Concejo Deliberante caldeado en la previa de la Rendición de Cuentas

La oposición acusó a Cambiemos de haberle dado un tratamiento “exprés” al expediente que refleja los ingresos y gastos del 2018, y cuestionó la subejecución de partidas en áreas sensibles. Sin embargo el momento más tenso se generó cuando se trató un proyecto vinculado al espacio público de Tolosa que la Provincia le vendió Dacal: el oficialismo tuvo que acompañar inesperadamente una iniciativa opositora.

La sesión del Concejo Deliberante celebrada este mediodía tuvo algunos puntos de debate caliente, en lo que fue la antesala de la votación de la Rendición de Cuentas 2018, que hoy ingresó formalmente en el orden del día tras haber pasado por la Comisión de Hacienda, para ser tratado y votado en el recinto en el próximo encuentro del cuerpo, que será en quince días.

Algunos bloques de la oposición, como el Frente Para la Victoria-PJ y el Frente Para la Victoria-UC, ya habían expresado públicamente sus críticas a la subejecucuión de partidas en áreas sensibles, a la rapidez con que el oficialismo le dio despacho al expediente en la Comisión de Hacienda el jueves pasado, y al hecho de que no hubieran invitado a ese espacio a los secretarios de cada una de las áreas para que pudieran dar cuenta en profundidad de los gastos de cada sector.

Ni bien comenzó, la sesión de hoy, volvieron a expresar sus planteos y presentaron además un despacho en minoría. “El procedimiento llevado adelante en la comisión de Hacienda el jueves pasado impide poder tomar una dimensión exacta de todo lo que le requerimos a la comisión en términos de amplificar la rendición de cuentas, como así lo exige parte de la documentación que hemos solicitado”, señaló Victoria Tolosa Paz y agregó: “Con una reunión sola no alcanza para poder llevar acabadamente las preguntas que tenemos con respecto a la rendición de cuentas del ejecutivo municipal, y no queríamos dejar de mencionarlo en esta sesión porque seguramente la intención del ejecutivo es ponerlo a votación la próxima”.

“Nos hubiese encantado una Comisión de Hacienda que tuviese a los secretarios encargados de esa ejecución o sub ejecución en muchos casos, contando los motivos por los cuales esas subejecuciones se hicieron, perjudicando la vida de platenses que estaban esperando una mejora en la calidad de vida”, afirmó la edil.

Tolosa Paz luego aprovechó minutos después el tratamiento de un proyecto del oficialista Guillermo Ronga que planteaba publicitar en comercios la Linea 144 destinada a asistir a víctimas de violencia de género, para volver sobre el tema: “estamos hablando de un proyecto que visibiliza algo que nos preocupa. Pero no encontramos en la Comisión de Hacienda alguien que de la cara por la secretaría que tiene que llevar a cabo este tipo de políticas. No pueden tapar los 40 millones de pesos que se subejecutaron en un área tan sensible”, dijo en referencia a la Secretaría de Salud municipal.

En tanto, el presidente de la bancada de Cambiemos, Claudio Frangul, se limitó a responder: “La semana pasada se generó un despacho. La rendición de cuentas la vamos a estar tratando en quince días. Fue una reunión donde hubo funcionarios del Ejecutivo dando explicaciones, tomaron notas de dudas y observaciones que presentaron los concejales de la oposición, y va a haber devoluciones en estos días que nos quedan”.

El tiro por la culata

Si bien la sesión ya había comenzado caliente con los entredichos sobre la rendición de cuentas, y luego con largos intercambios acerca de algunas políticas públicas del Ejecutivo Municipal (centralmente las referidas al turismo y a la República de Los Niños), el punto mayor debate y tensión se dio al momento en que se trató un expediente presentado por Lorena Riesgo (FPV-PJ), acompañado por Florencia Rollié (la radical díscola del bloque de Cambiemos) y Gaston Castagneto (FPV-UC).

El proyecto planteaba el urgente tratamiento de una iniciativa que había quedado cajoneada, referida a los terrenos ubicados al costado de Avenida Antártida, en la zona de 7 y 528, que a fines del año pasado la Provincia decidió rematar, ya que eran terrenos de propiedad del Estado bonaerense, a pesar de que eran mantenidos por el Municipio y eran considerados espacios públicos locales.

“Un espacio público que era de la provincia de Buenos Aires, que durante 20 años la Municipalidad lo cuidó, lo mantuvo, que era parte de nuestro espacio público. De repente la Provincia lo remata y lo vende a un particular. En ese momento pedimos que el Estado municipal reclamara ante el Gobierno de la Provincia, pero esto no sucedió. Nosotros pensamos en establecer una normativa prohibiendo el cambio de indicadores urbanísticos de manera tal que ese lugar no se pudiera usar para construir porque es una zona inundable, pero este expediente tampoco se trató”, señaló Riesgo.

Es decir, ya a fines del año pasado cuando estos terrenos fueron rematados en el Concejo hubo proyectos que buscaron frenar la construcción allí, pero desde el Ejecutivo no se avanzó en la protección del lugar, por lo cual la inmobiliaria que los adquirió, Dacal, ya alambró el lugar la semana pasada anunciando que allí construirá oficinas comerciales, lo que generó una inmediata protesta vecinal. Esos lugares sufrieron de forma significativa la inundación del 2 de abril, cuestión que los concejales trajeron como argumento al recinto.

Si bien este proyecto presentado hoy, para pedir el urgente tratamiento de aquella iniciativa que planteaba prohibir el cambio de indicadores urbanísticos para que no se permitiera ninguna contrucción en esos terrenos, iba a ser derivado a una comisión, una intervención inesperada de la concejal Natalia Vallejos (Cambiemos), cambió la situación.

La edil, retomando las alusiones a la inundación del 2 de abril, propuso que se adelantara el tratamiento de otro expediente, que planteaba el repudio al fallo que condenó a una sola persona por aquella tragedia. Este expediente también iba a ser derivado a comisión, tal como se había acordado en Labor Parlamentaria, sin embargo, la concejal -sin consular a su bloque- mocionó que se votara en el momento, buscando de alguna forma comprometer al sector peronista a exponerse en un tema que no le sienta cómodo (teniendo en cuenta que los responsables políticos no juzgados por la inundación forman parte del Justicialismo).

Ante esto, Riesgo pidió que se votaran ahí en el recinto ambos expedientes juntos, agarrando el guante de los dichos de Vallejos, que vinculó ambos proyectos. Ahí el oficialismo era el que quedaba expuesto votando una iniciativa que lo pone en aprietos ya que quien está en falta con el problema generado con los expacios públicos de Tolosa que ahora son de Dacal es el Ejecutivo Municipal. A la concejal de Cambiemos, el tiro le había salido por la culata.

Ante el nerviosismo generado, “cuarto intermedio” dijo la Presidenta del Concejo Ileana Cid, buscando destensionar una situación que no tenía solución en el debate del recinto. Nuevamente se reunieron los presidentes de los bloques, revieron los acuerdos que habían generado en Labor y cortaron por lo sano: trataron y aprobaron ambos expedientes. Mano a mano, quedaron.

En quince días, habrá otra prolongada sesión en la que la Rendición de Cuentas será seguramente aprobada por la mayoría que tiene Cambiemos en el cuerpo, pero que posiblemente sea acompañada por alguno de los ediles opositores, al igual que sucedió con el Presupuesto 2019.

Comentarios

- Advertisement -