fbpx
11.9 C
La Plata
lunes 22-07-2024

#LibrosDeVacaciones: No será lo mismo

MÁS NOTICIAS

En la tercera reseña de este verano en Pulso Noticias, leemos este libro de Mariela Anastasio publicado por la editorial platense Club Hem: nueve cuentos que nos transportan al campo a través de la mirada atormentada de personajes perseguidos por sus partes más oscuras

Por Juan L. Delaygue

Cuando se abandona el espacio cotidiano aparecen temporalidades diferentes, ritos y costumbres que abren ciertas dimensiones de lo infrecuente y espacios que desautomatizan la percepción. Esto suele ocurrir, naturalmente, durante las vacaciones (aunque el turismo conspire en su contra), pero también se lo puede experimentar al leer No será lo mismo (Club Hem, 2017), de Mariela Anastasio, un libro compuesto por nueve cuentos que funcionan como accesos a un mismo escenario rural, sitio donde la autora cifra un modo de lo ominoso. Como en una suerte de gótico pampeano, los personajes de estos nueve relatos presentan distintas perspectivas que construyen un mismo espacio literario en el que son perseguidos por sus partes más oscuras.

Tiene sentido que este libro haya sido publicado por Club Hem: buenos ejemplos de la teoría del iceberg de Ernest Hemingway, los cuentos de Mariela Anastasio dejan entrever que por debajo de la superficie hay algo que queda sin contar, un síntoma oculto que desencadena la narración, aunque ésta luego tome otras derivas. A su vez, en un gesto que los acerca a la tradición estoica de los clásicos latinos, los relatos presentan escenas en las que un desbarajuste en el microcosmos (lo que les ocurre íntimamente a los personajes, por lo general silenciado y aludido sólo en sus restos) desacomoda el macrocosmos (el espacio de la narración): una invasión de escarabajos, una inundación, la decadencia de una granja o el ataque de unos caranchos sobre la casa de un almacenero. De esta forma, los indicios que aparecen al comienzo de cada uno de los textos van creciendo como lo hace el río en el cuento “Los peces”, hasta romper la trama, y así los relatos escenifican su propio desmoronamiento, aplastados por la acción devastadora de estos elementos.


Hay que destacar la prosa cristalina de Anastasio, que llega a su punto más alto en los momentos en que se enfoca en la descripción del paisaje. Esto no es menor: hay una percepción de la naturaleza (y su furia) que recuerda la sensibilidad romántica de ese tópico en, por ejemplo, las pinturas de Caspar David Friedrich, algo cercano al pavor o la reverencia. Sobre todo en cuentos como “La tormenta”. Junto con el clima, los animales funcionan como manifestación de un conflicto, lo personifican, motorizan la trama de los cuentos y vinculan con la tradición de libros como Bestiario.

Avatar photo

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img