fbpx
11.7 C
La Plata
viernes 30-09-2022

Clases presenciales, virtualidad y niñeces ¿Cómo sigue todo?

MÁS NOTICIAS

Anoche, el presidente suspendió la presencialidad en las escuelas durante quince días. ¿Qué opinan los niños, niñas y adolescentes sobre las clases?

Por: Karina Orqueda

“No me gusta usar el barbijo o tapabocas todo el tiempo, pero prefiero eso e ir a la escuela, porque cursar en la computadora es más cansador”, dijo Lucía, que tiene 8 años y cursa su 3er grado de primaria, en la Escuela Euforión. 

“Prefiero venir a clase para que me explique la profesora porque el año pasado me costó un montón entender una materia y, además, donde yo vivo, en 52 y 183,  no tengo internet. Y con los protocolos me parece bien que nos cuidemos como otra gente también lo hace, usando el barbijo y manteniendo la distancia. Así no cierran las escuelas como el año pasado”, dijo Alejandro de 13 años, de la Escuela San Miguel y cursa 2ª B en la Comisión 4 aunque su hermanito, de 8, no está de acuerdo: “yo prefiero quedarme en casa”. 

Para les niñes la socialización es necesaria: “Triple planazo: Gimnasia por la mañana, escuela por la tarde y merienda con amigas” dijo Elena, de 8 años la primera semana de clases presenciales, cuando volvió a la burbuja 2 de 3er grado C, en la Escuela Anexa UNLP. 

Para algunos, el reinicio de clases presenciales permitió fomentar la sociabilidad. Era el momento de encontrarse entre elles, de charlar, jugar y compartir. Durante el confinamiento y con la modalidad virtual, la educación dio cuenta de la gran desigualdad de oportunidades que tienen las casas. No todes tienen acceso a lo mismo. Pero hay madres, padres y docentes que no están de acuerdo con la presencialidad porque tienen miedo a contagios. 

“Yo creo que los chicos tienen que volver a la escuela. En principio, por las grandes desigualdades que hay. El 2020 dejó ver quiénes tienen acceso a las clases online a través de zoom y quienes no tienen computadora”, dijo Hugo Delledonne, quien es médico pediatra y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría.

“Este virus nos alteró a todos y nos cambió la vida y aún no se va. Sólo veremos un horizonte cuando gran parte de la población esté vacunada y logremos lo que se llama ‘inmunidad de rebaño’”, agregó. “Habrá que esperar a que la Organización Mundial de la Salud determine que esta pandemia está controlada. Esto va a mejorar cuando gran parte de la población esté vacunada. Tal vez, para el año que viene haya una vuelta a las clases con mayor normalidad”, dijo Delledonne. 

“Encontramos chicos de primer grado que no saben leer. También hay muchas alteraciones en las conductas, cambios en el comportamiento, miedos, rebeldía y sensación de fracaso. Es decir, esto es una prueba piloto mundial psicológica que si uno no está preparado y si a los chicos no se les da herramientas necesarias para que puedan seguir leyendo y estudiando, se va a poner más difícil”, dijo.

“Observamos en adolescentes una tendencia a la autoagresión, a aislarse, a no querer compartir una merienda o una cena con sus padres. Y esta pandemia también llevó a que jóvenes que estén en internet están hasta altas horas de la noche conectados a la madrugada”, agregó el pediatra.

¿Y las y los docentes?

En el informe “Regreso a la Presencialidad (19-03-21)” se observa un gran porcentaje de docentes y no docentes que todavía no fueron vacunados y que, durante este tiempo, tuvieron que retomar la presencialidad en las escuelas de todas formas. A más de un mes del inicio del ciclo lectivo, sólo se han vacunado 425.933; un tercio de los docentes del país. Uno de los sectores de la educación con mayor exposición al virus es el nivel secundario por las horas cátedras y la circulación entre aulas y escuelas. 

En el informe se exige una mayor responsabilidad y seguimiento en la carga de datos de la plataforma “CUIDAR ESCUELA” para la vigilancia epidemiológica y el rastreo de los protocolos en las escuelas. 

La suspensión de la presencialidad no es la suspensión de la escolarización

“Es complejo escribir sobre algo que aún nos atraviesa, pero es necesario: repetir, recordar y elaborar porque son los tiempos freudianos que nos explican el proceso de elaboración de lo traumático”, dijo la psicóloga infantil Guadalupe Ramírez a Pulso Noticias.

Ramírez afirma que hay una “regresión psíquica” en las consultas: “pareciera que el 2020 fue un año congelado donde se detuvieron los procesos elaborativos. Aún estamos atravesando este momento traumático, por lo que analizar los efectos subjetivos de la pandemia a mediano o largo plazo resulta imposible”, agregó. 

Algunas de las características que Ramírez ve en el consultorio y que marca desde la psicología como consecuencia de la pandemia son: “la internalización de medidas de distanciamiento social como aislamiento y retraimiento subjetivo, la ruptura y fragilidad en los lazos sociales, el uso de mecanismos de defensa como regresión psíquica. Estamos en pleno proceso traumático,  sólo se podrá intentar simbolizar lo que aún nos conmueve”, dijo. 

“Desde la salud y desde la educación la escuela es el lugar donde les niñes y adolescentes comparten todo. Sus sensaciones, sus miedos, sus inquietudes, sus deseos de progresar, sus aprendizajes. Comparten lo que pasa con su familia, con un docente que es el que está a cargo de toda la clase que los va a ir guiando”, dijo Delledonne y agregó: “en el 2020 no quedó otra que quedarse en las casas. Este virus da cuenta de la gran desigualdad. Están los chicos que se pueden conectar con los docentes y están los que viven lejos o no tienen acceso a internet o no tienen dispositivos disponibles en el grupo familiar. Y sus aprendizajes quedaron prácticamente en la nebulosa”.

Los mecanismos de transmisión: el riesgo cero no existe

Para implementar mejor las pautas de cuidado y a su vez prevenir y evitar aún más contagios es necesaria la responsabilidad colectiva y que las instituciones tengan la infraestructura suficiente para permitir la ventilación y los cuidados. 

“La principal vía de contagio es aérea, cuando hay una persona infectada y al respirar, al hablar, al toser, al estornudar, emite gotas de distintos tamaños. La principal fuente de contagio es el aire, la concentración de partículas al hablar, gritar o estornudar puede estar de 2 a 3 hs en el ambiente y tienden a distribuirse homogéneamente. Y esto explica que en un lugar cerrado pueda contagiarse las personas que estuvieron allí y además otras que están a distancia”, dijo la doctora Leda Guzzi.

“Soy docente en un jardín maternal y no pude empezar, porque el lugar no estaba preparado para dar clases presenciales: no había agua y no están los elementos para higienizar el jardín. Estoy a favor de la educación presencial porque, de los 18 niños y niñas que tengo a cargo, con muy pocos podemos sostener el vínculo por internet. Una familia sola me mandan los videos. Planifico por semana y por mes, pero es muy difícil. Lo cierto es que el jardín está dentro de una empresa, y hubo 85 contagiados. Yo escuchaba a padres que no querían poner a sus hijos en riesgo y también es cierto”, dice Marina, que es maestra de nivel inicial en la ciudad.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img