Avanza el proyecto para adherir a la Ley de Cannabis Medicinal

La iniciativa impulsada por Gastón Castagneto tuvo dictamen favorable de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante, aunque todavía falta que la misma se expida sobre la creación del registro de autocultivadores. Se trata de una herramienta clave para quienes necesitan utilizar la planta con fines terapéuticos sin ser perseguidos por el Estado.

El proyecto para que el Municipio adhiera a la Ley Nacional de Cannabis Medicinal logró dictamen favorable en la Comisión de Salud del Concejo Deliberante, aunque todavía resta que la misma se expida sobre la creación de un registro local de autocultivadores, tema que será tratado en la próxima reunión la semana que viene.

Se trata del proyecto presentado el año pasado por el concejal Gastón Castagneto (FPV-UC), apoyado por organizaciones que trabajan en la temática como Mamá Cultiva Argentina, que plantea la adhesión al régimen establecido por la Ley Nacional N° 27.350 de “Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados”, creado en 2017.

La iniciativa del edil busca autorizar al Poder Ejecutivo municipal “a suscribir Convenios ad referéndum del Concejo Deliberante, con otros organismos públicos, la Universidad Nacional de La Plata, otras instituciones académico científicas y ONGs que trabajan la temática en el marco del ‘Programa Nacional para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, en la órbita del Ministerio de Salud’”.

A su vez, el proyecto pretende autorizar “la creación de un registro local, para colaborar con la autoridad de aplicación nacional, conforme al Art. 8 de la Ley 27.350, que permita la inscripción de familias que se encuentran autogestionando sus tratamientos mediante su propia producción, a fin de prestarles colaboración y protección”.

Foto: Nicolás Braicovich

En los fundamentos de la iniciativa se recuerda que el artículo 42 de la Constitución Nacional reconoce a la protección de la salud “como primer derecho elemental que debe reconocerse y respetarse. Todas las personas tienen derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud. En este sentido hay una demanda concreta de la ciudadanía para poder gozar plenamente de este derecho, solicitando al Estado que garantice el acceso a tratamientos con cannabis para el abordaje de diferentes patologías”.

“Entre otras preparaciones, el aceite cannábico tiene reconocimiento a nivel global del exitoso uso terapéutico para, por ejemplo, diferentes padecimientos, como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), la epilepsia refractaria y el cáncer; como también para calmar dolores crónicos. Dos de los efectos más importantes del cannabis medicinal descriptos por la medicina tradicional son su valor analgésico y su utilidad como antiinflamatorio”, remarca el proyecto y agrega: “el uso de la marihuana medicinal no debería ser objeto de persecución penal a quien intenta acceder a ella para superar ciertas afecciones o disminuir su padecimiento, haciendo ejercicio no solo de su derecho a la salud, sino también a una muerte digna, con el menor dolor posible”.

La Ley Nacional N° 27.350 de Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, tiene por objeto establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico o paliativo de la planta de cannabis y sus derivados; y propone la creación, en el ámbito del Ministerio de Salud, del mencionado programa nacional para el estudio del uso del cannabis medicinal.

“Varias provincias como por ejemplo Chubut, Neuquén, Mendoza, Santa Fe, Salta, Tucumán, Buenos Aires, Jujuy, La Pampa, Tierra del fuego, Misiones, Córdoba ya adhirieron o sancionaron normativas en este sentido, buscando dar respuesta a miles de familias que hoy padecen estas enfermedades y cuyos tratamientos a base de aceite de cannabis resultan en ocasiones inaccesibles”, señala el texto de la iniciativa.

A su vez, remarca: “Es fundamental garantizar la demanda de aceite cannábico generando producción estatal, a través de los laboratorios públicos existentes en la ciudad, de conformidad con las leyes nacionales, y es necesario promover investigaciones relacionadas con el uso del Cannabis con fines terapéuticos con la finalidad de profundizar conocimientos y crear nuevos saberes sobre su uso”.

Comentarios

- Advertisement -