Docentes se movilizaron en defensa del Instituto de Previsión Social

Maestras y maestros nucleados en la lista Multicolor de Suteba La Plata realizaron hoy una concentración frente a la sede del organismo en rechazo al decreto provincial que, según denuncian, “ratifica la ley de armonización con la ANSES de la era Macri”. Además, denunciaron la precarización de las condiciones de trabajo durante la cuarentena

Este mediodía, con las medidas de distanciamiento necesarias, docentes de la Lista Multicolor de Suteba La Plata realizaron una concentración en la sede del Instituto de Previsión Social (IPS) en rechazo de una resolución provincial que aseguran “ratifica la ley de armonización con la ANSES de la era Macri”.

La medida a la que hacen referencia es el decreto provincial 261/2020, a través del cual se oficializa un convenio entre el organismo y la ANSES para lograr una asistencia financiera de $6.000 millones que permita atender el déficit del IPS.

El frente de agrupaciones docentes señala que la medida convalida el vaciamiento que las gestiones anteriores realizaron en el organismo, y remarcan que esa es la causa principal del funcionamiento totalmente deficitario. La emisión de Letras del Tesoro con dinero del organismo, los cargos sin cobertura y el aumento de trabajadores y trabajadoras del Estado que son monotributistas en vez de estar en condición de planta (y por lo tanto aportan a Anses y no al IPS) son algunos de los puntos que enumeraron a la hora de explicar el descalabro realizado con el instituto.

“No obstante la política de vaciamiento del IPS no ha sido patrimonio exclusivo del gobierno de Macri y Vidal. Los anteriores gobiernos kirchneristas tuvieron la misma política de desfinanciamiento del IPS con la firme intención de avanzar hacia la armonización, que fue detenida por el amplio rechazo de la docencia. Es un literal desfalco de los sucesivos gobiernos  la utilización de estos fondos para la emisión de bonos de deuda sin retorno. El endeudamiento del IPS es resultado de una acción consciente para justificar el traspaso y avanzar hacia la armonización”, remarcaron a través del documento que leyeron en la calle.

La armonización de los sistemas de previsión vienen siendo rechazada por la docencia bonaerense desde los años ’90, ya que de concretarse promovería la pérdida de derechos en torno a las características del sistema jubilatorio provincial, entre las cuales se encuentra por ejemplo la edad a la que se jubilan.

“La armonización significa transformar nuestra edad de jubilación, es decir, hacerlo pasados los 55 años. Significa además desengancharnos del sueldo del docente activo, porque cobramos un porcenataje del sueldo del activo, y por lo tanto se aumenta con cada paritaria. En ANSES en cambio se ponen montos fijos cuando lo decide el Poder Ejecutivo”, explicó Andrea Arrigoni, una de las docentes de la Agrupación El Bondi, integrante de la Multicolor.

La precarización durante la cuarentena

Las agrupaciones docentes no dejaron de referirse a la situación general del sistema educativo en contexto de pandemia, que afecta no sólo las condiciones de aprendizaje de niños, niñas y adolescentes, sino también las condiciones del trabajo docente.

“La pandemia está exponiendo como nunca la grave situación que afecta al sistema educativo público tras décadas de desinversión y políticas de ajuste de todos los gobiernos; políticas que han generado situaciones de inhabitabilidad de edificios escolares, gravísimas falencias sanitarias, carencias de recursos tecnológicos, y un salario docente que con la inflación vigente está cada vez más por debajo de la canasta de pobreza, fijada hoy en 42 mil pesos”, puntualizaron.

Según denunciaron, hay miles de docentes que “producto de la pérdida de módulos o cargos y la suspensión de los actos públicos perciben solo un salario parcial de lo que venían cobrando o incluso ninguno. Al mismo tiempo han quedado una enorme cantidad de cargos provisionales y suplentes sin cubrir. Por ello se torna necesaria la convocatoria a actos públicos virtuales para la cobertura de esos módulos y/o cargos garantizando la continuidad salarial”.

“La continuidad pedagógica, sostenida incansablemente por los docentes, está reflejando el avance de una reforma laboral de hecho. El trabajo virtual está generando situaciones de sobrecarga laboral, trabajo a destajo sin respetar horarios ni días, e incluso situaciones de acoso laboral. Al mismo tiempo expone la carencia de recursos de las comunidades educativas para afrontar la educación virtual que en la mayoría de los casos no cuentan con computadoras o internet, y que el Estado no garantiza, con una sobrecarga de tareas también sobre las familias”, aseguraron.

Si bien aclararon que no se oponen al uso de la tecnología en el proceso de enseñanza-aprendizaje, sí apuntaron que les preocupa “que el ministro Trotta, diga que ‘los niños están aprendiendo’, lo que niega la situación de extrema pobreza y una niñez y juventud que no accede a los requerimientos informáticos”.

En ese sentido, explicaron: “Las innovaciones tecnológicas son útiles en tanto apoyo a docentes y estudiantes, con los requisitos materiales básicos. Pero preocupan los puntos de contacto de este discurso con las recomendaciones de la OCDE, el Banco Mundial y el FMI, tendientes a reemplazar el rol del docente como intelectual, productor colectivo de conocimiento, y del aula como espacio de relaciones sociales horizontales con capacidad de resignificar el conocimiento críticamente hacia horizontes de igualdad, solidaridad y Justicia”.

Comentarios

- Advertisement -