Las trabajadoras de prensa de la región tienen su Colectiva

Por Estefanía Velo (publicado en edición impresa de Pulso Noticias)

¿Qué hacemos para el 8 de marzo? Nos preguntábamos cuatro compañeras sentadas en el salón del Sindicato de Prensa Bonaerense. Se acercaba el 8 de marzo de 2016, la marea verde crecía desde abajo, los femicidios aumentaban y  se contaban cada vez más en los medios de comunicación. Pero también, nos preguntábamos cómo informarlos. Cómo abordar las noticias desde una perspectiva de géneros. Cómo enfrentar las violencias en cada lugar de trabajo.

Así fue que nació el agrupamiento de las trabajadoras de prensa de La Plata, Berisso y Ensenada. Ese mismo día, a la compañera que siempre recordaremos entre nosotras, Virginia Iliariucci dijo: “armemos un grupo de Whatsapp”. Agarramos nuestra principal herramienta de trabajo, el celular, empezamos a contactar a todas nuestras colegas y en menos de quince minutos en ese grupo éramos más de 200 trabajadoras de prensa.

La propuesta fue realizar una foto colectiva en las puertas de Radio Provincia, a metros de Plaza Moreno, y luego nos encolumnamos con una inmensa bandera violeta que decía: “Nosotras paramos”. Durante todo ese día, nuestros lugares de trabajo, en los cuales cuesta hacer un paro por el nivel de precarización laboral en el que nos encontramos, fueron señalizados y tomamos el aire y los medios, para hablar sobre la implicancia de salir a la calle un 8 de marzo. Repensar (nos). Desconstruir (nos).

Luego tuvimos encuentros más esporádicos, hasta que decidimos ponerle nombre a esa construcción: Colectiva de Trabajadoras de la Comunicación de La Plata, Berisso y Ensenada. Somos integrantes de medios privados, públicos, comunitarios, cooperativos, agencias de noticias estatales. Nos compartimos nuestra agenda, pero principalmente intentamos reflexionar sobre las prácticas machistas y violentas en cada lugar de trabajo. “Visibilizamos la persistente desigualdad salarial (por género) que se da en el marco de nuestra profesión haciendo la misma tarea, denunciamos que dentro de las estructuras de los medios somos objeto de abusos, malos tratos y violencia psicológica; exigimos mayor formación entre nuestros/as colegas para dejar de re –producir discursos cargados de prejuicios y estereotipos que vulneran derechos, estigmatizan y criminalizan a mujeres, niñeces, lesbianas, travestis y personas trans”, expresó la periodista feminista e integrante de la Colectiva, Paula Bonomi.

Cada 8 de marzo replicamos las fotos colectivas y solidarias: el año pasado fue en las puertas del Diario Hoy en apoyo a los despidos que estábamos atravesando; mientras que este año la realizamos en Radio Universidad en homenaje a nuestra querida compañera guerrera que se nos fue tan rápido, “Vir”, “la Negra”.

En un contexto de crisis económica, la cual afecta en mayor medida a las mujeres y disidencias apostamos a fortalecernos juntas. A llenar los espacios de poder en los que siempre fuimos relegadas, como por ejemplo, el Sindicato de Prensa Bonaerense, nuestra herramienta gremial.

Por su parte, Julia Varela, otra de las integrantes, destacó la importancia de la Colectiva en estos tiempos: “soy una trabajadora de la comunicación más que engrosa las cifras de la precarización laboral y la atomización de los espacios laborales en esta era 2.0. Monotributista sin ningún derecho. No tengo vacaciones pagas, aguinaldo, aportes jubilatorios, obra social ni mucho menos, derecho a una indemnización si me despiden. Tengo tres trabajos que combino de manera simultánea todos los días, para poder generar un salario digno. Por eso, creo profundamente necesaria la existencia de un espacio de organización como es la Colectiva”.

Para otra de las integrantes, fotógrafa, Gabriela Hernández, la fortalece el saber “que somos de tanta diversidad de miradas y palos políticos que podemos concretar acciones con mucho desafío y producciones, con respeto y solidaridad buscando el fin común”.

“La expresión de una voluntad política por reconocer que somos trabajadoras de la comunicación, que tenemos intereses y objetivos comunes pero también potencia para cambiar lo que nos violenta, nos precariza, nos invisibiliza”, contó la periodista Gabriela Barcaglioni, trabajadora de Radio Provincia. Y agregó que formar parte de la colectiva implica entender que individualmente no se producirán los cambios.

Ahora es cuando. Las trabajadoras de prensa estamos convencidas y decididas a no retroceder. “estamos convencidas de que un buen periodismo se ejerce de manera colaborativa, solidaria, promoviendo valores democráticos y de igualdad. Desde una ética feminista, transformadora e inclusiva construimos nuestra organización gremial”, afirmó Paula Bonomi.

Somos Plurinacional

Cuando nos enteramos que en octubre de 2019 se realizaría el encuentro más grande de mujeres, lesbianas, trans y travestis en La Plata, capital de la provincia más importante del país y tierra querandí, no dudamos en hacernos cargo de la tarea importantísima que tendremos allí. Tanto para disputar el sentido de la comunicación sobre lo que realmente son los Encuentros de Mujeres, como también para ser parte de la Comisión Organizadora con nuestra especificidad. Se espera que sea el Encuentro más concurrido de la historia.

En ese sentido, impulsamos la campaña federal e internacionalista “Somos Plurinacional” para informar y dar cuenta de la importancia del cambio de nombre a 34º Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y No Binaries, es decir, nombrar y reconocer las múltiples identidades y nacionalidades. En suma, decenas de miles de compañeras que participaron el año pasado en Trelew, en la Patagonia Rebelde, tierra mapuche, lo exigieron y expresaron masivamente. “Lo que no se nombra, no existe”, lo sabemos muy bien.

Comentarios

- Advertisement -