Edu Vasirani: “para mí, sería un gusto poder volver a jugar en el poli”

Eduardo Vasirani, ex Gimnasia y Esgrima La Plata, nos cuenta donde realiza la cuarentena obligatoria, sus actividades para mantenerse en forma y la posibilidad de volver a jugar a la ciudad de las diagonales

Por Valentin Cabrera

Eduardo transita la cuarentena junto a su esposa en la casa de Lomas de Zamora luego de que el Club Unión de Formosa los relegue hasta el 31 de marzo, medida que se extendió luego de que se confirme la cuarentena obligatoria.

Cuando se tomó esta decisión, el equipo formoseño se encontraba de gira por Buenos Aires, y tras la victoria ante Platense, volvieron a Formosa tras suspenderse el encuentro ante Ferrocarril Oeste por la fecha 26 de la Liga Nacional: “A los dos días jugábamos contra Ferro, pero se supendió y volvimos para Formosa. Luego el club tomó las medidas de que íbamos a tener un párate hasta el 31 de marzo, y en ese mismo momento me vine para Buenos Aires con mi familia”.

Hoy, tras un mes de parate, el equipo continúa realizando trabajos físicos en sus hogares a cargo del preparador físico: “Nos manda rutinas para hacer cada uno en nuestras casas como para continuar en actividad, y para que en el momento de regresar, si en algún momento esto se soluciona y sigue la competencia, no estar mal físicamente”, y en cuanto a la reanudación del torneo, sostiene que es todo una intriga porque todavía no se han tomado medidas claras sobre la continuidad.

Si hacemos un repaso en su carrera, debemos mencionar que su relación con el básquet comenzó desde muy chico, “Mi primer equipo fue Círculo Policial de La Plata  a los 4 años, por qué mi papá trabajaba en el servicio penitenciario y tenía amigos en el club, así que llevaba a mi hermano mayor que tenía 7 y de paso me dejaba a mí también”. Por distintos motivos laborales de sus padres, tuvieron que mudarse en varias ocasiones de ciudad y de club, pero admite que fue una etapa importante para su profesión.

Tras su paso por Gimnasia y Esgrima La Plata, donde hizo desde premini hasta juveniles, comenzó su carrera como profesional en la ciudad de Concordia para jugar la famosa Liga B (ahora Torneo Federal) en Estudiantes de Concordia. El siguiente año saltó al TNA donde jugó durante 6 años en los clubes, Sport de Canada de Gómez, San Isidro de San Francisco, San Lorenzo de Chivilcoy, Barrio Parque de Córdoba y Argentino de Junín, donde logró el ascenso a la Liga A y retornó al club de sus amores, Gimnasia.

“Después de esa temporada, tuve la oportunidad que soñaba siempre de jugar la Liga Nacional, ni más ni menos que para Boca Juniors que soy hincha de chico. Estuve dos temporadas ahí, Luego fui a Quilmes de Mar del Plata, y al año siguiente me mudé a Unión de Formosa”. 

En cuanto a su futuro, Vasirani en claro donde quiere terminar su carrera “Al lobo lo tengo muy presente siempre. Para mí, sería un gusto poder volver a jugar en el Poli. Ya voy a tener la oportunidad de volver a jugar en mi segunda casa, que me dio grandes amistades y muy valiosas”, selló el pivot. 

Comentarios

- Advertisement -