La Plata: masivo cierre de campaña provincial del Frente de Todos

El candidato a gobernador Axel Kicillof finalizó su recorrida por distintos municipios bonaerenses esta tarde, en el bosque platense, junto a Cristina Fernández, Verónica Magario y Florencia Saintout. “Estamos atestiguando el fracaso del Gobierno de Macri y de Vidal”, remarcó el ex Ministro de Economía

El candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos, Axel Kicillof, realizó su cierre de campaña en el bosque platense esta tarde, junto a su compañera de fórmula e intendenta de La Matanza Verónica Magario, la expresidenta y candidata a vicepresidenta Cristina Fernández, y la diputada y candidata a intendenta de La Plata Florencia Saintout.

Llevando ventaja en las encuestas, la elección de la ciudad para el final de su recorrida por distintos municipios de la Provincia le da un espaldarazo a la postulante local, en una elección que se avecina muy pareja en la ciudad. En ese sentido, el marco fue una masiva convocatoria, con presencia de las distintas organizaciones que forman parte del armado electoral, así como también de los principales referentes de peso dentro del espacio: Intendentes, dirigentes gremiales, legisladores bonaerenses, concejales y ex funcionarios.

Kicillof, el último en tomar la palabra, le agradeció a Fernández por “su visión estratégica”, y señaló que ella “tenía la llave de la unidad”. A su vez, se encargó de desterrar los rumores de rispideces con los Jefes Comunales peronistas, a quienes también agradeció desde el escenario.

“Nos propusimos hacer una campaña sin falsas promesas, sin engaños, sin agresiones, sin campañas sucias. No vale decir cualquier cosa para conseguir un voto. No somos así los argentinos”, afirmó el ex ministro de Economía, y remarcó: “Estamos atestiguando el fracaso del Gobierno de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal. Es el fracaso de una forma de gobernar. Porque no se puede gobernar el país como una empresa”.

En ese sentido, indicó: “Han dejado una provincia arrasada. Cuando lleguemos al gobierno, si somos electos, no vamos a estar poniendo excusas ni echando culpas, si no trabajando todos los días”.

Sobre el final, recalcó la importancia de “la boleta completa” al señalar: “es importante que en todos los municipios haya un intendente o intendenta que esté en la misma página. Acá en La Plata, la capital de la Provincia, esa persona se llama Florencia, la futura intendenta. La que va a ayudar a que lo que hagamos a nivel provincial y nacional llegue bien, llegue rápido”.

“La ciudad de La Plata la pasó muy mal”

Saintout fue la encargada de abrir el acto, focalizándose en la situación regional. “La ciudad de La Plata la pasó muy mal estos años con los gobiernos de Macri, Vidal y Garro”, expresó y agregó: “tenemos la oportunidad histórica alinearnos a nivel regional, de integrarnos a un proyecto de nación y provincia”-

“Vamos a ser una ciudad productiva, con las instituciones que nos llenan de orgullo como los clubes de barrio, vamos a ser una ciudad donde el ser humano esté en el centro y no falten las cuatro comidas en ningún hogar, y donde la libertad y la igualdad estén garantizados”, aseguró.

En tanto, la candidata a vicegobernadora Verónica Magario afirmó al tomar el micrófono: “tenemos que encontrar el camino hacia las soluciones concretas. Hacia resolver realmente lo que nos está sucediendo. Una salida definitiva y concreta. Honestidad y austeridad, ese es el gobierno que vamos a hacer junto a Axel”.

Alusiones a Chile y al cambio generacional

Por su parte, la ex presidenta y candidata a vicepresidenta Cristina Fernández se refirió por un lado a lo que denominó como una “nueva camada de dirigentes”, en referencia a quienes tenía a su lado en el escenario, y de alguna forma parecía dirigirse a su generación de militantes peronistas para que cedan la posta a la juventud.

Además, le pidió a quienes fueran a asumir cargos tras las elecciones que “siempre conserven la humildad. Es necesario tener dirigentes siempre pegados a la gente”.

Por otro lado, también utilizó el ejemplo de Chile para diferenciarse del macrismo. “¿Cuántas veces nos dijeron que Chile era el modelo a seguir?”, se preguntó y recordó la época del golpe a Salvador Allende.

“Esto que nos quieren vender como modelo de sociedad, donde se quiebran los lazos de la sociedad, terminan así. Tengamos la inteligencia de saber que una sociedad no se desarrolla en paz si no se superan las brechas de desigualdad. No va a haber seguridad ni felicidad para nadie sin eso”, aseguró.

Comentarios

- Advertisement -