Madres y padres ocuparon un colegio ante la falta de calefacción

Harta de que sus hijos e hijas tengan que estudiar en esas condiciones y tras ocho años de reclamos, la comunidad educativa de la Escuela Nº123 de El Peligro tomó una medida de fuerza para hacerse oír. Autoridades del Consejo Escolar se hicieron presentes y dijeron que el jueves llegarían soluciones.

Intentar concentrarse para estudiar o dar clase con las bajas temperaturas que empezaron a registrarse estos días, es una misión casi imposible en las escuelas de la ciudad que no tienen calefacción. Según el relevamiento realizado por los gremios del sector, la cantidad de establecimientos en esta situación supera el 50%. Este panorama perjudica la salud tanto de los niños y niñas, como de docentes y auxiliares, que se exponen diariamente a resfríos o enfermedades.

En la Escuela Nº123 ubicada en la localidad de El Peligro, la situación llegó a un punto límite: hace ocho años que el establecimiento está sin calefacción, y desde el viernes está sin luz. Ayer se habían comunicado autoridades del Consejo Escolar con la directora y se habían comprometido a asistir hoy por la mañana al colegio. Sin embargo, no lo hicieron, y la bronca de padres y madres explotó.

Decidieron ocupar la escuela junto a sus hijos e hijas en horas del mediodía, y quedarse allí hasta que les dieran soluciones. Incluso pensaban ir a cortar la Ruta 2 si no había respuestas. Tras dos horas de medida de fuerza, se hicieron presentes en el establecimiento los miembros del Consejo Escolar.

“Dijeron que para el jueves arreglarían una caldera que da calefacción a los salones de los chicos”, explicó Laura -madre de uno de los más de 700 niños que asiste a esta institución- a Pulso Noticias, y agregó: “también dijeron que para el otro jueves estaría toda la escuela arreglada”.

De todas formas, tras ocho años de postergaciones, no confían en las palabras: “se las lleva el viento”, dicen. “Hasta que no lo veamos arreglado no lo vamos a creer”, aseguró y remarcó que si el jueves lo chicos no pueden ingresar a la escuela porque no se realizó la refacción, el viernes realizarán un corte en la Ruta 2.

“Es que nunca tuvimos respuesta, recién ahora que nos empezamos a mover las madres y padres. aparecieron. Pero lo peor es que fueron padres los que tuvieron que comprar estufas eléctricas y caloventores para los chicos. El problema con esto se prendieron fuego todos los cables. Hoy por lo menos trajeron 90 metros de cable porque encima desde el viernes que no hay luz en la escuela”, señaló indignada.

Comentarios

- Advertisement -