Julieta Lema, una goleadora de la escuela de Estudiantes

La delantera del Pincha que fue figura en el primer clásico de fútbol femenino de la era profesional le contó sus sensaciones a Pulso Noticias en una distendida charla en el Country Club de City Bell

Por Lucas Mazzuca | Fotos: Nicolás Braicovich

A lo largo de su historia contemporánea, Estudiantes se convirtió en el club que más delanteros goleadores “fabricó”. Desde Martín Palermo a inicios de los 90 pasando por José Luis Calderón, Bernardo Romeo, Luciano Galetti, Ernesto Farías, Mariano Pavone y Guido Carrillo entre otros tantos. Todos diferentes entre sí (y algunos que rindieron más en otros clubes) pero con algunas características similares: trabajo, sacrificio, dedicación, el gol y jugar siempre con la línea del último defensor para no caer en Offside y quedar cara a cara con el arquero. Esto último parecería ser algo lógico para cualquier delantero, pero sin dudas que la escuela Pincha hizo más hincapié que otras sobre esas cuestiones ligadas a saber a rajatablas el reglamento y sacarle provecho. Es raro ver a un delantero de sangre rojiblanca en posición adelantada.

Ahora que por primera vez se está jugando una Liga Profesional de fútbol femenino, el club albirrojo ya pareciera tener su goleadora con sello Pincha. Se trata de Julieta Lema quien en el actual torneo lleva cuatro goles en las cinco fechas que se llevan disputadas, aunque el León ya quedó libre así que lleva cuatro goles en idéntica cantidad de partidos. Dos se los hizo a Defensores de Belgrano en la victoria por 3 a 1 y los otros dos nada menos que a Gimnasia y en el estadio de 60 y 118 en un duelo que finalizó 3 a 3 y se jugó el último lunes. Incluso, fue clave en el triunfazo de su equipo sobre Lanús en la cuarta fecha donde le convirtieron el penal que sirvió para ganar.

En diálogo con Pulso Noticias, la goleadora contó sus sensaciones de lo vivido en el clásico luego de la última práctica de la semana con fútbol en espacios reducidos (fotos arriba) en una de las canchas de césped sintético del Country Club de City Bell: “Fue genial lo que viví en el clásico, más para mí que soy hincha de Estudiantes de toda la vida. Después del partido me explotó el teléfono, me habló mucha gente. Es algo que tiempo atrás ni siquiera me animaba a soñar, parecía inalcanzable que se de una situación así”. Sin embargo, aclaró: “A pesar de que nos fue bien en el partido como grupo y en lo personal me quedó la fea sensación de que lo pudimos haber ganado. Supimos hacer nuestro juego, estuvimos cerca de llevarnos los tres puntos del Bosque”.

En otra parte de la charla que se dio en una de las tribunas montadas en los alrededores de una de las canchas del Country, Julieta confió: “Una vez que llegó el día del partido estaba tranquila, pero los días anteriores estaba muy manija pensando todo el tiempo qué hacer, que no hacer, cómo resolver distintas situaciones que se pueden dar durante un partido, a veces una no quiere pensar tanto porque después se termina confundiendo pero parece inevitable”.

Al respecto de qué gol le gustó más de los dos que le hizo al Lobo, contó: “el primero me gustó mucho más por cómo giré y le pegué de una al arco. Si bien el otro también fue lindo, me quedo más con el primero porque hice algo sobre lo que trabajo”. Y entre risas confió: “no sé cuantas veces vi los, creo que miles”.

Por otro lado, la delantera de 19 años que a su vez cursa el primer año de profesorado en Educación Física, relató: “En Gimnasia juegan varias chicas que eran compañeras mías en Villa San Carlos hace sólo un año atrás, así que fue un partido especial en todos los sentidos. Obvio que teniéndolas enfrente solamente pensaba en ganar, pero no se da todos los partidos que una conozca tanto a sus rivales”.

La escuela Pincha tiene como uno de sus grandes valores el trabajo, y Julieta no le esquiva, además de los entrenamientos también suele mirar videos: “Ya habíamos visto a Gimnasia en el primer partido contra Huracán que fue televisado, ahora tenemos la posibilidad de poder estudiar a las rivales, las cosas van cambiando y mejorando un montón en el fútbol femenino. Siempre trato de jugar con la última línea de las defensoras para no quedar en posición adelantada y, a la vez, poder quedar mano a mano con la arquera. Miro muchos videos de fútbol, mas que nada de delanteras, desde lo más allegadas hasta el otro extremo, se absorben muchas ideas de movimientos y jugadas propias de la posición. No tengo ninguna referente mujer ni hombre, no veo a alguien en particular, aunque Palermo es alguien a quien siempre admiré, desde chica”.

Respecto a cómo están como equipo, la número 9 del León dijo: “estamos bien, nos vamos conociendo cada vez más y eso es importante. Empezamos a jugar todas juntas el año pasado, al principio nos costó pero en la segunda parte del año nos acomodamos. Ahora cada vez nos entendemos mejor, al principio sin conocernos es distinto el trato. En la previa del clásico se notó la unión que generamos como grupo”.

Por último, en relación al crecimiento del fútbol femenino, expresó: “es muy importante que se rompan tantas barreras y las chicas puedan empezar a jugar al fútbol desde niñas, en mi caso empecé hace 3 años en Argentino Juvenil, después pasé por Villa San Carlos y vine a Estudiantes donde también cumplo un sueño porque soy hincha de toda la vida”. Mientras se daba la charla con Julieta, en otra cancha había juveniles del Pincha entrenando en otra de los campos de juego de césped sintético, algo impensado años atrás aunque el León es uno de los clubes que siempre le ha dado lugar a las mujeres en el fútbol.

Comentarios

- Advertisement -