Tras asumir el segundo mandato, Garro rearma su Gabinete

Dio un discurso corto y sin confrontaciones. Se centró en el diálogo entre las fuerzas políticas, la eliminación de desigualdades y la planificación urbana. Ahora se dedicará a terminar de acomodar el complejo tablero político en su Gabinete, haciendo equilibrio entre los distintos socios de la alianza Cambiemos

La composición de la tribuna oficialista en el Concejo Deliberante para la asunción del segundo mandato de Julio Garro fue una muestra de la variopinta coalición gobernante, dentro de la que el jefe comunal deberá hacer equilibrio a la hora de distribuir los lugares para armar su Gabinete, que en menos de tres días ya tendrá completamente definido.

A la esperada presencia en palco de la Juventud del PRO y de la Juventud Radical, se sumó una importante columna del Sindicato Municipal, uno de los sectores peronistas que se sumó a Juntos por el Cambio y que se expresa en la figura de la concejala electa Romina Marashio. Este es uno de los espacios que buscará consolidarse dentro del oficialismo, y que disputa al igual que otros sectores del peronismo (como el que expresa el concejal saliente Fabián Lugli) un espacio propio en el principal equipo que rodea al Intendente.

Por su parte, los jóvenes del Pro no sólo cantaron en apoyo a Romina Cayón, concejala electa que proviene de ese riñón, si no que también vitorearon la entrada de Fernando Ponce, ex presidente del Concejo, que se tomó licencia a principios de año tras ser acusado por abuso sexual en el ámbito laboral. Esta acción, junto a otros cánticos de alto contenido machista dedicados a la oposición, contrastaban bastante con un recinto que en la última sesión había aprobado importantes avances en materia de equidad de género.

Por el lado del radicalismo, estuvo presente el diputado nacional Miguel Bazze, como muestra de apoyo a los actores locales del partido centenario, que buscan sostener al menos los tres lugares que supieron ocupar dentro del gabinete ministerial -la secretaría de Salud, la de Producción y la de Desarrollo Social- cuya continuidad está puesta en duda.

El senador Miguel Bazze, el arzobispo Víctor Fernández y el se cretario general de la Gobernación Fabian Perechodnik

En ese marco, Garro realizó un discurso corto y sin confrontaciones. Mencionó en reiteradas oportunidades el diálogo con la oposición en pos de “trabajar por los platenses”, y a diferencia de la construcción de su relato durante la campaña, ahora buscó correrse de la polarización y eliminar cualquier frase que sonara a “grieta”.

Al comienzo hizo un breve balance de su gestión centrándose en algunos puntos como el combate de las mafias, la transparencia, la inversión en infraestructura escolar (fuertemente cuestionada por los gremios), las obras hidráulicas, y el plan de reducción de riesgos de inundación.

A la hora de delinear la prioridad de lo que serán sus segundos cuatro años de gestión, remarcó que “sin espacio para dudas, necesitamos crear más oportunidades para los vecinos y reducir las diferencias entre el centro y la periferia de la Ciudad”.

En esa línea mencionó al Consejo Consultivo para el Desarrollo, convocado por el Intendente el año pasado cuando comenzaron a sentirse con fuerza los efectos de la crisis económica, pero del que sin embargo no surgieron puntos demasiado concretos, y el cual fue blanco de las críticas de la oposición en el Concejo Deliberante.

A su vez, volvió a ubicar como uno de los ejes importantes a la planificación urbanística, y se refirió al nuevo Código de Ordenamiento Urbano Territorial, que pocos días antes de las elecciones modificó por decreto, en una acción cuestionada desde distintos sectores profesionales y políticos.

Por último, apuntó entre las prioridades a la generación de empleo, y mencionó el otorgamiento de créditos para comercios y emprendedores por 250 millones de pesos, que están incluidos en el Presupuesto para el año que viene.

Tras el discurso, en la rueda de prensa, el Jefe Comunal confirmó que en febrero se realizará la elección de delegados comunales, aunque no dio certeza de cuándo se reglamentará la ordenanza y se clarificará la metodología con la que se llevarán adelante los comicios.

La jura del Intendente para su segundo mandato

El complejo armado del Gabinete

Antes de que Garro diera el discurso para inaugurar el mandato, se le tomó juramento a los concejales entrantes. Dentro del oficialismo, juraron los integrantes del Pro Darío Ganduglia; Romina Cayón y Nelson Marino; los radicales Claudio Frangul (que renovó su mandato) y Verónica Rivas; y los peronistas Romina Maraschio y Federico Moyá.

Hasta el momento, está prácticamente confirmado que Ganduglia y Marino pedirán licencia para continuar como Secretario de Seguridad y Secretario de Gobierno, siendo dos de los pesos fuertes del Intendente dentro de su Gabinete. Luego, pelean por tener alguna representación los sectores del peronismo que ingresaron en la coalición para estas elecciones y que fueron claves para el triunfo, y también se especula que funcionarios que estuvieron en la gestión de María Eugenia Vidal desembarquen en alguna de las secretarías. Para el jueves, se espera que el Intendente resuelva los equilibrios internos y dé a conocer los nombres de su equipo 2020.

Comentarios

- Advertisement -