“Llamamos a toda la sociedad a conmoverse con nuestras muertes”

Integrantes de la comunidad trans y travesti de la ciudad, junto a organizaciones sociales y políticas se movilizaron a Tribunales reclamando justicia por el travesticidio de Roberta Carbajal, ocurrido el sábado a la madrugada. Pedirán que se incorpore a la carátula de la causa el agravante “por odio a la identidad de género”

Este mediodía la comunidad trans y travesti de la ciudad volvió a ocupar las calles para reclamar por justicia y también por sus derechos. “El colectivo travesti y trans está en riesgo. Necesitamos la voluntad política de nuestros representantes para revertir esta situación”, afirmaron.

Los dos hermanos que asesinaron brutalmente a Roberta Carabajal el sábado a la madrugada ya se encuentran detenidos. Pero eso no alcanza. Quienes hoy se manifestaron buscaban poner el foco en el entramado social de complicidades que permitió que estos sujetos tuvieran la impunidad de bajar de un auto y hacer lo que hicieron.

Las compañeras de Roberta aseguraron que estos dos hombres no eran extraños a la zona roja. Solían violentar a las trans y travestis con frecuencia, intentando cobrarles por los lugares en donde se paraban a trabajar, con amenazas y violencia física. Pero no hay grupos de vecinos que se reúnan a pedir por la seguridad de ellas, ni políticas públicas que las protejan.

Por eso, la movilización no sólo le exigía demandas concretas a la Justicia o al Estado, también a la sociedad civil, a la vecindad que no empatiza con la situación social a la que se margina a esta población en la ciudad.

“Llamamos a toda la sociedad a conmoverse con nuestras muertes, como lo hacen cuando matan a un heterosexual”, dijeron, y recordaron el asesinato del joven Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, a manos de una patota de rugbiers varones. “Exigimos el derecho al duelo social. Mientras la comunidad no se horrorice por matarnos, seguiremos siendo todo lo clandestino y lo que intentan ocultar. El silencio y la complicidad civil tienen tanta responsabilidad como quienes empuñan un arma”, remarcaron.

La mamá de Roberta, presente en la movilización

Políticas públicas

En el comunicado que difundió la organización Otrans Argentina, que nuclea trans y travestis en la ciudad, hacen un claro llamamiento al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y a la Ministra de la Mujer, Géneros y diversidad, Estela Díaz, a que “tomen cartas sobre el asunto y determinen en cese de estás prácticas. No toleraremos en avasallamiento de nuestras identidades. Apostamos a un gobierno nacional y popular donde tomen en cuenta nuestros derechos”.

En ese sentido, Claudia Vázquez Haro, titular de Otrans, señaló: “Algo que queremos exigirle al Gobierno de la Provincia de buenos Aires es que cree datos oficiales sobre las muertes de travestis y trans”.

“El ajuste, el vaciamiento de las políticas que dejó el macrismo, la complicidad mediática, la persecución a nuestras identidades disidentes, la justicia machista, la policía trans-lesbo-homo-odiante y el silencio civil son factores decisivos que impactan en nuestro colectivo”, remarcaron, y agregaron: “no vamos a dejar de poner nuestros cuerpos en esta lucha desigual por la existencia, la inclusión y la libertad”.

“Exigimos al Estado en todos sus niveles la implementación de políticas públicas articuladas con las organizaciones de la diversidad sexual, para mejorar nuestra calidad de vida”, afirmaron.

Agravante por odio a la identidad de género

Vázquez Haro, junto a Rosa Bru, quien estuvo acompañando la movilización, ingresaron a la UFI Nº16, ubicada en 54 entre 6 y 7, hacia donde se dirigió la marcha, a entrevistarse con el fiscal que instruye la causa, Juan Cruz Condomí Alcorta.

“El fiscal ha caratulado la causa como doble crimen agravado. Está bien clara y encuadrada la autoría de estos dos machos que asesinaron a nuestra compañera Roberta”, señaló Vazquez Haro al salir, y explicó que se presentarán como particulares damnificadas y pedirán formalmente “que se sume el agravante por odio a la identidad de género”.

“El fiscal se mostró predispuesto. Vamos a aportar otros testimonios que dan cuenta que esas personas constantemente violentaban a las trans y travestis”, explicó y recordó que en 2014 “nosotras estábamos en Plaza Mathew llevando a cabo una asamblea, éramos como 50 travestis y trans, y el tal ‘Nacho’ (uno de los detenidos) entró y golpeó a la compañera Barbi a piñas, con la impunidad que le da una sociedad hetero-cis-patriarcal de golpear a cualquier travesti”.

Además, expresó: “Venimos denunciando desde hace muchísimo tiempo en la Justicia que cuando ocurre algo así, la policía llega y arma la causa sin respetar la identidad de género autopercibida. En este caso Roberta no había hecho aún el cambio de DNI, pero el juez ha tomado en cuenta la legislación y respetará la identidad de género de Roberta”.

“Nosotras nos conocemos por el nombre en el que nos autopercibimos, nosotras generamos otros tipos de familias, y la Justicia tiene que tenerlo en cuenta”, aseguró.

Por otro lado, las integrantes de Otrans no dejaron de mencionar el tratamiento que algunos medios le dieron al tema: “repudiamos el morbo y sensacionalismo con el que los medios locales como el diario El Día tratan las noticias sobre nuestro colectivo, fomentando el odio y no respetando nuestras identidades autopercibidas”.

“Es importante apostar a una comunicación plural, horizontal y diversa para que desde la construcción social de sentidos, no se reproduzca la heterosexualidad obligatoria y la burla hacia nuestro colectivo”, concluyeron.

Comentarios

- Advertisement -