Nedela reúne a su gabinete ante los problemas económicos

El jefe comunal de Berisso convocó a todos sus funcionarios, a quienes les pidió que tengan su renuncia a disposición ante posibles cambios. Buscarán implementar políticas de mayor austeridad para paliar los números rojos

Berisso es uno de los 18 municipios bonaerenses a los que la Gobernación de María Eugenia Vidal le monitorea sus cuentas mes a mes a causa de los números rojos que muestra la comuna. En ese marco el intendente Jorge Nedela realizará hoy una reunión de gabinete ampliada, con la intención de afilar el lápiz en la aplicación de políticas de mayor austeridad en cada área de gobierno.

Previo a la convocatoria a este encuentro, hubo otro el miércoles en el cual el jefe comunal pidió a todos los funcionarios que pongan su renuncia a disposición, ante posibles cambios que pudieran surgir en función de las restricciones económicas a implementar.

Prácticamente desde el comienzo de su gestión, el intendente Jorge Nedela arrastra una crisis económica de la que todavía no puede recuperarse. En el primer año había alusiones permanentes a la “herencia recibida”, pero ya en estos tramos las voces del gobierno empiezan a hacer foco en algunos problemas estructurales de la comuna, que
hasta ahora no fueron resueltos.

Cabe recordar que entre fines del año pasado y principios de este el oficialismo intentó aprobar en el Concejo Deliberante una ordenanza para sancionar la Emergencia Económica en el distrito, pero la oposición no avaló la iniciativa utilizando la falta de quórum para impedir su tratamiento con el argumento de que se trataba de una política de
ajuste que podría afectar a la planta de trabajadores municipales, entre otros aspectos.

De esta forma, el alcalde berissense no pudo contar con esa herramienta para readecuar partidas presupuestarias. A su vez, también ronda entre los objetivos del Ejecutivo la intención de aumentar el índice de cobrabilidad de los impuestos en el distrito, que actualmente está en el 51%, y pretenden llevarlo al 75%. Es un interrogante si realmente
eso es posible en medio de la coyuntura de crisis económica que vive el país en estos momentos.

Entre las medidas que Nedela estaría evaluando aplicar se encuentran un posible recorte de los salarios de los funcionarios y la búsqueda de nuevas alternativas de financiamiento. Por lo pronto, la comuna ya depositó los fondos para el cobro del medio aguinaldo, que en realidad fueron aportados por la Provincia cuando diez días atrás la Gobernación emitió un decreto a través del cual le transfirió a Berisso 7 millones de pesos en concepto de adelanto de la coparticipación.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre