos por las medidas de este gobierno”, manifestaron y expresaron que “básicamente nos empujan a que tomemos medidas cada vez más profundas para hacernos escuchar y obtener una respuesta concreta”.

Lo último que había dicho el Intendente Julio Garro públicamente sobre el pedido de aumento salarial de las cooperativas es que “el presupuesto del Municipio no es un presupuesto de goma, no lo puedo inventar, pero todo lo que podamos ayudar y acompañar, lo vamos a hacer”. La declaración no había sido bien recibida por los trabajadores, que esperaban el inicio de al menos una negociación. Ahora, la expectativa está puesta en el resultado de la reunión del lunes.

Comentarios