Campaña por Lichita: “El acompañamiento del Estado argentino es muy tibio”

A la jornada de Ni Una Menos en Plaza Moreno asistió Myrian Villalba, la tía de la niña desaparecida en Paraguay después de que las fuerzas conjuntas del país conducido por Mario Abdo Benítez secuestraran, violaran y asesinaran a sus primas: dos niñas argentinas de 11 años. Un crudo relato de violencia de género y lesa humanidad del Estado paraguayo, y de tibieza nacional

Cobertura: colaboración de Paula Bonomi
Redacción: Ramiro Laterza

El jueves se realizó una nueva jornada de concentración y movilización contra la violencia de género, a cinco años del primer grito masivo de “Ni una menos”. Tal como marca la historia en La Plata el acto se hizo en Plaza Moreno.

En el inicio de la jornada, cuando las mujeres y disidencias comenzaban a llegar, se realizó un pequeño acto para visibilizar una historia particular que condensa la violencia contra las mujeres de un modo terrorífico, cuando el que ataca y encubre es el propio Estado. Se trata de una historia irrazonablemente violenta y, para entenderla, hay que prestar atención en los nombres y las edades de las víctimas.

Delante de una bandera roja con la expresión “Gobierno Paraguayo Infanticida”, Myrian Villalba se paró frente al grupo de mujeres y disidencias que comenzaba a juntarse en la Plaza y megáfono en mano contó el terrible caso que viene sufriendo su familia, luego de que el pasado 2 de septiembre del 2020 se haya asesinado a dos niñas argentinas y una tercera está aún desaparecida.

Minutos después, en declaraciones para Pulso Noticias, con la colaboración de la compañera Paula Bonomi, hablamos con Myrian Villalba quien se presentó y resumió la situación: “Soy la madre de Lilian y la tía de María Carmen, las dos niñitas de 11 años que fueron capturadas vivas, torturadas y ejecutadas el 2 de septiembre del 2020”, expresó respecto a lo sucedido en la zona de Concepción, Paraguay, a manos de miembros de las fuerzas Fuerza de Tarea Conjunta de Paraguay, un organismo donde actúan policías y militares.

Myrian también es tía de otra niña, Carmen Elizabeth Oviedo Villalba “Lichita”, la hermana melliza de María Carmen. Lichita tiene 14 años y actualmente, luego de ese mismo episodio sanguinario, está desaparecida: “Desde el 30 de noviembre que no sabemos absolutamente nada de ella, lo único que pudimos rescatar de todo eso fue versiones de los vecinos que fue llevada por la fuerza por militares”, vuelve a relatar esta mujer con profundo dolor y calma, quien durante el último año no se cansa de contar la terrible situación que cambiara la vida de toda la familia.

Dos niñas asesinadas y una desaparecida. Eso no es todo, además, el gobierno de Mario Abdo Benítez arrestó y mantiene presa a Laura Villalba en un Cuartel Militar, la madre de Maria Carmen y Lichita.

En lo expresado por Myrian durante la tarde de Plaza Moreno el jueves, resaltó uno de los pedidos del momento contra el gobierno paraguayo: “Exigimos el ingreso del Equipo Antropológico de Argentina para que le haga la autopsia a Lilian y a María”, expresó respecto a algo que no termina de suceder por la negativa de su país y el “tibio acompañamiento del gobierno argentino”.

En ese sentido, la posibilidad del ingreso y trabajo del EAAF tiene su importancia en que aún no se han recuperado los cuerpos de las niñas: “Primero queremos el ingreso al equipo antropológico para que hagan la autopsia, porque el gobierno de Paraguay puede decir que que las madres hicimos todo esos rastros de tortura que tienen nuestras hijas, entonces por esa razón hemos optado que primero ingrese el equipo antropológico”.

Para retomar la articulación actual con el gobierno argentino y el paraguayo, Myrian expresó: “Las niñas eran de nacionalidad argentina, yo creo que el gobierno argentino tendría que hacer ese reclamo con más fuerza y más contundente porque se trata dos ciudadanas argentinas”, enfatizó respecto a que actualmente “es tibio el acompañamiento del gobierno argentino” aunque reconoció que en un comienzo, es decir el año pasado “estuvo bastante, se sentía el acompañamiento porque obviamente nos dieron refugio a gran parte de la familia”.

Sin embargo, respecto a la relación con el gobierno infanticida paraguayo, Myrian dejó en claro cómo es la situación: “Con el consulado de Paraguay en Argentina no tenemos absolutamente ningún tipo de relación ni queremos tampoco, porque todas las instituciones a la cabeza de este crimen de lesa humanidad están con el propio Presidente de la República Abdo Benitez y obviamente no tenemos absolutamente nada de que hablar con las instituciones de Paraguay”, expresó.

La lucha como única salida

Lo que está viviendo Myrian y su familia luego de estos crímenes de lesa humanidad que se mantienen impunes, tanto el doble asesinato, la desaparición de su sobrina y la detención de su hermana Laura, hay que agregar y contextualizar la histórica prisión política de su otra hermana, Carmen Villalba, quien está detenida hace 17 años como miembro del Ejercito del Pueblo Paraguayo. Desde Argentina hacia Paraguay, lo que empezó como una visita familiar entre primas y tías, se transformó en una escena irrazonable.

“En la familia tuvimos un golpe muy fuerte porque se tratan de niñitas, no dimensionamos la bestialidad, la crueldad con que podían podrían actuar contra estas niñas, la verdad que estamos pasando una situación muy difícil también porque estamos muy golpeadas como familia”, expresa Myrian en Plaza Moreno, sosteniendo el megáfono con el que habló minutos antes, y con el acompañamiento de un grupo de organizaciones y militantes platenses que coordinan para realizar actividades, jornadas culturales y escraches al consulado paraguayo, en una coordinación denominada Eran Niñas.

“Siempre pudimos salir adelante, levantarnos, tenemos que superarlo. Lilian y María, sus rostros inocentes, nuestras niñas soñadoras, nos exigen más esfuerzo y tendríamos que poder levantarnos de esta situación”, expresó Myrian.

Respecto a la detención desde sucedido el infanticidio de su hermana Laura Villaba, madre de María Carmen, una de las niñas que fue torturada y ejecutada, Myrian expresó: “La detienen por portar el apellido Villalba y a partir de ahí le armaron muchísimas causas, causas con expectativa de penas muy elevadas, a ella la tienen en un cuartel militar, está aislada, prácticamente incomunicada, siendo la única mujer que se encuentra en esa situación, y me atrevería a decir en la historia, porque en un cuartel militar hasta hoy en día no se ha escuchado”, describió.

Como se expresó al inicio de esta nota, la presencia de la coordinadora “Eran Niñas” y de Myrian Villalba en Plaza Moreno durante la jornada por Ni Una Menos, no es casual: en Paraguay la violencia de género golpea con toda la fuerza del Estado a su familia: 2 niñas argentinas violadas, secuestradas y asesinadas, otra desaparecida, una mujer en condiciones ilegales de detención y un gobierno argentino que no busca justicia por sus ciudadanas. “La expectativa no es buena pero tenemos que seguir adelante, exigimos paguen los culpables, los autores morales y materiales”, comienza a finalizar Myrian y destaca respecto a lo judicial que “hasta hoy en día no nos han dado intervención en las causas que supuestamente abrieron para investigar la ejecución de nuestras niñas, no ha prosperado nada en la investigación, la cual no tenemos acceso y no existe ninguna persona privada de libertad, ni demorada, ni investigada, absolutamente nada”, sintetizó.

En el plano internacional, a través de la acompañamiento del grupo argentino La Gremial de Abogados se han hecho diferentes denuncias. Una de ellas, al Comité de Niños de Ginebra, pero también a la Relatoría de Ejecuciones Extrajudiciales así como a Desapariciones Forzadas y denuncias internacionales en contra del Estado Paraguayo: “Resultado de eso también fue el pronunciamiento de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas y hay una medida de urgencia que ha abierto el Comité de niños de Ginebra para la búsqueda de Lichita”.

Para conocer más del caso, en el marco de la campaña internacional por aparición con vida de Lichita y por justicia, se lanzó un libro web que se puede ingresar en este link.

Comentarios

- Advertisement -