Villa San Carlos y una mancha que no se borra más

La dirigencia del Celeste de Berisso decidió que el fútbol femenino descienda de categoría para no profesionalizar al plantel. Dolor y bronca en jugadoras y cuerpo técnico

Por Lucas Mazzuca

Villa San Carlos dio un paso atrás. De esos que duelen y que no tienen explicación. Es que, mientras el club muestra un constante y notorio crecimiento desde hace ya diez años, se tomó la decisión de descender de categoría al fútbol femenino. Esto se debe a que, según expresaron en un comunicado quienes conforman el fútbol femenino del Cele, la dirigencia no quiere afrontar los gastos que conllevará la profesionalización de la disciplina. Para el torneo que comenzará el 1 de septiembre, la AFA se hará cargo de ocho contratos y el resto correrá por cada club si es que quiere ampliar el número. Incluso, el hecho de que comience a profesionalizarse hará que las futbolistas tengan otros cuidados y son esos gastos los que la tesorería del Cele no quiere afrontar. Bajando de categoría seguirán siendo amateurs.

Así las cosas, mientras el fútbol masculino recuperó su lugar en la tercera categoría del fútbol argentino y tiene entre sus filas jugadores con sueldos elevados, las mujeres se ven dejadas de lado a pesar de haberse ganado en el campo de juego mantenerse en Primera.

Vale recordar que las Celestes subieron a la máxima categoría en 2016 de la mano de Mauro Córdoba y de un plantel plagado de futbolistas que pasaron a Gimnasia donde también lograron el ascenso. Cuando el equipo se desarmó pasando casi en si totalidad al Lobo, quienes se calzaron la camiseta fueron las que estaban en Reserva poniendo la cara y el fútbol por el club para dejarlo en lo más alto.

Se trata de una mancha en una rica historia contemporánea del club de Berisso. Mientras el fútbol femenino avanza a pasos agigantados a nivel nacional y mundial, camino a la profesionalización, se toma la decisión de bajar de categoría a un plantel que por todos los medios trató de convencer a la CD, aunque fue en vano.

El comunicado.

Comentarios

- Advertisement -