Sin negociación a la vista, docentes preparan nuevas medidas

La última reunión paritaria fue hace un mes y el ofrecimiento del Ejecutivo estaba por debajo de la inflación. Ahora se le suma la demora de una semana en el pago de los sueldos. “Ya no sabemos cómo generar el famoso diálogo que pretende el gobierno de la Provincia”, dijeron los representantes locales del Frente Gremial Docente bonaerense

El 23 de agosto se celebró la última reunión paritaria entre el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y los sindicatos que representan a los maestros bonaerenses. El ofrecimiento de aumento salarial había sido del 19%, más $210 en concepto de material didáctico, propuesta que se encontraba por debajo del 24% de inflación anual que midió el Indec a fines de ese mes, y por lo tanto fue rechazada.

De aquel momento a esta fecha, no hubo ninguna convocatoria más para continuar la negociación. Pero además, con un salario retrasado con respecto al alza de precios, los docentes tuvieron que soportar la semana pasada el anuncio de que el cobro de los sueldos sería recién este viernes 5, prolongando las dificultades en las que ya se encuentran para llegar a fin de mes.

“Los compañeros no paran de llamar a cada uno de los sindicatos para ver cuándo van a cobrar. Hace más de diez años que no estaba esto en discusión en cada una de las escuelas”, afirmó el secretario general de Suteba La Plata, Patricio Villegas, en la conferencia de prensa que realizaron hoy las seccionales locales de los sindicatos que componen el Frente Gremial Docente bonaerense.

En ese marco, el dirigente gremial informó que esta semana estarán realizándose asambleas en las escuelas de la región con la intención de resolver los pasos a seguir ante la negativa de la Gobernación a continuar con las reuniones paritarias. Por lo tanto, se espera que los sindicatos resuelvan nuevas medidas de fuerza, en un año que se encamina a ser el de mayor cantidad de huelgas desde el 2014.

“Ya no sabemos cómo generar el famoso diálogo que pretende el gobierno de la Provincia”, señaló Wilfredo González, secretario adjunto de Udocba La Plata, y afirmó que los gremios están “trabajando fuertemente en un relevamiento de infraestructura escolar, porque en cada mesa técnica en la que nos sentamos parece que nunca hubiéramos hablado del tema”. En ese sentido, Villegas completó: “Hoy podemos decir que en la ciudad de La Plata del presupuesto 2018 para infraestructura escolar se ejecutó 0 pesos”.

El ajuste en las currículas

Las demandas de los sindicatos trascienden el salario y la infraestructura escolar. También están en el ojo de la tormenta las reformas que la Gobernación busca encarar en las escuelas técnicas y agrarias, que implican reducción de módulos, y por lo tanto de cantidad de docentes y cursos.

“Los intentos de reforma curricular en educación técnica y agraria significan un recorte de más de 1.000 módulos anuales en cada una. Agraria tiene trece orientaciones, quedarían tres, esto es una reforma que ajusta en cuanto a lo económico y ajusta en cuanto al desarrollo territorial de cada uno de los territorios de la Provincia”, señaló Villegas.

Por su parte, Ernesto Méndez, de la Asociación de Maestros de Educación Técnica, afirmó que “hay varios proyectos para modificar los diseños y las trayectorias educativas de nuestros alumnos, lo cual nos genera incertidumbre en cuanto a los puestos de trabajo, la funcionalidad y el desarrollo normal de las escuelas técnicas y agrarias”. En esa línea explicó que no están siendo convocados por la Provincia a pensar esos nuevos diseños y reclaman la posibilidad de poder intervenir en los mismos.

También para las escuelas de gestión privada el panorama es complejo. La secretaria adjunta de Sadop La Plata, María Eugenia Vosilaitis, afirmó que se encuentran “en estado de alerta ante la posibilidad de cierre de institutos terciarios de gestión privada. Los empleadores han decidido replicar el ajuste que está haciendo la Provincia de Buenos Aires hacia las instituciones y están poniendo en riesgo fuentes laborales. También hay alumnos que quieren estudiar y quieren ir a esos establecimientos y les están quitando esa posibilidad”.

“Instamos a los empleadores a que se manifiesten de alguna manera en favor de los trabajadores docentes, que no repliquen la política del gobierno de María Eugenia Vidal de ajustar en educación y decimos que su silencio los hace cómplices de todas estas cosas”, remarcó.

Comentarios

- Advertisement -