“La cuestión ambiental tiene que ver con distribuir la riqueza”

Pulso Noticias dialogó con el senador bonaerense Emmanuel González Santalla. El legislador del Frente de Todos es responsable del proyecto que busca capacitar en materia medioambiental a los funcionarios de los tres poderes de la administración provincial

Por Walter Amori

Camisa a cuadros desprendida por encima de remera negra, jeans y zapatillas para transitar los pasillos de la legislatura bonaerense. Sólo remera, jeans y zapatillas, para recorrer los barrios. Siempre con el tapaboca estampado con la imagen de Néstor Kirchner. Ese es el estilo con el que se lo ve habitualmente a Emmanuel González Santalla, un dirigente joven, formado políticamente en La Cámpora, con mucho trabajo territorial y de gestión en Avellaneda, hoy ocupando una banca como senador bonaerense del Frente de Todos.

“Sabemos que cuestiones como las de género, la cuestión ambiental y otros temas que la sociedad va demandado, sobre todo apalancadas por el interés de las nuevas generaciones, vienen a plantear una agenda pública donde la política debe hacerse cargo”, dice a Pulso Noticias el legislador, responsable del proyecto que busca capacitar a los representantes de los tres poderes del Estado en materia ambiental y desarrollo sostenible.

“Nosotros creemos que es importante capacitar y tener un Estado que esté cercano a la sociedad, que pueda abordar las demandas de la sociedad”, manifiesta.

La propuesta del senador por el oficialismo tuvo que transitar un largo camino hasta obtener la media sanción que logró en la última sesión de la Cámara alta provincial. Pese que la iniciativa fue presentada mucho tiempo antes que la denominada Ley Yolanda (una norma de similares características aprobada hace pocos días a nivel nacional), fueron arduas las negociaciones con la oposición para que pueda salir adelante y ahora espere por su aprobación definitiva en Diputados.

“El proyecto lo presentamos a principios de año y nunca hubo voluntad de tratarlo. Nunca se llegó a tratar en la comisión de Ambiente, cuya presidencia la tiene Juntos por el Cambio. De hecho, tuvimos que hacer una moción de preferencia para que el proyecto vaya a la comisión de Legislación. En Legislación el proyecto se aprobó prácticamente por unanimidad, fue al orden del día y en la sesión lo volvieron a frenar porque dijeron que había desacuerdos en el propio bloque de Juntos por el Cambio y nos pidieron postergar el tratamiento en el recinto. No había demasiados argumentos en términos del proyecto, sino que era una cuestión de falta de voluntad política, de que el proyecto no se haga”, detalla González Santalla.

En relación al espíritu de la propuesta indica: “A nosotros nos parece que el Estado que tenemos necesita formación, necesita capacitación porque muchas veces se toman decisiones con una mirada que no es acorde a los tiempos que corren”. “Está claro que la agenda que se está planteando tiene que ver con un marcado sesgo generacional, hay una agenda del nuevo tiempo, pero también hay que capacitar a aquellos jóvenes que se inician en la función pública. La responsabilidad es poner en igualdad de condiciones respecto de las herramientas de capacitación y de formación al conjunto de la administración pública”, sostiene.

El texto del proyecto expresa que los contenidos de la capacitación deberán ser fijados por la autoridad de Ambiente de la provincia, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), el cual deberá trabajar en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, con las universidades, con los sindicatos y con distintos actores de la comunidad de la provincia. “La idea es que se pueda armar una mesa de articulación que configure los contenidos, pero esto no es algo estático, son cuestiones que muchas veces coyunturalmente necesitan ser revisadas. Allí el OPDS va a tener una particular responsabilidad”, explica el senador.

En la misma línea considera que “la responsabilidad del Estado a partir de la ley es mantener la actualización de los contenidos, de forma dinámica, sobre todo cuando estamos discutiendo qué Estado queremos construir en la post-pandemia”.

“La pandemia lo que hizo es poner sobre la mesa, evidenciar y exponer una crisis social y una crisis ambiental muy profunda. Y hoy la cuestión de fondo es cuál es el rol del Estado. Venimos de cuatro años en los que el Estado miró con la nuca al pueblo. Ese Estado queremos discutir. Un Estado de cercanía, dinámico, creativo, activo, cercano a la gente, tiene que tener las herramientas necesarias para hacerlo”, afirma.

La necesidad de erradicar la contaminación por inacción

Durante la charla con Emmanuel González Santalla este cronista consulta si el OPDS podrá llevar adelante adecuadamente la tarea encomendada en el proyecto teniendo en cuenta algunos antecedentes, por ejemplo, su actuación ante los múltiples reclamos de vecinos de Berisso y Ensenada afectados por la contaminación de la empresa Copetro, los cuales nunca fueron atendidos desde el organismo provincial en las distintas gestiones de gobierno.

En ese sentido señala que “con esto de generar contenidos, de capacitar, la idea es darle otra impronta al OPDS”. “En la provincia de Buenos Aires hoy no hay Ministerio de Ambiente, quizás en algún momento eso sea necesario discutirlo. Hoy existe el OPDS y lo que puedo decir es que su presidente, Juan Brardinelli, es una persona muy formada, que tiene mucho conocimiento y experiencia”, destaca el legislador. A partir de que se apruebe la ley el organismo bonaerense tendrá 180 días para iniciar la capacitación.

Estado de situación

Para González Santalla “cuando hablamos de ambiente tenemos que llevar la discusión al modelo de país que queremos construir”. En ese sentido, como se ha marcado desde este medio en reiteradas oportunidades, han sido contradictorias las señales que el gobierno ha dado en materia medioambiental.

Así como dentro el oficialismo se destacan iniciativas como la formación propuesta por legislador bonaerense, o proyectos como la Ley de Arraigo, o las modificaciones a la Ley de manejo del fuego a nivel nacional, al mismo tiempo son cuestionables los beneficios otorgados a los grandes productores y exportadores de soja, la intención  de instalar megafactorías de cerdos para China o la decisión de destinar un importante porcentaje del impuesto a las grandes fortunas hacia la explotación de hidrocarburos no convencionales (lo que se traduce en fracking), solo por mencionar algunos casos.

“Para nosotros hablar de la cuestión ambiental tiene que ver con redistribución de la riqueza en la Argentina y con el rol del Estado. Por eso para nosotros justicia ambiental tiene que ver con justicia social. Los delitos ambientales son delitos de cuello blanco, son delitos de los poderosos. No podemos desconocer que esos sectores también tienen un apalancamiento en sectores de la justicia y en sectores de la política, y esas discusiones para nosotros son discusiones de fondo”, asegura el senador provincial.

“Los más afectados por la contaminación ambiental son siempre los sectores más vulnerables, la lógica del mercado excluye a miles de familias que terminan luego viviendo casi cayéndose del mapa literalmente. Si hablamos de ambiente tenemos que hablar de redistribución de la riqueza y si hablamos de redistribución de la riqueza tenemos que hablar de una tensión que se genera entre un Estado que quiere contener e incluir y un sector que no quiere construir una Argentina donde entren todos”, remarca.

Por último, y citando al diputado nacional Máximo Kirchner como referencia política, indica que “es mentira que no puede haber desarrollo productivo y generación de puestos de trabajo sin contaminación, tenemos que amigar el artículo 14 bis de la Constitución Nacional con el artículo 41 que garantiza el derecho a vivir en un ambiente sano para todos los argentinos y las argentinas”. “Quizás haya que poner la inversión en tecnología en función del desarrollo de la comunidad y no en función del mercado solamente”, concluye. 

Comentarios

- Advertisement -