Chasqui TV: Periodismo audiovisual desde los barrios platenses

La militancia en los territorios tiene un nuevo proyecto de comunicación: “Queremos visibilizar, narrar, contar lo que pasa en los barrios que muchas veces no llega, o llega desde un lugar que en vez de legitimar o empoderar, termina estigmatizando”, expresó uno de los cineastas

por Ramiro Laterza

La militancia barrial tiene sus tradicionales métodos. Aunque los procesos históricos, las definiciones políticas y los cambios de gobierno van modificando algunas particularidades, en general “lo territorial” nace de vecinas y vecinos de los barrios generando lazos de solidaridad ante la miseria, ollas populares, merenderos, apoyo escolar, recreación para niños y niñas. Luego, cuando intervienen partidos políticos, movimientos sociales o las iglesias los caminos se bifurcan según las metodologías y características ideológicas de cada espacio.

El FOL es un movimiento social de izquierda que desde hace 8 años tiene asambleas en barrios de La Plata. La bajada de autopista, El Mercadito, Tolosa, Ringuelet, San Carlos, Aeropuerto, Altos de San Lorenzo, El Peligro, Berisso y Ensenada son algunos de los barrios donde cientos de mujeres se organizan en asambleas, cooperativas y comedores escolares.

Pero además, como en muchas de las expresiones terriotoriales, militantes, estudiantes universitarios y profesionales con interés y ganas de acercarse a estas experiencias de la periferia, suman sus herramientas y experiencia para generar mejores condiciones.

Un periódico de barrio, de asentamiento, de villa, de monoblock

En Junio del 2015 se lanzó la primer edición de la Revista Chasqui, un “periódico barrial”, con el objetivo de contener notas “de lo que se ve y se siente en los barrios”. En aquella tapa había fotos color de la lucha de los vecinos de Romero, que tras una toma de tierra, lograron en aquel momento que la justicia les favorezca; también una entrevista exclusiva con Dany Lezcano, histórico cantante de Flor de Piedra.

El periódico, según explican los realizadores, se hacía en articulación entre estudiantes de la Facultad de Periodismo, militantes del FOL y vecinos y vecinas activistas de los diferentes centros comunitarios. Finalmente salieron 4 ediciones más hasta que por la misma dinámica política del movimiento se dejó de publicar. El espacio priorizó otras tareas para sus barrios.

“No somos planeros ni vagos”

Juan Zaldúa es uno de los cineastas del equipo de Chasqui TV, el nuevo formato en el que algunos años después, se transforma el proyecto barrial. En comunicación con Pulso Noticias explicó que “los costos que llevaba el mundo impreso y sumado a estas nuevas plataforma de consumo, Instragram, Facebook y el celular, donde toda la información nos llega desde la imagen audiovisual, era algo que no estábamos potenciando”, contó como un diagnóstico que venían haciendo previamente en el Movimiento

Respecto a cómo repercute lo audiovisual en las propias vecinas y cómo los medios generalmente cuentan lo que pasa en los asentamientos, el profesor de la Facultad de Arte expresó: “en los mismos barrios tenía otra llegada y repercusión cuando hacíamos un material audiovisual… es una herramienta que nos puede potenciar el trabajo y nos ayuda al objetivo: visibilizar, narrar, contar lo que pasa en los barrios que muchas veces no llega, o llega desde un lugar que no es el que nosotros pensamos, sino más desde una otredad que en vez de legitimar o empoderar, termina estigmatizando”, criticó.

“La cultura visual y de la mirada, donde la imagen es poder y saber, hay que hacerla circular y también disputarla… proponer otras imagenes y lecturas posibles de lo que sucede en los barrios” agregó vinculando lo académico, lo barrial y lo político.

“Era necesario salir a contar lo que estaba pasando durante la pandemia en los barrios”

Por su parte, Florencia Legakis, joven estudiante de la Facultad de Comunicación Social y ahora trabajadora de prensa en el FOL contó también a este portal cómo se pensó este relanzamiento, que pensaba ser el 1° de mayo, pero la pandemia modificó la situación: “cuando vimos todo lo que estaba sucediendo decidimos que era necesario salir a contarlo”, refiriéndose al primer video que lanzó Chasqui TV, sobre la situación de los comedores comunitarios en los barrios y la falta de mercadería para el aumento de demanda, de familias que se acercan con el tupper a buscar un plato de comida.

Luego de poder narrar esta historia, Florencia describió: “Hay mucha gente que se encuentra en situaciones de extrema vulnerabilidad, en lugares donde el Estado no llega y cuyas historias necesitan ser visibilizadas y contadas…por eso ante la urgencia apostamos a hacer periodismo popular y alternativo… en tiempos donde estamos aún más hiperconectados es necesario mostrar la otra cara de la cuarentena para generar una mayor consciencia social y lazos de solidaridad”, agregó la periodista.

Una de las características del producto audiovisual generado es la multidisciplinaridad. Jóvenes profesionales de la comunicación junto a otros del cine y las artes, en conjunto con vecinas, pibes y pibas de los barrios y los militantes sociales. Sin embargo, en este contexto, la puesta en escena tiene algunas particularidades: “La posibilidad de largar un medio en medio de una pandemia es algo único, realmente. Somos muy cuidadoses, no queremos poner en riesgo a nadie por lo que reducimos nuestros equipos y usamos todos los instrumentos de higiene necesarios, además de la distancia” explicó Legakis y agregó: “Tenemos muchas historias para contar, y estamos muy ansioses por poder mostrar todo lo que venimos trabajando en estos meses”.

El saber universitario

En este mismo sentido, es interesante ver cómo se articulan militantes de los barrios junto a profesionales y estudiantes de la Universidad. Para Zaldúa, cineasta de la UNLP, oriundo de Neuquén, el hecho de que la mayoría sean egresados o estudiantes de Arte y de Comunicación, hace que “hay un saber disciplinar, técnico, expresivo, pero también un montón de personas que se van sumando, por eso es una instancia formativa donde los saberes se comparten y a través de las necesidades y las ganas se van compartiendo”.

El equipo de Chasqui TV se reune una vez por semana, allí piensan qué van a realizar, unos hacen contactos con las entrevistadas y “vamos cranenando entre todes”, explican. “La idea es seguir fortaleciendo a partir de las tecnologías, que siempre es como una carrera, de un modo colaborativo intentamos que con lo que se tiene, se haga…lo importate es que el mensaje llegue, más allá de lo técnico, y cumplir el objetivo, saltar el cerco mediático y sensibilizar a la otredad para que escuche lo que pasa en los barrios”.

Para el futuro proyectan dar talleres de formación a los jóvenes de los barios: “socializar experiencias con jóvenes, alfabetizar en el lenguaje audiovisual, para que ellos mismos se construyan como corresponsales en sus propios barrios, que se cuenten a sí mismos y no sean contados por otros”.

Debut audiovisual

El miércoles por la mañana Chasqui TV lanzó el primer corto audiovisual en sus redes sociales, donde relata cómo se trabaja en un comedor de la bajada de la Autopísta Buenos Aires, La Plata, y en otro de Ensenada. Dura 5 minutos y cuenta cómo “las medidas del aislamiento obligatorio profundizan las desigualdades”. Se puede ver aquí

“Queremos terminar con los estereotipos de los movimientos sociales de que son planeros, vagos, que no quieren laburar, que solo hacen piquete, y queremos revalorizar el trabajo que hacen disputando el sentido común, por eso en esta primera producción este enfoque”, finalizó Juan.

En noviembre del 2015 la banda El Plan de la Mariposa partició del lanzamiento de la edición 2 de Chasqui, en Barrio Aeropuerto
En Septiembre del 2016, en la edición N°4 Sara Hebe recibió su Chasqui.
Florencia y Karina, dos partes del mismo proyecto

Comentarios

- Advertisement -