El violento lobby de los pañuelos celestes en La Plata

Dos locales partidarios de izquierda fueron atacados con pintadas nazis y contra el derecho al aborto. Al mismo tiempo un polémico cura amigo del imputado sacerdote abusador Raúl Sidders convoca desde las redes a manifestarse a favor del pañuelo celeste

Mientras la Cámara de Diputados de la Nación se prepara para una nueva sesión histórica en la que se tratará el proyecto de Interrupción Legal del Embarazo, los sectores que se oponen a la concreción de este derecho siguen mostrando un accionar violento y fascista.

Este lunes por la noche fue atacado con pintadas nazis y destrucción del cartel identificatorio el local del Movimiento Socialista de los Trabajadores -organización que forma parte del Frente de Izquierda-Unidad- ubicado en la zona céntrica de La Plata.

“No es casual que días antes de una nueva votación en diputados por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y en medio de movilizaciones contra el Código Represivo del intendente Garro, en dónde los y las compañeros y compañeras del MST tienen, junto a muchas otras organizaciones populares, activa participación, se los intente amedrentar”, señalaron desde la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) a través de un comunicado.

A su vez, otro local de una organización de izquierda ubicado a 200 metros del anterior, también fue pintado esa misma noche, en este caso con consignas contra el aborto. Se trata del espacio La Comuna, del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS).

Desde la AEDD repudiaron ambos hechos y exigieron “que las autoridades provinciales y municipales esclarezcan de inmediato estos actos fascistas, que sean identificados y enjuiciados los culpables y además hacemos responsables a las mismas autoridades para que no se repitan”.

No es la primera vez que los sectores celestes se desempeñan con violencia en la ciudad. En 2018 una agrupación denominada “El Bebito” irrumpió a los gritos en la Escuela Media N°8 para impedir una clase de Educación Sexual Integral.  Y basta mirar el piso de Plaza Moreno, donde se encuentran pintados el pañuelo verde y a metros un dibujo del sector que se opone, pero sólo una de estas inscripciones fue atacada: la primera, obviamente.

Dime con quién andas…

En este contexto, un sacerdote de la región se transformó en uno de los principales agitadores de los pañuelos celestes para convocar al Congreso a intentar impedir la concreción del derecho al aborto. Se trata de Christian Viña, cura de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Cambaceres Ensenada.

Sus vínculos con el arzobispo emérito Héctor Aguer y con el cura imputado por abuso sexual Raúl Sidders, delatan su ideología y los valores que promueve. El primero fue el que lo nombró en 2012 como titular de la parroquia ensenadense, tras haber ingresado de grande al Seminario Mayor luego de su recorrido como periodista.

Además, participó del programa televisivo “Ave María Purísima”, que era conducido justamente por Sidders. Durante años compartió dicha emisión, la cual fue denunciada ante el INADI por dos referentas de los derechos humanos, Adelina Alaye y Marta Ungaro, por los dichos misóginos que allí se vertían y sus expresiones de “violencia mediática y simbólica”. También participaba en ese programa la médica Chinda Brandolino, caracterizada por ser “provida” y “antivacuna”.

Comentarios

- Advertisement -