La pelea de los espacios culturales platenses por sobrevivir

Afirman que en los últimos dos años cerraron alrededor de 40. Denuncian que la Municipalidad no les abona los subsidios desde hace tres meses, y otros compromisos que ponen en riesgo la subsistencia de los lugares. “Muchos estamos al borde del cierre”, señalaron

A fines de agosto el Concejo Deliberante volvió a prorrogar la vigencia de las habilitaciones provisorias de los Espacios Culturales Alternativos de la ciudad, tal como se viene haciendo anualmente. Pero esto fue apenas un respiro en la difícil situación que atraviesan estos lugares, que se encuentran “al borde del cierre” producto de la crisis económica y las trabas municipales para alcanzar las habilitaciones definitivas.

En 2015 se sancionó la ordenanza 11.301, que fue reglamentada al año siguiente, a través de la cual se abrió un Registro de espacios culturales que fueron habilitados provisoriamente hasta tanto fueran cumpliendo los requisitos necesarios para alcanzar la habilitación definitiva. Para llegar a eso necesitaban del apoyo de la comuna, ya que los gastos necesarios que implican esas exigencias no estaban al alcance de la mayoría de estos lugares, que no funcionan en base a fines de lucro.

Cuando se lanzó el registro, se anotaron 100 lugares que en ese momento estaban funcionando plenamente, con sus talleres y expresiones culturales y artísticas que diariamente realizan a pulmón en decenas de barrios de la ciudad. Según informó a este medio la Red Multicultural, en los últimos dos años se bajaron de ese registro casi 40 espacios, que tuvieron que cerrar por no poder afrontar los costos en medio tarifazos, inflación y falta de acceso a subsidios y becas.

Sólo 18 espacios culturales tienen hoy la habilitación definitiva, de los 63 que están hoy en el registro. El resto, tienen habilitación provisoria, que el Concejo Deliberante vota anualmente su prórroga. Los primeros tienen, tal como estipula la ordenanza, un subsidio municipal, según la categoría a la que pertenezcan, de las cuatro que establece la normativa.

“Desde hace tres meses no le están pagando el subsidio que les corresponde”, explicó a Pulso Noticias Ignacio Mitoff, integrante de Casa Pulsar y de la Red Multucultural, quien además agregó: “los espacios culturales, en el contexto que estamos viviendo, son deficitarios. Con esos ingresos nos podemos sostener y pagar los gastos. Nosotros no tenemos una rentabilidad o un lucro, si no que somos actores sociales, es la finalidad que buscamos”.

Pero no es el único punto que la comuna estaría incumpliendo. “El Secretario de Cultura Gustavo Silva se comprometió a brindarnos kits de seguridad, que incluyen matafuegos, luces de emergencia, barrales antipánico, señalética y decibelímetros, para todos los espacios culturales que tienen habilitaciones provisorias. De esa forma, nos permite cumplir los requisitos para intentar alcanzar la habilitación definitiva”, señaló.

“Ese compromiso no se cumplió. Para nosotros esos kits significan un gasto importante: un matafuego está entre $4.000 y $5.000, y hay espacios que necesitan cuatro o cinco para poder habilitar”, remarcó.

Tener la habilitación definitiva les permite no sólo el acceso al subsidio municipal, si no también a exenciones impositivas, becas, entre otras posibilidades de ingresos para sostener sus actividades. “Había 100 espacios culturales dentro del registro y hoy estamos en 63. Muchos estamos al borde del cierre y otros nos sostenemos porque ponemos plata de nuestros bolsillos o porque alguien de alguna manera nos acompaña”, afirmó Mitoff.

A su vez, si bien se prorrogaron las habilitaciones, el pasado 20 de septiembre se les venció la vigencia del “cartón” municipal que lo acredita. “Necesitamos que nos destraben los cartones habilitantes. Ese documento es el que le permite a muchos de estos espacios tramitar por ejemplo el REBA, para poder vender bebidas alcohólicas, y otro montón de cosas que sin esa documentación no podemos avanzar”, aseguró.

Ayer un grupo de representantes de la Red Multicultural se reunió con el Secretario de Cultura, pero no lograron destrabar ninguna de estas demandas. El miércoles de la semana que viene serían recibidos por el Secretario de Coordinación municipal Oscar Negrelli, y esperan obtener respuestas. “Necesitamos que la Municipalidad sea una rueda que nos de una mano, no una piedra en el zapato”, expresó Mitoff.

Comentarios

- Advertisement -