Apartan preventivamente a la Bonaerense en la búsqueda de Facundo Castro

Así lo dispuso el fiscal Rodolfo De Lucia, titular de la UFIJ N° 20 del departamento judicial de Bahía Blanca. En tanto, la jueza federal María Gabriela Marrón ordenó el allanamiento de la Comisaría de Mayor Buratovich, donde fue demorado Facundo Castro. “Es lo que tendrían que haber hecho desde un principio”, señaló a Pulso Noticias el abogado de la familia

A más de dos meses de la desaparición de Facundo Castro en el partido de Villarino, a unos 121 kilómetros al sur de Bahía Blanca, la justicia provincial y federal han avanzado este miércoles en el corrimiento de la Policía Bonaerense en la investigación, el allanamiento de la Comisaría de Mayor Buratovich por parte de la Policía Federal y diversas pericias en los teléfonos celulares y redes sociales.

El fiscal Rodolfo De Lucía, titular de la UFIJ N° 20 del departamento judicial de Bahía Blanca, quien lleva adelante la causa recientemente caratulada como “privación de la libertad agravada” fue quien dispuso separar preventivamente a la Policía Bonaerense de la investigación y que “continúe exclusivamente con el auxilio de fuerzas de seguridad que dependan de Nación, es decir, Policía Federal, Prefectura, Gendarmería, y Policía Portuaria. Son las fuerzas con las que vamos a poder trabajar en reemplazo de la Policía Bonaerense”, aseguró en declaraciones a la prensa.

Horas antes se había conocido las declaraciones del propio ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, defendiendo a capa y espada su fuerza policial asegurando de que “no surge ninguna evidencia” de responsabilizar a la Policía Bonaerense. En ese mismo momento, el jefe de la Bonaerense, Daniel García, dirigía un importante operativo policial de rastrillaje en Villarino.

Mientras que la jueza federal María Gabriela Marrón, hizo lugar a los pedidos del fiscal Ulpiano Martínez –que investiga la causa por “desaparición forzada”- y de los abogados de la familia que apuntan a un involucramiento de la Policía Bonaerense.

La jueza ordenó una serie de medidas, entre las que se encuentra “el allanamiento de la Subestación Policía Comunal Mayor Buratovich (sita en Julio Coute, Mayor Buratovich, Provincia de Buenos Aires), con el objeto de secuestrar (art. 231 del CPPN) los libros de guardia registros y novedades de la dependencia, de los handies utilizados por el personal policial, de la camioneta Hilux doble cabina señalada por testigos como el rodado al que el personal policial hizo subir a Facundo Astudillo Castro el día 30 de abril pasado, alrededor de las 15.30 horas; el Móvil 23360 perteneciente a esa repartición, y todo otro vehículo vinculado a dicha dependencia; de los celulares de los efectivos policiales Alberto González, Siomara Ayelén Flores, Jana Curruhinca y Mario Gabriel Sosa –pudiendo llevarse a cabo su requisa personal en caso de resultar necesario, respetando su pudor (art. 230 del CPPN)-, y de cualquier otro elemento que pudiera estar relacionado con la presente pesquisa”, tal indica el fallo al que tuvo acceso este medio.

“La diligencia será practicada por la Delegación Bahía Blanca de la Policía Federal   Argentina, librándose orden escrita facultando al señor Jefe de dicha dependencia y/o a los oficiales que al efecto designe para el procedimiento, quienes podrán actuar junto al personal subalterno a sus órdenes que fuere afectado”, continua la disposición.

También solicitó a las empresas de Facebook e Instagram brindar la información básica de las cuentas de Facundo, precisando las últimas comunicaciones y accesos a las cuentas.

¿Recién ahora?

Facundo lleva 69 días desaparecido y su familia, abogados, organismos de derechos humanos apuntan a las irregularidades que tiene la causa desde el primer momento, donde hay declaraciones de policías contradictorias y el señalamiento de que a Facundo lo subieron a un patrullero pero los funcionarios policiales no han aclarado sobre lo sucedido con el joven de 22 años.

Llamativamente, dos meses después, los policías de Villarino implicados en el caso “entregaron voluntariamente los celulares personales, para que sea extraída la información y colaborar con la investigación”, según informó el fiscal De Lucía. Suena raro que lo hayan entregado para colaborar con la investigación siendo que la mamá de Facundo, según relató a Pulso Noticias, todos los días después de su trabajo se presenciaba en la comisaría para obtener noticias de su hijo pero las respuestas siempre desviaban a que estaba con su novia en Bahía Blanca.

“Estamos con varias medidas pendientes, algunas que se están produciendo en este momento, otras están para desarrollar y otras, estamos a la espera de los resultados”, señaló el fiscal De Lucía. Y agregó que están chequeando las cámaras de seguridad. ¿Por qué esta medida tan básica no fue realizada en el primer momento que Cristina Castro y sus abogados presentaron la denuncia por la desaparición de Facundo?

Muchas preguntas surgen a raíz de que un joven de 22 años salió el 30 de abril de la localidad bonaerense de Pedro Luro hacía Bahía Blanca, 121 kilómetros de distancia, y todavía nadie puede saber dónde está. La familia sostienen la hipótesis de la desaparición forzada.

La mamá de Facundo, convencida de que la Policía está involucrada en la desaparición de su hijo, aseguró a este medio: “Estamos diciendo que esta gente hizo algo con mi hijo y no nos escuchan. Hay testigos que ponen a mi hijo arriba de un patrullero, entonces ¿qué están esperando, que maten a un testigo o que nos desaparezcan a un testigo?”.

En declaraciones a Pulso Noticias, el abogado Leandro Aparicio señaló que estas medidas “se tendrían que haber hecho desde el primero momento”. “Estamos conformes que la Policía no interviene más, de hecho están siendo sumariados y están tomando declaraciones en la Comisaría de Pedro Luro, lo que no sé es si es bueno o malo”, ironizando sobre las múltiples irregularidades cometidas por la Bonaerense.

Comentarios

- Advertisement -