Un parque jurásico en 7 y 72

Gracias al trabajo puntilloso y constante de quince vecinos, los dinosaurios cobran vida este fin de año. Una época de películas que se hace presente en la rambla, para sorpresa y fascinación de los que pasan por allí. En la madrugada del miércoles arderán en llamas y promete ser una fiesta

Por Lautaro Castro

A medida que el cielo comienza a despejarse y la lluvia torrencial de la mañana se reduce a unas pocas gotas rebeldes, las tensiones aflojan en la rambla de 7 y 72. Las quince personas que trabajan aquí, rodeadas de tachos de engrudo y pintura y pilas de papel y cartón, bien saben que el agua no es la mejor aliada en estos casos. La quieren lo más lejos posible.

Es el último viernes del 2019 y faltan cinco días para la tradicional quema de muñecos en La Plata. Pero en esta esquina, no arderán momos. Tampoco figuras icónicas, ni personajes famosos. Lo que aquí se consumirá es un parque jurásico, con volcanes, rocas, lagos artificiales y una veintena de dinosaurios construidos en escala real. La Era Mesozoica nunca estuvo tan cerca.

“Es el trabajo de todo un año. El 5 de enero comenzamos con piezas pequeñas y después conseguimos un galpón para armar las más grandes. Dinosaurios se hicieron muchas veces, pero esto es diferente”, asegura Emiliano, uno de los artífices del proyecto, a Pulso Noticias.

Anteriormente, Emi armaba momos en 14 y 72, pero ahora decidió cambiar de esquina, atraído por la posibilidad de recrear una época. En esa búsqueda, nada fue improvisado: “Hablamos con antropólogos, especialistas del Museo de Ciencias Naturales y con gente que conoce sobre dinosaurios y estudió sobre ellos. La idea era sacar medidas y características de cada uno, para que fueran lo más real posible”.

El abanico de dinos es amplio y va desde torosaurios, pterodáctilos y velociraptors hasta triceratops y branquiosaurios. En el centro, imponente, se destaca el Tiranosaurio Rex, acaso el más “vivo” de todos. Mediante un sistema de poleas y roldanas del cual se desprenden sogas, es posible hacer que mueva su cabeza, ojos, boca y cola. El nivel de detalle asombra: cada vez que gira su cuello de un lado a otro, su piel recubierta de poliuretano adquiere gran elasticidad. También se pueden escuchar sus chillidos, gracias al ruido que genera el movimiento de algunos caños oxidados en su interior.

“Como no estábamos tan ajustados de tiempo, quisimos ser minuciosos. Te das cuenta en las arterias, por ejemplo, que nos tomamos el laburo de hacerlas. Si la gente va a ver algo de tan cerca, la idea es sacarle el mayor jugo posible. Para las texturas, jugamos y probamos con mil cosas. Todas son diferentes, porque así lo eran en su época. Algunas tienen revestimiento, otras aserrín, cartón…Eso sí, todas están pintadas con látex y arena para queden consistentes”, cuenta Juan, uno de los más perfeccionistas del grupo.

“Caminando entre dinosaurios”, tal como su nombre lo expresa, no solo se trata de una quema sino también de una experiencia que hace partícipe al público. Los visitantes ingresarán por una entrada decorada con cañas y luego continuarán por una costilla gigante, que los conducirá a cada una de las especies. Además de apreciarlas, podrán saber más de ellas a través de recuadros informativos colocados para la ocasión.

Manuel, uno de los ideólogos, es vecino de 8 y 83 y hace 22 años que arma muñecos de fin de año. Está conforme con el producto final, pero a la vez es consciente de que la vara quedó muy alta. “El año que viene, cuando tengamos que armar de nuevo, la gente va a esperar lo mismo o más. Difícilmente podamos volver a hacer algo así, por el tema económico y lo que sale hacer esto”, dice.

Si bien contaron con alguna ayuda de comerciantes y vecinos de la zona, la mayor parte de los materiales tuvieron que costearlos ellos mismos. Es por eso que en los días previos organizarán diferentes propuestas gastronómicas y musicales a fin de recuperar al menos una parte del dinero invertido. Hoy (si el clima lo permite) será la inauguración con todos los dinosaurios en movimiento; mañana y el lunes habrá artistas invitados, algunos de ellos de renombre como Mario Luis (domingo 29), Ángela y el local Jorge Vázquez (ambos el 30/12). Los shows comenzarán a las 21.

Más allá de los gastos, Manu encuentra en el reconocimiento y el apoyo de la gente una recompensa que reconforta y justifica esas pocas horas de sueño: “Que te feliciten, te halaguen y te den una palmada no tiene precio. Ver las caras de los chicos…es impagable”.

La quema está prevista para el miércoles 1° de enero a las 3 de la madrugada. Previamente, se oirá un relato con música y efectos sonoros que introducirá a los presentes en esta aventura jurásica. Una aventura que merece ser vivida antes de que las llamas la devuelven a épocas remotas.

Comentarios

- Advertisement -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre