fbpx
3.3 C
La Plata
domingo 14-07-2024

La comunidad científica local alerta: “La ciencia está en peligro”

MÁS NOTICIAS

Investigadores, becarios, personal de apoyo y administrativo realizaron hoy un abrazo simbólico al predio ubicado en diagonal 113 y 64, donde funcionan tres institutos de investigación. El recorte brutal del presupuesto que viene sufriendo el CONICET pone a estos establecimientos al borde del cierre

“El presupuesto que nos asignarían para el funcionamiento en 2019 es un cuarto del que teníamos en 2017… Es decir, si tenemos en cuenta la inflación que hubo en estos dos años, es imposible que el instituto pueda funcionar normalmente con ese dinero”. Así, de forma sintética, clara y sencilla Paula Bergero, investigadora del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA), explicó a Pulso Noticias por qué la comunidad científica local dice que “la ciencia está en peligro”.

Con esa consigna se realizó esta mañana un abrazo simbólico al predio de diagonal 113 y 64 donde funciona ese organismo y otros dos más, el Centro de Investigaciones Geológicas (CIG) y el Instituto de Física de La Plata (IFLP), todos dependientes del CONICET y de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). El evento reunión a investigadores, becarios, personal de apoyo y administrativo de los centros e institutos de investigación locales ante el brutal ajuste presupuestario que pone en jaque la continuidad de los mismos.

Según explicaron, “estos tres institutos reúnen alrededor de 500 trabajadores que hoy ven amenazada su fuente de trabajo debido al fuerte recorte de los presupuestos previstos para este año. Dichos presupuestos condenan a reducir las jornadas de trabajo al punto de no garantizar las condiciones mínimas de funcionamiento, minimizar servicios de limpieza y seguridad, lo que deja a varias familias sin ingresos, y poniendo en riesgo que las puertas de los centros de investigación continúen abiertas”.

“Situaciones similares vienen ocurriendo en el resto de las instituciones de CONICET desde el 2016, colocando a la ciencia nacional en un lugar de alto riesgo, próximo a su desaparición. El desarrollo científico y la producción de nuevas y mejores tecnologías son un componente insoslayable para el futuro de nuestro país. Por esto mismo, responsabilizamos al gobierno nacional y a las autoridades de CONICET por el ahogo financiero que llevó a esta grave situación y pone en jaque al sistema científico nacional”, señalaron a través de un comunicado de prensa.

En ese sentido, Bergero indicó que “es bastante grave la situación. Hace dos años el INIFTA no pudo hacer frente al aumento del costo de los servicios. El más significativo para pagar era el de la luz, porque empezaron a llegar boletas de 100 mil pesos, y si se pagaba esa cantidad por mes el presupuesto alcanzaba hasta mitad de año. Entonces se hizo un acuerdo con la UNLP, que se empezó a hacer cargo de las boletas. Por este motivo pudo seguir en funcionamiento el instituto”.

Sin embargo, el ahogo continuó. “En diciembre pasado se llegó a un estado crítico, en el que se planteó que no había plata para los gastos mínimos mensuales. Ahí se logró un acuerdo bastante precario con las autoridades del CONICET para que mandaran dineros de otras partidas provisoriamente, para llegar de una manera muy ajustada hasta febrero… pero eso no ocurrió, no se está pudiendo garantizar por ejemplo el servicio de limpieza”, expresó la investigadora.

Para peor, las autoridades del organismo lejos de buscar alternativas que permitan continuar con el actual nivel de producción científica, proponen trabajar sólo los días en que se pueda garantizar el servicio de limpieza, reduciendo horas y días de trabajo.

“Ahora que la recepcionista del turno tarde del Instituto está de vacaciones, no hubo dinero para pagar una persona suplente. O sea, no hay recepción de nadie, siendo que acá nosotros recibimos alumnos, proveedores que vienen a traer insumos, correspondencia, todo eso ahora no funciona”, ejemplificó Bergero.

Recortar el presupuesto de cualquiera de estos institutos significa afectar de forma severa la capacidad de producción científico-tecnológica local, con las graves consecuencias que esto puede llegar a tener en el desarrollo económico, productivo, social y cultural. En el INIFTA, por ejemplo, hay grupos que trabajan en el desarrollo de materiales en base a estudios de nanociencia y nanotecnología; otros que se dedican a la conversión y almacenamiento de energías, que han hecho desarrollos importantes para satélites; otros que trabajan con biomateriales y con biocorroción, que han participado de restauraciones de monumentos y edificios históricos; o también otros que realizan simulaciones computacionales de propagación de enfermedades infecciosas.

“El recorte es todavía mucho más amplio, el CONICET avisó que este año no había presupuesto por ejemplo para viajes. O sea, no podemos ir a ningún congreso, no podemos difundir ni seguir colaboraciones. También vienen disminuyendo la cantidad de becas, entonces cada vez ingresan menos personas al sistema científico”, agregó la investigadora.

Tras el abrazo, realizaron una asamblea conjunta entre todo el personal de los tres institutos y resolvieron mantenerse movilizados: el próximo martes, cuando se reúna el Directorio del CONICET, realizarán una caravana educativa, saliendo de todos los organismos científicos de la región para confluir en Centro Científico Tecnológico ubicado en 8 entre 62 y 63.

Avatar photo

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img