Partidos históricos: Argentina 3-0 Perú 2016, Panteras olímpicas

En esta edición el partido correspondiente al Preolímpico sudamericano disputado en Bariloche. Triunfo ante Perú y primera clasificación para los Juegos Olímpicos. Un grupo de jugadoras que lograron fortalecer una identidad que se mantiene en las Panteras hasta hoy

Por Ricardo Baldoni

«Claro que había presión. Teníamos que ganar todos los partidos y queríamos la clasificación. Eso en el fondo es presión. Pero la supimos transformar, la supimos manejar y eso nos sirvió: jugamos relajadas y serenas en momentos muy complicados. Así pudimos  hacer que la presión nos ayude», recuerda Leticia Boscacci, integrante de aquel plantel que consiguió por primera vez la clasificación olímpica.

Desde el 2013 el entrenador de la selección era Guillermo Orduna. El sueño de las Panteras para el pasaje a Río 2016 tenía escala en Río Negro: el estadio Pedro Estremedor de la ciudad de San Carlos de Bariloche sería la sede del Preolímpico que tendría a Argentina, Perú, Chile, Venezuela y Colombia como aspirantes al único boleto para los Juegos Olímpicos. La competencia se desarrolló desde el 6 hasta el 10 de enero.

«El año nuevo lo pasamos en Bariloche, en aquella preparación trabajamos mucho el aspecto psicológico»», explicaba la líbero Tatiana Rizzo una vez conseguido el objetivo, a lo que Yamila Nizetich agregaba: «Nos concentramos en que había que dar todo en esos cuatro días, era un mirar para atrás para observar lo que cada una había transitado con la camiseta del seleccionado».

«Hubo una preparación muy larga y bien hecha. Creo que se dieron todas las condiciones para hacer el campeonato que hicimos. Jugamos muy bien tácticamente y estábamos muy fuerte físicamente. Fue un gran trabajo en equipo donde logramos una unión muy importante», recuerda Boscacci

La selección femenina había adquirido un necesario roce internacional desde comienzos de la década. Con participaciones ininterrumpidas en Grand Prix -actual Liga de Naciones de Vóleibol- desde 2011, en la Copa del Mundo de Japón y, asimismo, con la clasificación al Campeonato Mundial de Italia 2014 luego de 12 años de no participar. Las Panteras se codeaban con las mejores selecciones del mundo y querían continuar por esa vía en Río 2016.

Foto: FeVA

Argentina y Perú ganaron sus primeros tres partidos y se enfrentaban en la última jornada. Era la final: quién ganase se quedaría con el pasaje a los Juegos Olímpicos.

Luego de un primer set parejo, donde Argentina tuvo más concentración para cerrar el parcial, las Panteras sacaron a relucir toda sus ganas de victoria para quedarse con el partido por 3-0. Con parciales de 25-20, 25.20 y 25-14, Argentina sellaba su clasificación olímpica.

«Si pienso en ese partido es como que lo juego de nuevo. Pensar en aquel logro es revivir una de las emociones más fuertes de mi vida», recuerda Boscacci. La opuesta oriunda de Colonia Caroya, formada deportivamente en Jesús María y que hoy se desempeña en el vóley de Rumania, fue la máxima anotadora de aquel encuentro con 16 puntos.

Argentina tuvo en el bloqueo y en el contraataque sus principales armas para derrotar a Perú: las centrales Julieta Lazcano y Emilce Sosa otorgaron seguridad defensiva a partir del bloqueo. Mientras que Yael Castiglione manejaba el ritmo del ataque argentino para que las atacantes Nizetich -capitana del seleccionado y MVP del certamen- y Boscacci definiesen el encuentro.

«Fue una sensación muy linda. Por un lado el placer del logro realizado y, por el otro, sentir una reivindicación de todo el vóleibol femenino al demostrar que se podía obtener la clasificación. Este grupo de jugadoras es hermoso y tienen todo el crédito», expresaba Orduna en el documental Las Panteras Olímpicas.

Aquel logro sirvió para ratificar un crecimiento en el vóley femenino. Un logro obtenido por una generación de jugadoras que subieron un escalón para ubicarse en plena competencia frente a las mejores selecciones, aquellas en donde sus ligas son profesionales. En el preolímpico de Colombia 2020, las Panteras repetirán la conquista, en condición de visitante y por segunda vez consecutiva.

«A la distancia se ve lo que hemos logrado en aquel entonces. Estoy muy feliz que las panteras hayan clasificado de nuevo y lo que logramos cuatro años atrás tenga una continuación. Las Panteras tienen su identidad y haber sido parte de su crecimiento es muy gratificante. Me llevo conmigo todo lo que las Panteras me dieron y sé que me retiré del seleccionado dejando todo lo que tenía», reflexiona Boscacci, ya con la experiencia de Río 2016 marcada a fuego.

El plantel completo que disputó aquel torneo lo constituyeron: Yael Castiglione, Clarisa Sagardía;  Leticia Boscacci, Lucía Fresco. Florencia Busquets, Julieta Lazcano, Emilce Sosa; Yamila Nizetich, Sol Piccolo, Josefina Fernández, Tanya Acosta, Morena Martínez; Tatiana Rizzo y Marianela Garbari.

Fuentes: FeVA, Archivo Vóley 631, Documental: «Las Panteras Olímpicas», Datiú Producciones.

Comentarios

- Advertisement -