“Los extraestatales”: entre la ficción disparatada y la realidad psicoanalítica

Reseña del libro del escritor platense José Retik. Un viaje de libertad por una ciudad de autómatas en conflicto político, la llegada de ovnis a trabajar en la administración pública de La Plata y un plan para quitarnos el afecto y el amor de nuestras mentes.

Por Ramiro Laterza

El mundo es loco pero también es injusto. Pensar el futuro en tono de brutal distopia, en lugar de una bella utopía, resulta ser más sencillo y con continuidad del presente. Los políticos, los gobiernos, los partidos políticos continúan perpetrándose a base de corrupción y poder, y la sociedad civil no termina de organizarse ni de mostrar fuertes lazos solidarios que provoquen un volantazo del sistema.

El autor de “Los Extraestatales”, José Retik, es un platense que conoce de pasillos estatales, burocracia, inconsciente, represión, tratamiento, tango, quilombo…

No es muy difícil imaginarse una ciudad de autómatas: seres robóticos donde lo normal es la frustración, el desgano. Se trata de “Ibidem”, el pueblo donde su única economía es el entretenimiento a través del “Parque de frustraciones” y del negocio de la muerte. Sin embargo, servicios estadounidenses meten la cola y proponen una “renovación”. Lucha de clases y de fuerzas sociales entre el equipo de la frustración y el desánimo, contra el existimo y la belleza. José Retik nos trae a un partido revolucionario, su brazo armado, una Triple A, pases a la clandestinidad, y también en versión actualizada de la historia, inserción de virus en las arcas enemigas y contrafuegos. Relatos literarios e históricos de un futuro distópico que reflejan una mente psicoanalítica, frustrada con posibles cambios positivos en la sociedad y utilización de armas en la escritura como el tecnicismo piscoanalítico, la historia de nuestro país, la acidez, lo bizarro, la crítica y la parodia.

“Los Extraestatales” de la editorial Borde Perdido, llegó en este año pandémico, con un diciembre repleto de funerales, sequías, fuegos, pobreza y rituales. Llegó para proponernos un viaje que de a ratos se esfuerza por ser bien lejano, bien disparatado, y de a ratos nos sacude a tierra para repensarnos como sociedad e individuos respecto al afecto, al poder, entre tantos conceptos.

De pronto un científico neurólogo francés del siglo XX que debe internar a su esposa por volverse neuro deficiente al entender que dentro del hijo de ambos vive Lucifer. Luego el francés viajará a Argentina, invitado por un colega, a estudiar la hipótesis de que “la pasión e irritabilidad en el Río de La Plata predispone a la lucha y a un falso sentimiento de heroísmo”.

Vamos al año 2026. Dos extraterrestres llegan a La Plata, comienzan a trabajar en la administración pública y comienza el plan “insensibilidad”: la idea de que a través de máquinas Acumuladoras se le extirpe las energías de afecto, empatía, amor a la población. De pronto, el funcionario de turno rinde homenaje en la oficina a 20 empleados que se suicidaron para que el resto pueda tener aumento salarial.

No se sabe si los extraterrestres, las computadores, la poderosa República China o Estados Unidos son los ideólogos de este maléfico plan. Pero alguien se llevaría toda la energía de los Acumuladores, que generó que a tanta falta de empatía y sensibilidad, la gente empiece a asesinarse entre sí, ingobernabilidad. Con toda esa violencia también la gente empieza a destruir los Acumuladores como Luditas y finalmente los extraterrestres se rajan del país. José Retik es autor de ensayos como “Araca Lacán” (2007, primera edición y segunda edición 2020), también “Diccionario de Psicopatologá Fantástica (2017), entre otros.

Pero años más tarde, en 2223, los SNOBS son los sobrevivientes a toda la destrucción de nuestra sociedad, son los “elegidos” y, en este caso, tienen una normalidad centrada en el “buen gusto”, la estética. En la ciudad “Darnos Aires”, las personas sin elegancia, son enviadas a las cárceles. Se trata de un “neofascismo lacaniano” según el autor, que egresó en Psicología, trabajó en el Hospital Romero, fundó la institución psicoanalítica Apertura La Plata, recorrió la docencia en su facultad, en Periodismo y en la UTN. También fue vicepresidente del Colegio de Psicólogos de La Plata y fundó el Centro de Jubilados de Vialidad.

En su libro, también aparecen los pikis, seres que se remontan al año 840, mudos, con lenguaje de señas que fueron creando de a poco, y así matemáticas, literatura, luego producción de drogas: los hongos alucinógenos como forma de dominación. En el futuro, los pikis también intentarán cambiar el mundo a través de revolucionarios, enfrentados a los pikitócratas: aparatos ideológicos, comités, cárcel, clandestinidad, huelga general y un nuevo género: la Payada de Citas, con mucha filosofía.

Finalmente la historia relatada por un Piki, de un hombre que inventó un dispositivo que accede al inconsciente de un artista y anticipa las futuras creaciones y las descarga en una computadora. Luego, prescindiendo del chip, usa una aplicación como Google Maps, que con solo conectarse con un último escrito de un autor, puede adelantar su próxima obra. “Mientras haya obra, el autor no puede morir”.

José Retik, quien también escribió una biografía de Pipo Cipolatti, me paseó por la historia, el subconsciente, la psicología y, por supuesto, adonde siempre es bueno volver: a la literatura.

Foto. Diana B. Hoffmann

Comentarios

- Advertisement -