Revuelo en pleno centro: volvieron a sacarle mercadería a un senegalés

Fotos Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Un operativo coordinado entre agentes de Control Urbano y la Policía Bonaerense le incautó pertenencias a uno de los vendedores. La gente que pasaba por el lugar se solidarizó y custodió el móvil con las cosas hasta la comisaría

Una vez más, vendedores ambulantes de la comunidad senegalesa fueron víctimas del hostigamiento policial, tras la decisión del gobierno local de continuar prohibiendo su actividad. Durante la tarde de este miércoles, efectivos de la policía y agentes de control urbano procedieron a incautarle la mercadería a uno de los trabajadores en las inmediaciones de 7 entre 47 y 48, donde se motivó un operativo inusual tras la reacción de la gente.

Lo que parecía que podría resolverse en cuestión de minutos terminó convirtiéndose en un verdadero papelón. Una importante cantidad de efectivos policiales fueron dispuestos para rodear el patrullero de Control Urbano donde estaba la mercadería, mientras cada vez más vecinos se acercaban para evitar que les lleven sus pertenencias al joven senegalés.

Tras momentos de extrema tensión en pleno centro, el comisario encargado del operativo decidió que las cosas sean trasladadas a la comisaría Primera. A partir de entonces, una nutrida caravana de efectivos avanzó a paso de hombre por avenida 7 hasta 53, mientras los propios vecinos y vendedores los seguían para no perder de vista las cosas secuestradas.

“Volvimos ayer muy tarde de la comisaría. Se quisieron llevar la mercadería de uno de los vendedores ambulantes senegaleses de manera totalmente irregular y arbitraria”, expresó Damián, uno de los abogados del colectivo La Ciega, que viene ayudando desde el primer momento a los vendedores. “Se congregó mucha gente alrededor para solidarizarse con este laburante, llegaron muchos vecinos y vecinas y por supuesto mucha policía”, contó sobre el episodio.

“En algún momento habíamos llegado a un acuerdo con la policía de que le iban a entregar a este chico por lo menos la mochila con su documento que estaba adentro de la patrulla municipal y que iban a llevarse el resto de la mercadería a la comisaría Primera, pero después llegó el comisario y se echó atrás con ese acuerdo”, explicó el abogado, quien agregó que “estuvieron a un paso de reprimir en pleno centro de La Plata, se vivió un momento absolutamente tenso y violento”.

Solo después de que el patrullero -y toda la gente- llegó a la parte trasera de la Comisaría Primera, se procedió a labrar las actas correspondientes aunque, según explicó el abogado, la policía incurrió en varias mentiras. “Esas actas ni siquiera tienen un nombre, son nulas (…) las autoridades de la comisaría cuentan la versión de ellos, que es mentirosa porque dice que los chicos fueron los violentos y que golpearon a personal de la policía y que privaron de la libertad a los agentes de control urbano”, contó. “Solamente nosotros, los abogados, la firmamos en disconformidad”.

A pesar del solidario esfuerzo de todos los vecinos, la mercadería terminó secuestrada, tal como viene sucediendo en el marco de estos operativos. Y todavía espera que se la devuelvan para poder seguir trabajando.

Comentarios