Presentan un proyecto para capacitar docentes en Educación Sexual Integral

Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

La iniciativa plantea el dictado de cursos obligatorios para maestros y maestras de la Provincia en todos los niveles educativos. Según afirman sus impulsores, hasta el momento la formación de la docencia sobre el tema no está contemplada en ninguna resolución nacional ni provincial. Este jueves lo anunciarán en una conferencia de prensa.

Este jueves será presentado en una conferencia de prensa el proyecto de Ley para establecer de manera obligatoria en toda la Provincia la capacitación para docentes en educación sexual integral desde una perspectiva laica y científica.

La iniciativa, impulsada por el bloque del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) en la Cámara de Diputados y la Red de Docentes por el Aborto Legal de La Plata, Berisso y Ensenada, apunta a recoger la demanda de miles de jóvenes que el año pasado -en el marco de las movilizaciones por al sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo- reclamaron la urgente implementación de la legislación sobre Educación Sexual Integral (ESI, Ley 26.150) en todo el sistema educativo.

De hecho, en los fundamentos del proyecto se remarca que “13 años después de la sanción de la Ley Nacional 26.150, sólo dos de cada diez estudiantes reciben algún tipo de contenido referido a la Educación Sexual según los relevamientos realizados en Capital y el Gran Buenos Aires”. Además, aclaran que en ninguna de las resoluciones resoluciones nacionales y provinciales en torno a la implementación de la ESI se contempla “la capacitación en servicio” ni se plantea una sistematicidad en el abordaje de la temática.

Es decir, sin capacitación docente obligatoria avalada y contemplada por la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE), las posibilidades de brindar educación sexual en las escuelas queda a merced exclusivamente del sobre-esfuerzo de la propia docencia. En ese sentido, afirman: “Allí donde, a partir de los esfuerzos individuales de los docentes, se han implementado contenidos de Educación Sexual, muchas niñas y adolescentes pudieron romper el silencio que imponen las violaciones, abusos, y vejaciones de las que son víctimas. El producto de esto son los escalofriantes índices de embarazo infanto-juvenil (con alrededor de 300 partos por día) y el 70% de embarazos no deseados producto de violaciones o relaciones de disparidad de poder”.

De esta forma, el proyecto indica que la DGCyE deberá garantizar la capacitación en servicio, de carácter obligatorio, que se dictará de manera quincenal y asumirá como modalidad pedagógica la de aula taller nucleando a docentes del mismo nivel educativo, por distrito escolar. En ese marco, se creará una comisión encargada de elaborar los contenidos a dictarse, la cual estará integrada por representantes de la comunidad educativa electos para tal fin y deberá convocar a participar, en forma pública y abierta, a las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres y diversidad sexual. La intención, además, es que se incorpore una materia destinada a la temática en todos los profesorados docentes del territorio bonaerense.

Las Iglesias y el lobby clerical

En la fundamentación de la iniciativa se deja en claro que los bloqueos a la implementación de la ESI “provienen de la injerencia de las Iglesias en el Estado en general y en la educación en particular”. De hecho, como expresión de ese sector, el año pasado un grupo autodenominado “El Bebito/La Plata” irrumpió de manera violenta en la Escuela Nº8 para intentar interrumpir una clase de Educación Sexual Integral, situación que fue ampliamente repudiada por toda la comunidad educativa del colegio.

En el proyecto se recuerda que fue justamente por presión de las Iglesias que el año pasado se cajoneó otra iniciativa del FIT, en este caso para modificar la Ley 14.744, que ya tenía media sanción en Diputados y que establecía que en todos los establecimientos educativos debían destinarse dos horas semanales al dictado de educación sexual integral, laica, científica y con perspectiva de género.

“Son las Iglesias y el lobby clerical quienes -al igual que con la reforma de la ley 26.510 en el Congreso- frenaron el proyecto de ley de nuestro bloque con media sanción, que modifica la Ley 14.744 para garantizar que se imlemente la ESI, con una perspectiva laica, científica, respetuosa de la diversidad sexual y de género, y de carácter obligatorio en todos los niveles educativos”, indicaron.

De hecho, señalaron que “el jefe de las iglesias evangélicas, el pastor Jorge Sennewald, se jactó de haber presionado al presidente (Mauricio) Macri y a la gobernadora (María Eugenia) Vidal, en el propio despacho presidencial en la Casa Rosada, hasta conseguir el compromiso de frenar los proyectos tanto en Congreso de la Nación como en la Legislatura bonaerense”.

Justamente, lejos de pretender estimular la educación sexual en las escuelas para -entre otras cosas- prevenir embarazos no deseados, el sector autodenominado “pro-vida”, va por el carril opuesto. Por eso, este domingo una agrupación llamada Muralla Celeste brindará una charla en La Plata -cuya entrada vale $200- contra la Educación Sexual Integral, bajo el insólito lema de que la legislación vigente promueve “la corrupción de menores”.

En esa misma línea, esta tarde en el Senado bonaerense la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas en conjunto con la organización religiosa “Vida en familia” presentarán una línea telefónica (un 0-800) de ayuda a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad, como estrategia para seguir oponiéndose tanto a la ESI, como al derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Cabe recordar que una iniciativa similar se pensaba implementar desde el Gobierno nacional, a través de un convenio del Ministerio de Desarrollo social con organizaciones de este tipo, pero el rechazo que generó la instalación de este dispositivo -que demandaba además la inversión de más de un millón de pesos- hizo que se terminara cancelando.

Comentarios