fbpx
12.8 C
La Plata
viernes 19-08-2022

Reunión cumbre contra los atropellos a la comunidad senegalesa

MÁS NOTICIAS

Durante este encuentro multidisciplinario, del que participaron personas oriundas del país africano y distintas organizaciones sociales y de Derechos Humanos, se plantearon líneas de acción para encontrarle solución a los sucesivos hechos que se vienen sucediendo en la ciudad

Con el objetivo de encontrarle solución a los reiterados hechos de racismo y violencia institucional que la comunidad senegalesa viene sufriendo sistemáticamente en nuestra ciudad por parte de agentes municipales, de la Policía local y de la Policía Bonaerense, ayer en la Facultad de Trabajo Social se llevó a cabo una reunión de la que participaron distintas agrupaciones políticas, organizaciones de Derechos Humanos y miembros de la comunidad del país africano.

En esta reunión, que fue organizada por la Coordinadora Migrante de Trabajo Social, los  participantes elaboraron la redacción de un documento en donde quedó manifestada la situación xenófoba, legal y laboral que atraviesan los senegaleses que viven en La Plata, y en donde se exige a las autoridades municipales una mesa de diálogo para encontrar una solución al problema: “Si ellos no trabajan, no comen. Ni ellos ni su familia. Es una situación urgente porque no tienen otra alternativa”, explicó a Pulso Noticias, Guillermo España, que es docente de un taller de extensión de la Facultad de Humanidades y que acompaña a esta comunidad desde hace largos años.

Durante la charla, los presentes escucharon los desgarradores testimonios de estas personas  que llegaron a nuestro país en búsqueda de una mejor suerte, alejándose de sus familias y de sus hijos a los que periódicamente les envían dinero, y que relataron que aquí se encontraron con actos discriminatorios y violentos, que se vieron intensificados en el último tiempo. “Más allá de que no los dejan trabajar y alimentar a su familia, les están haciendo causas, los amenazan con deportarlos, son hechos graves y estamos acá para encontrarle la vuelta”, explicó España.

Además de la sistemática persecución y del decomiso de sus mercaderías, la situación de ilegalidad o las residencias precarias a las que acceden por carecer de representación diplomática dificultan aún más su situación: “En este contexto, conseguir trabajo les resulta imposible y la única opción que tienen es la posibilidad de la venta ambulante. Ellos preferirían trabajar de otra cosa”, explicó este profesor.

Alumnos ejemplares

El apellido de Guillermo, España, es de lo más alegórico. A través de un proyecto de extensión de la facultad de Humanidades, desde hace seis años este joven les enseña español a los senegaleses que están radicados en nuestra ciudad.  

Sobre lo que representa para él esta experiencia, Guillermo contó a Pulso Noticias: “Es muy lindo el vínculo que hemos podido crear. Las clases son no formales, le enseñamos un español práctico para que a ellos les sirva en la vida cotidiana, como situaciones de venta, de trámites, o para que puedan ir al supermercado. Nosotros aprovechamos para aprender el wolof, que es el idioma que hablan ellos”.  

Consultado sobre el trato que a diario reciben estas personas que se fueron de su país escapándole a una gran crisis económica, Guillermo España dijo que “En general tienen el apoyo de la sociedad argentina, porque son muy pacíficos y muy respetuosos. Ante situaciones de injusticia, la gente se suele solidarizar con ellos y hay veces que los defienden, aunque nunca faltan los que pasan y les gritan por la calle ‘negro de mierda, volvé a tu país’”.

En el afán de desmitificar algunos aspectos que rodean a esta comunidad, Guillermo contó que son personas autónomas y que no trabajan para ningún patrón. Además, el profesor de español contó que a diario suelen lidiar con comerciantes enfadados, convencidos de que ellos representan una competencia desleal. “Eso no es cierto. Muchos pagan AFIP y tienen las cosas en regla”, explicó España.    

 

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img