Alertan por posibles despidos en áreas de Ciencia y Técnica

Profesionales que integran el sistema de becas del Conicet, la UNLP y la CIC realizaron una protesta en la que denunciaron las condiciones de precarización laboral en las que desarrollan su trabajo. “Cientos de becaries de investigación estamos por ser expulsades de los diferentes organismos de ciencia y tecnología durante los próximos meses”, afirmaron

Este mediodía profesionales que integran el sistema de becas del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia realizaron una protesta para denunciar las condiciones de precarización laboral en las que desarrollan su trabajo y rechazar la posibilidad de que se pierdan cientos de puestos de trabajo en el sector.

Las concentraciones se realizaron en la sede del Centro Científico Tecnológico del Conicet La Plata y en el Rectorado de la UNLP. En el comunicado que convocó a la medida, señalaban: “somos investigadores empleades bajo la forma de becaries doctorales, de maestría y postdoctorales que sostenemos nuestros trabajos en un contexto de crisis entre la precarización laboral profundizada y la inestabilidad laboral que arrastramos desde siempre, dadas las condiciones de nuestra labor”.

“Tras entre cinco y ocho años de trabajo dentro del sistema científico nacional, habiendo culminado con exigentes y rigurosos estudios de posgrado (doctorados, maestrías), contribuyendo al conocimiento científico en diversas áreas y desde diferentes disciplinas, llevando a cabo investigaciones comprometidas con la sociedad (que en este contexto, comprenden tareas extras), seremos expulsades del sistema científico en virtud de la precariedad que moldea el régimen de trabajo de nuestro grupo”, explicaron y agregaron que este cuadro se reedita “año tras año”, pero que se agrava en este contexto de pandemia.

“El sistema científico técnico, que ahora ha tomado gran prominencia, no solamente en el discurso mediático, si no que también ha mostrado vital importancia para la vida y el futuro de nuestro pueblo y de los pueblos, se encuentra en nuestro país, estructuralmente precarizado”, expresó Felipe a Pulso Noticias, uno de los científicos que participó de la medida.

En ese sentido, amplió: “la mayor parte del trabajo científico que se realiza en nuestro país, se realiza bajo un régimen de precarización: justamente la palabra becaria, becaria o becarie, significa que una persona realiza trabajo científico pero no cuenta con derechos laborales plenos”.

“Por ejemplo, en los diferentes organismos de ciencia y técnica, que están descentralizados, los derechos se reparten de manera muy diferente: nunca tenemos paritarias, hay compañeres como los del Conicet que no tienen aguinaldo. Nosotros tenemos un aguinaldo mínimo, porque la mayor parte de nuestro sueldo en la UNLP está en negro”, remarcó.

Como un agravante en este contexto, señaló que desde principio de año vienen sufriendo despidos: “en la UNLP se redujeron las cantidades de becas doctorales otorgadas, y ahora en Conicet estamos enfrentando también el posible despido de cientos de compañeros”.

Precarización laboral estructural

Las organizaciones convocantes -Becaries UNLP, Trabajadores Científiques en Lucha y Jóvenes Científiques Precarizades- afirmaron que hay una serie de problemas en este contexto de pandemia que agravan la situación de precarización existente: “becas sin el alta correspondiente en tiempo y forma que dejaron a compañeres sin cobrar y sin obra social; la imposibilidad de extender ésta al grupo familiar; otres tantes varades en el exterior sin asistencia administrativa, ni ayuda económica por parte de las correspondientes autoridades; becas que vencen en medio de la crisis actual dejando a investigadores en la calle; el no reconocimiento de investigaciones situadas y comprometidas con la sociedad; y la lista sigue”.

“Además de dar respuestas parciales a muchos de estos reclamos que venimos sosteniendo desde las organizaciones gremiales, tanto las autoridades de Ciencia y Tecnología como las universitarias se han empecinado en imponer una normalidad laboral en las condiciones actuales. La crisis sanitaria y el ASPO dificultan e imposibilitan llevar adelante nuestras tareas de investigación: no contamos con el acceso a los insumos y recursos de investigación necesarios en laboratorios/institutos, ni podemos realizar trabajo de campo”, aseguraron.

Además, indicaron: “muches tenemos hijes y familiares a cargo, pese a lo cual las autoridades del sector no han reglamentado el acceso a licencias por cuidado. Sumado a estas complejidades, aquelles quienes realizamos investigaciones situadas y colaborativas, sostenemos tareas de cuidados comunitarios con poblaciones con derechos vulnerados; en el contexto de pandemia la cantidad de horas y dedicación que le destinamos a las mismas se ha incrementando exponencialmente. Se suma la exigencia de desarrollar nuevas competencias mediante la pretendida continuidad formativa (que no ha cesado) y la dificultad de separar los tiempos/espacios dedicados al trabajo, a la vida personal, a la familiar y/o de ocio”.

“Estamos convencides que bajo estas condiciones no es posible trabajar normalmente y cumplir con los plazos y planes de trabajo aprobados y exigidos por los organismos que nos emplean. Por las mismas razones, tampoco nos encontramos en condiciones de elaborar proyectos para aplicar a becas e ingresos a la carrera de investigador científico, por lo que solicitamos la suspensión de las convocatorias hasta que se normalicen las condiciones de trabajo, sin que esto afecte los cupos que debieran asignarse este año a cada una de las categorías”, concluyeron.

En el listado de reclamos que hoy visibilizaron, figuraban los siguientes puntos: “ningún despido en CONICET y UNLP u otros organismos descentralizados de Ciencia y Tecnología; prórroga urgente hasta al menos diciembre de todas las becas doctorales y posdoctorales que finalizan o finalizaron en 2020; prórroga de al menos un año para todas las becas de investigación vigentes, empezando por las que finalizan en abril del 2021; suspensión momentánea/sujeta a negociación de las convocatorias a becas e ingreso a carrera de investigador científico sin afectar los cupos correspondientes a 2020; que en ningún caso las prórrogas impliquen una reducción en el número de becas previstas para el año 2021; licencias por cuidados, maternidad y enfermedad para todes les becaries que las requieran y que las mismas se traduzcan posteriormente en prórrogas automáticas para esos becaries; urgente recomposición salarial para todos los escalafones del sistema científico; aumento de la cantidad de becas de Finalización de Doctorado de CONICET; y derechos laborales para todes les becaries de investigación”.

Comentarios

- Advertisement -