La instalación del hipermercado COTO podría afectar a 2000 comercios locales

Así lo afirmó el presidente de la Federación Empresaria de La Plata, Gustavo Vétere, durante la reunión del Consejo Único de Ordenamiento Territorial. El bloque de Cambiemos defendió el proyecto señalando que traerá beneficios, y hasta evalúa pedir la modificación de normas provinciales para que la iniciativa avance.

“El terreno lo tenemos ahí, no en otro lado”, respondió uno de los representantes de la cadena COTO a la prensa, ante la pregunta de si tenían un “plan b” para la instalación del hipermercado en caso de que no obtengan la factibilidad municipal para hacerlo en 1 y 67, en plena zona residencial, donde según la normativa comunal y provincial no tienen permitido hacerlo.

La empresa no se baja. La gestión de Julio Garro, al parecer, tampoco. “Es una posibilidad pedir que modifiquen la ley provincial”, dijo hoy el concejal de Cambiemos Javier Mor Roig, titular de la comisión de Planeamiento, en la reunión del Consejo Único de Ordenamiento Territorial (CUOT), llevada a cabo esta mañana.

El edil se refería a la ley provincial 12.573 que le prohíbe a todos los municipios bonaerenses otorgar excepciones a hipermercados para que puedan instalarse en zonas no permitidas de las ciudades. El oficialismo parece estar dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias permitir la construcción de un imponente centro comercial en la manzana comprendida entre las calles 1, 67, 115 y 68, en un predio que hoy está en desuso.

El argumento principal es que se trata de un “vacío urbano”, un “espacio oscioso”, que por su magnitud (7.100 m²) necesita una inversión importante para que pueda ser valorizado. A su vez, remarcan que generará 200 puestos de trabajo, más los que se implementen durante la construcción. Y por último señalan que permitirá darle valor a la zona sur de la ciudad, en especial en ese sector que según el grupo empresario se encuentra “degradado”.

Sin embargo, lo que se gana por un lado se podría perder por otro. El presidente de la Federación Empresaria de La Plata, Gustavo Vétere, presente en la reunión del CUOT, señaló que “en general se calcula que este tipo de emprendimientos comerciales a gran escala tienen un impacto en una zona de 20 cuadras a la redonda. Eso es mucho más que la zona sur, afecta hasta el centro de la ciudad”.

“Hay no menos de 2000 comercios locales a 20 cuadras a la redonda. Esto podría destruir 500 empleos. O sea, creamos 200, pero eliminamos 500, estamos 300 abajo”, afirmó y luego hizo hincapié en la importancia que tiene el tejido comercial en la región: “hay 40.000 personas empleadas en comercios de la ciudad, y sólo 1.500 empleados en las grandes superficies comerciales”.

En ese sentido, señaló además que “los comercios locales son los que pagan los impuestos acá, consiguen sus recursos acá, y dejan el dinero acá, cosa que no pasa con ninguno de estos grandes emprendimientos. Pero los comerciantes locales no tenemos derechos a excepciones de este tipo”.

Abrir el grifo

Ana Herrán Castagneto, Victoria Tolosa Paz y Norberto Gómez fueron los tres concejales opositores del bloque del FPV-UC, que junto a Florencia Rollié (la opositora dentro de Cambiemos), formaron parte del encuentro celebrado hoy en el salón blanco de la Municipalidad, en el que los representantes de COTO asistieron a presentar los aspectos técnicos del proyecto.

Sin embargo, la presentación fue corta y en pocos minutos estalló la polémica, en el mismo tono en que ayer se expresó en la sesión del Concejo Deliberante. La oposición se aferra a la normativa vigente y afirma que habilitar una excepción como las que prevé el Código de Ordenamiento Urbano no sólo es ilegal (por la mencionada legislación provincial), si no que además abre la posibilidad a la instalación de otros emprendimientos de este tipo en otras manzanas ociosas de zonas residenciales de la ciudad, con los riesgos que esto podría acarrear en términos ambientales, comerciales y urbanos.

“Si se abre el grifo y se habilita esta excepción, cualquier privado puede venir a exigir lo mismo y construir donde quiere. ¿Por qué a otro se le diría que no, si habilitamos este? No puede ser que el interés de un privado defina el destino de la ciudad”, señaló Tolosa Paz, cuestionando la ausencia de planificación del crecimiento de La Plata. “En todo caso, discutamos qué hacer con todos los vacíos urbanos, resolvamos indicadores para todos, y a partir de ahí con reglas claras avancemos”, remarcó.

Los representantes de COTO se niegan de todas formas a hablar de “hipermercado”, y le bajan el tono a la magnitud de la obra. “Un hipermercado es a partir de los 10 mil metros cuadrados aproximadamente. Tampoco es un autoservicio, es un supermercado. Hay una tergiversación con respecto a la superficie. El proyecto tiene 23 mil metros cuadrados, pero estamos incluyendo dos subsuelos de estacionamiento, que ocupan la totalidad del terreno”, afirmaron.

Por su parte, tanto el representante del Colegio de Ingenieros como el de Arquitectos pidieron “no abortar el debate” y avanzar en un dictamen técnico urbanístico sobre el proyecto, contemplando que podría ser incluido como una de las excepciones establecidas en el COU, corriéndose de la discusión legal sobre el alcance de la normativa provincial.

En quince días este Consejo volverá a reunirse con intención de establecer un dictamen en torno a la iniciativa, que según el debate de hoy tendrá los previsibles rechazos de la oposición y aprobaciones por parte del oficialismo. De todas formas, todavía no está todo dicho. Es un año electoral y en la comuna medirán el impacto político que pueda llevar una decisión de este tipo. La discusión sigue abierta y la moneda está en el aire.

Comentarios