“Es el momento indicado para hacer escuchar nuestras voces”

La activista trans Valentina Pereyra dialogó con Pulso Noticias sobre la campaña para que se incluyan representantes de los colectivos trans y travestis en las listas para estas elecciones. “Estamos generando un poco de llamado de atención”, afirmó

Este sábado se cierra el plazo para la presentación de las candidaturas de cara a las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre. Desde diversos colectivos y referencias trans y travestis vienen impulsando la campaña #TransEnLasBancas, con la intención de ocupar espacios que les permitan hacer escuchar sus voces en primera persona.

Entre quienes buscan estar en esos lugares se encuentra la activista transfeminista Valentina Pereyra, referente de diversas luchas que se han desarrollado en la ciudad vinculadas a los derechos del colectivo LGTBIQ+ y de las trabajadoras sexuales, así como también contra los intentos del Municipio de establecer un nuevo código contravencional que -entre otras cosas- atenta contra el sector.

En diálogo con Pulso Noticias, se refirió a la necesidad de la presencia de trans y travestis en las listas, al debate dentro del Frente de Todos, a la situación del sector en el marco de la pandemia, a las políticas municipales de la gestión de Julio Garro, y también a los ejes principales que se deben abordar desde las políticas públicas. A continuación, la entrevista completa:

– Pulso Noticas (P.N.): ¿Por qué es importante la presencia de trans y travestis en las bancas?

Valentina Pereyra (V.P.): Es el momento indicado para hacer escuchar nuestras voces, exigiendo y empezando a hablar en voz propia. En este contexto de avanzada de reivindicación de derechos, de cupo laboral trans, de que estamos con un gobierno que apuesta a la inclusión, a la ampliación de derechos, también empezar a preguntarnos cómo trasladamos eso a la estructura del partido político.

Entendemos que es importante poder hablar en primera persona, más allá de que podamos haber conseguido alianzas, para poder trasladar nuestras demandas hacia lugares estratégicos. Por ahí en el caso de la Municipalidad de La Plata a nosotras nos cuesta bastante como travestis, trans, personas migrantes, trabajadoras sexuales, trabajadores de la economía popular, y más con esta gestión que tenemos.

P.N.: ¿Encontrás eco en el Frente de Todos a este pedido?

V.P.: Si, por suerte, particularmente yo vengo militando con Victoria Tolosa Paz hace bastante, es una de las partes de la unidad del peronismo tanto a nivel local como nacional. Entendemos que es una coalición de distintas fuerzas y hay veces que interpelar cuesta bastante, más cuando sos parte de la diversidad o de la disidencia o sos una mujer. Estas estructuras han sido hegemonizadas históricamente por masculinidades.

Pero creo que estamos generando un poco de llamado de atención, de interpelar esas estructuras porque nosotras también somos parte del Frente de Todes.

Igual la representatividad falta no solamente hablando de nuestro partido político si no para todos los lugares. Falta generar ese tipo de debates internos para ver qué espacios queremos construir. Si bien entendemos que hay procesos, también la sociedad tiene otras demandas que son reales y concretas en relación a una política más amplias en otros sectores. No solamente específicas con género y diversidad si no una política pública más amplia. Y el partido y los partidos deben darse esos debates para adentro.

P.N.: ¿Cuáles son las políticas principales para la comunidad trans y travesti que se deberían llevar en el Concejo Deliberante?

V.P.: Partimos de que en la agenda de Cambiemos básicamente las diversidades no somos prioridad para nada. Tenemos la Ley de Cupo Laboral Trans que no se cumple desde 2015, ya hace seis años que en la Provincia existe y ahora tenemos una ley nacional. Eso sería fundamental.

Y también el tema habitacional, no solamente para las travestis y trans, si no para todas las personas que están en situación de no poder resolver la situación habitacional, que es fundamental.

Y el acceso a la salud y las políticas públicas integrales para la comunidad LGBTIQ+; y también políticas para prevenir y erradicar la violencia.

P.N.: Vos venís formando parte de las protestas en rechazo al proyecto de Código de Convivencia. ¿Cómo ves la situación ahora, porque la Intendencia insiste con avanzar con la sanción de esta normativa?

V.P.: Nos cuesta mucho generar un canal de diálogo con el Municipio. Y en estos casos se ve. Volviendo a esto de trasladar nuestras demandas a ciertos lugares estratégicos de toma de decisiones, ya seas travesti o trans, o de lo sectores de trabajadores de la economía popular, en este tema se nos dificulta tener un canal de diálogo.

Se quiere volver a debatir algo sin nosotras, sin la parte damnificada. Es fundamental poder ocupar y estar en esos lugares para dar el debate desde adentro. Porque nunca pudimos generar un canal de diálogo para formar parte de ese debate sobre el Código, que habla de nosotras pero sin nosotras.

P.N.: ¿Cómo fueron atravesando la pandemia las trans y travestis en la ciudad?

V.P.: La situación de pandemia es bastante complicada para todo el mundo, pero particularmente para las personas que viven en la informalidad y no tienen un trabajo formal, aún más. Como decimos siempre: no es lo mismo pasar la pandemia con derechos que sin derechos.

Nosotras hemos tratado de asistir a las compañeras en todo lo que hemos podido, lo que estuvo a nuestro alcance, pero se nos ha dificultado muchísimo articular políticas públicas o asistencialistas de parte de Municipio. Al estar en la capital de la Provincia, sí hemos podido articular con organismos provinciales y nacionales.

P.N.: Más allá de las políticas específicas para las disidencias, a nivel general ¿cómo ves la gestión Municipal?

V.P.: Hay un montón de cuestiones en relación a la ciudadanía y a los barrios, sobre todo saliendo del casco urbano. En el caso de nosotras, que nos manejamos allá por Romero, por Los Hornos, saliendo de lo que es el casco porque tenemos un montón de compañeras por esos lados, todavía falta un montón de política pública real. Básicamente en lo referente a lo habitacional, a la situación de las calles, entre otras cuestiones.

Comentarios

- Advertisement -