La memoria tiene su epicentro en La Plata

El Pasaje Dardo Rocha es el lugar físico donde funciona el Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires. Un sitio donde las leyendas, los documentos y los testimonios reflejan la historia de los bonaerenses 

La Real Academia Española define a la historia como aquel conjunto de sucesos o hechos políticos, sociales, económicos o culturales de un pueblo o de una nación; de ahí que esta ciencia nos sirva para reflexionar sobre lo que ocurrió en el pasado y poder entender por qué sucedieron ciertos hechos que a veces parece que volverán a repetirse en un futuro cercano.

Uno de los lugares en donde la historia se hace presente es, sin dudas, en el Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires. Situado en calle 49 Nº 588 de la ciudad de La Plata, en el segundo piso del edificio correspondiente al Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha.

El organismo tiene como objetivo central ordenar, clasificar, catalogar y preservar los documentos de la historia provincial. Fundado en diciembre de 1925 bajo la gobernación del radical José Luis Cantilo, el Archivo Histórico tuvo como primer director al Dr. Ricardo Levene, que se mantuvo en el cargo en forma ininterrumpida hasta su muerte en 1959, teniendo su gestión como gran mérito el haber integrado en un solo lugar la innumerable cantidad de documentos dispersos y mal seleccionados en las diversas dependencias del Estado provincial, incentivando las labores de investigación histórica en la Provincia.

Documentos varios

La variopinta historia bonaerense se ve reflejada en un espacio que contiene 1.200 metros lineales de estanterías que poseen más de dos millones de documentos cargados de relatos, crónicas, memorias y anécdotas de la Provincia. A ello se le suman dos bibliotecas, que son muy consultadas por los estudiosos: una de diez mil volúmenes sobre historia argentina y americana, y otra especializada en pueblos y partidos de la Provincia de Buenos Aires, única en su tipo.

Esto ha llevado a que las autoridades se hayan establecido como objetivo primordial proteger y conservar el patrimonio de los bonaerenses, para que todos puedan consultarlos en forma ordenada para su posterior difusión.

Una de las historias que más interés despierta en los ciudadanos, es la del famoso gaucho Juan Moreira, un personaje que sobrevivió en el folclore nacional con su vida cargada de aventuras. Protagonista a mediados del siglo XIX de innumerables injusticias por parte de los gobiernos de la época, combatió a las autoridades hasta su muerte en 1874 en manos del sargento Chirino en la localidad de Lobos.

Entre los invalorables archivos se encuentra un análisis detallado de los rasgos fisonómicos de Moreira que el Poder Judicial de entonces llevó adelante, así como también todos los edictos policiales y judiciales que el juez de Paz de Lobos, Casimiro Villamayor, hizo dictar por orden del entonces gobernador bonaerense, Mariano Acosta, para llevar adelante el procedimiento que acabó con su captura y posterior muerte.

En este espacio se puede consultar, además, la historia y vida de cada uno de los 135 distritos y de los más de mil pueblos que componen la Provincia de Buenos Aires, así como también hay un pormenorizado detalle de los diferentes gobiernos conservadores que se sucedieron durante la llamada “década infame”, principalmente el de Manuel Fresco, entre otros archivos y textos que sirven para explicar la rica historia que tiene la provincia más grande de la Argentina.

Sin embargo, no solo esta clase de historias guarda a su interior el Archivo Histórico, sino también documentos que van desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta la segunda del siglo XX, e incluso papeles anteriores al siglo XVI y XVII.

A eso se le suma la sección dedicada a los documentos de la Real Audiencia de Buenos Aires, institución encargada de administrar justicia en épocas de la colonia, una fuente directa consultada por investigadores nacionales y extranjeros a la hora de estudiar la Provincia, que ha sido más que valiosa para explicar cómo se vivía en esos años de los cuales hay muy pocos documentos que ayuden a determinar la forma de vida en los años coloniales.

Se pueden encontrar el archivo histórico de la Provincia

Actividad completa

En el interior del edificio ubicado en calle 49 se suele realizar una serie de actividades tendientes a recuperar la memoria de los bonaerenses. Una de ellos es el taller de conservación preventiva y restauración, que busca transformar los archivos a un formato visual, a través de un proceso de microfilmación, teniendo hoy un 45% del total de los documentos existentes ya recuperados, generando así un soporte digital con imagen y sonido, que tiene como fin último la preservación total de la memoria bonaerense, aprovechando los beneficios de las nuevas tecnologías.

Entre las metas oficiales se encuentra, entre otras, difundir el patrimonio cultural a la comunidad en su conjunto, de allí que se lleven a cabo talleres de historia oral para la divulgación histórica y pedagógica, así como también jornadas de historia bonaerense y argentina; muestras documentales; cursos básicos de capacitación archivística; un taller de conservación preventiva y restauración y hasta un servicio educativo.

La historia, como toda ciencia social, requiere para la comprensión de los fenómenos que abarca y su interpretación, del auxilio de otras ciencias y disciplinas sociales que nos permitan comprender los hechos históricos en su dimensión total.

De allí que sea imprescindible para todos los habitantes de la Provincia de Buenos Aires acudir, aunque sea una vez en su vida, al Archivo Histórico para poder así ampliar los conceptos adquiridos en la educación primaria y secundaria, revalorizando lo autóctono y regional frente a la complejidad de lo global, además de ser conscientes de la secuenciación de hechos y fenómenos del proceso histórico, social y económico provincial que nos ha llevado a la situación en que se está hoy en día.

Comentarios

- Advertisement -