Vidal le pidió la renuncia a la contadora de la Provincia

Vidal tomándole juramento a Inza hace seis días atrás

La gobernadora confirmó que tras la denuncia por aportes truchos en las campañas de Cambiemos de 2015 y 2017, le solicitó a María Fernanda Inza que dé un paso al costado hasta que el tema se esclarezca en la Justicia

La denuncia por aportantes truchos a las campañas electorales de Cambiemos de 2015 y 2017 se cobró en el mediodía de hoy a su primera víctima, como lo es la contadora general de la Provincia de Buenos Aires, María Fernanda Inza, que debió renunciar a su cargo por un pedido expreso de la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Ordené una auditoría general y le pedí la renuncia a Inza en la Contaduría aunque confío en ella. Hoy le pedí a ella la renuncia, ahora está a cargo el subcontador hasta tanto veamos quién la reemplazará”, aseveró la mandataria provincial en una conferencia de prensa brindada en el Salón de Usos Múltiples de la Casa de Gobierno bonaerense.

Vidal aseguró: “Mi conducta se basó a lo largo de mi vida en la honestidad. Sobre estas denuncias tomé tres decisiones concretas. La primera es ordenar una auditoría por la rendición de fondos que presentó Cambiemos en la Justicia; hoy le pedí la renuncia a la contadora Fernanda Inza a la Contaduría de la Provincia, ella formó parte del equipo de la campaña y hace muchos años que trabaja conmigo, la conozco y confío en ella pero le pedí la renuncia para demostrar que no somos todos lo mismo. Cuando la gente votó a Cambiemos votó cambio de valores, y por eso le pedí la renuncia a Fernanda hasta que esto se aclare en la justicia”.

En ese sentido, dijo que “la tercera medida es un compromiso con los bonaerenses. Estamos trabajando para presentar una nueva ley de financiamiento de partidos, y ese proyecto incluye la bancarización de los aportes para que no queden dudas, y yo espero que la ley se apruebe en el Congreso, pero si no se aprueba, mi compromiso es que el año que viene, si soy candidata, los aportes a mi campaña estén bancarizados, y espero que los demás partidos hagan lo mismo”.

Inza, que había asumido su puesto hace solo 6 días, es una de las personas de mayor confianza de Vidal, a quien conoce desde hace años y que viene trabajando codo a codo con ella en el PRO desde sus tiempos de funcionaria de la Ciudad de Buenos Aires.

Esto significa un duro traspié para el discurso de Cambiemos, que ha sido basado en la decencia y la transparencia, y recurrir a las viejas prácticas de los partidos tradicionales a la hora de recaudar dinero para las campañas electorales, aleja al oficialismo de buena parte de su electorado a pocos meses de una nueva campaña electoral que ya parece haber iniciado su curso dentro de la clase dirigente nacional.

Comentarios